Cómo hacer agua micelar de forma casera

No hay duda, para cuidar la piel de nuestro rostro como se merece, hay principios básicos, reglas de oro de toda la vida que, a día de hoy, siguen funcionando. Uno de estos consejos heredados, que seguro en más de una ocasión tu madre, tu abuela, ha insistido en él, es limpiar de una forma […]
Belzia.com

No hay duda, para cuidar la piel de nuestro rostro como se merece, hay principios básicos, reglas de oro de toda la vida que, a día de hoy, siguen funcionando.

Uno de estos consejos heredados, que seguro en más de una ocasión tu madre, tu abuela, ha insistido en él, es limpiar de una forma profunda la piel del rostro.

agua micelar casera

Aunque esta recomendación, en alguna ocasión, te haya podido parecer un consejo de belleza sin importancia, debes saber que es el primer paso, imprescindible, que debes realizar si o si, antes de comenzar cualquier rutina beauty.

Y es que, desde nuestra opinión, muchas veces nos empeñamos en buscar y buscar los productos perfectos en el mercado, sin reparar en que lo de toda la vida de una forma complementaria, junto a nuestros cosméticos elegidos, también funciona.

Limpiar el rostro, tu primera lección de belleza

Ahora bien, esta teoría tan sencilla, necesita de unos necesarios minutos de práctica; llegados a este punto seguramente habrás reparado en lo mismo que nosotras: la falta de tiempo.

Como ya sabrás, dedicar unos minutos de nuestro preciado tiempo para mimar nuestra piel, en muchas ocasiones es casi una misión imposible debido al estrés.

Sin embargo, tenemos buenas noticias para ti, ya que en la actualidad puedes encontrar en el mercado productos de limpieza, que se adaptan a la perfección a nuestro frenético ritmo de vida.

Como ya sabemos, no es oro todo aquello que reluce, por ello es importante tener bien presente que no todos los productos limpiadores, en la marea de cosméticos que encontramos en el mercado, nos ofrecen las garantías y resultados que prometen.

En este artículo, queremos hablarte en concreto de una solución limpiadora, que se ha convertido en un imprescindible de nuestro día a día, ya que es específica para realizar esta misión de limpieza y encima, multiusos: el agua micelar.

Antes de continuar, queremos detenernos en este aspecto, ya que el carácter tan versátil de este producto también nos garantiza múltiples usos. Puedes encontrar los más destacados en el siguiente artículo; solo tendrás que hacer click en este enlace: los 10 mejores usos del agua micelar.

Pero, en esta ocasión queremos ir un paso más allá, para comentarte que además de adquirir este producto de una forma fácil y sencilla, ya sea en el mercado o de forma online, también existe otra atractiva alternativa: realizar desde casa tu propia agua micelar.

Si esto te interesa, no te preocupes, que en este artículo te ofrecemos toda la información que necesitas.

Un producto esencial en tu neceser: el agua micelar

Seguimos en nuestro camino, no antes, sin hacer de nuevo una breve pausa.

Antes de ponernos manos a la obra y contarte los pasos, ingredientes que tienes que incluir en tu receta casera, es importante que entiendas en que consiste el agua micelar y porque esta solución, se ha convertido en un producto esencial.

En este sentido, también queremos hacer una breve pausa y adelantarte en el siguiente enlace las mejores soluciones limpiadoras, que puedes encontrar en el mercado. Para conocerlas todas a fondo, clica en el siguiente enlace: mejores aguas micelares.

Uno de los primeros aspectos, que debes conocer sobre este producto, es que se trata de una poderosa solución limpiadora, que se caracteriza principalmente, por contar con un carácter multiusos.

En esta potente solución, encontrarás un buen aliado para agilizar tu limpieza diaria del rostro debido a que el agua micelar, es un limpiador, formulado a base de agua que se aplica en el rostro de forma directa, sin necesidad de ser enjuagado posteriormente.

Para completar esta misión, esta solución cuenta con dos cualidades, unificadas en un solo paso: desmaquillar y limpiar el rostro, con una sola pasada.

En esta doble acción, de nuevo, encontramos un oasis para acelerar tu rutina diaria de limpieza. Pero, si pensabas que aquí quedaba la cosa, ni mucho menos.

Otro beneficio destacado en este producto, es su capacidad tonificante y refrescante, que mantendrá tu piel tersa y uniforme, incluso si tu piel cuenta con un extra de sensibilidad y delicadeza.

De hecho, respecto a este último aspecto, también sumamos buenas noticias, ya que esta solución limpiadora está especialmente indicada para limpiar en profundidad las pieles más sensibles y atópicas.

Si tras comentarte alguno de los beneficios y garantías, que proporciona el agua micelar en tu piel, necesitas completar información, no desesperes, como siempre te ofrecemos los mejores artículos. Sólo tienes que cliclar en el siguiente enlace: agua micelar: qué es y para qué sirve.

Una solución limpiadora, con unos componentes muy especiales

Como en todo producto cosmético de calidad que se precie, el agua micelar no iba a ser menos, ya que su secreto mejor guardado es su propia formulación.

En este sentido, destaca sobre todo un componente estrella: las micelas. Por si no lo sabías, la este componente esencial del agua micelar, en realidad son unas moléculas muy compatibles con nuestros tejidos, capaces de retener toda la suciedad acumulada en nuestra piel.

¿Lo mejor? es que actúan en nuestros tejidos, sin dañarlos lo más mínimo, realizando una limpieza muy suave y profunda.

En su definición más técnica, estas moléculas son estructuras complejas que incluyen agentes limpiadores; estos agentes limpiadores cuentan con el don de adoptar diferentes formas concretas, pasando prácticamente inadvertidos, convertidos en microesferas.

Sin embargo, tras esta definición un poco más técnica, queremos que entiendas que las micelas son en realidad un destacado conjunto de moléculas, cuya misión principal es atraer y retener tanto el sebo, como la suciedad.

Para continuar con el proceso, una vez que las micelas consiguen retener la suciedad instalada en nuestro rostro, éstas la mantienen aislada y transportan los restos y excedentes a través del agua, eliminándolos completamente.

Su potente acción, cuenta con la eficacia suficiente para arrastrar las impurezas que se produce en nuestro organismo de forma natural, es decir: el sudor, las células muertas, la grasa o el sebo…entre otros.

Elabora desde casa, tu propia agua micelar

Como ya hemos visto anteriormente, el agua micelar cuenta con grandes cualidades, entre ellas brilla su capacidad para tonificar la piel.

Esto hace que, en ocasiones cueste distinguir o diferenciar este producto del tónico que con frecuencia incluíamos en nuestra rutina de belleza.

Para que esto no ocurra, y para que tengas 100 % claro qué es el agua micelar y en que se diferencia del tónico, contamos con el artículo perfecto para ti. Toma nota, tan solo tienes que clicar en el siguiente enlace: ¿agua micelar o tónico? aprende a diferenciarlos.

Ahora sí, tras interiorizar con todos nuestros sentidos en qué consiste este producto milagroso, ha llegado el momento de contarte la receta para realizar tu propia agua micelar casera.

Ya que en nuestro caso, somos bastante previsoras, queremos transmitirte que siempre antes de realizar cualquier cosmético casero, te asegures que incluyes los productos naturales más adecuados y apropiados para tu tipo de piel.

La mejor manera de acertar, para que no haya ninguna duda al respecto, desde nuestra opinión es consultar previamente con un especialista.

Una vez que este aspecto tan importante lo tenemos claro, entonces, ha llegado el momento de preparar nuestra propia agua micelar.

preparar agua micelar casera

Préstanos unos minutillos de tu preciado tiempo y toma nota de todo lo que necesitas, para su sencilla y rápida elaboración.

¡Allá vamos!.

Incluye en tu receta, los mejores ingredientes naturales

Para comenzar, en la receta que te mostramos a continuación, destacan sobre todo los propios ingredientes que la formulan.

De este modo, tan sólo necesitarás hacerte con lo siguiente:

  • Agua destilada, 61 gr.
  • Agua de rosas, 15 gr.
  • Gel de aloe vera, 15 gr.
  • Extracto de pepino, 2 gr.
  • Glicerina, 3 gr.
  • Décil glucósido, 3 gr.
  • Geogard (o también conocido como cosgard).
  • Ácido láctico (sólo lo necesitaremos si tenemos que reducir el PH de nuestra solución limpiadora).

Para continuar, una de las características principales de esta receta, es que incluye un buen número de ingredientes hidratantes y calmantes.

Esto, es un dato esencial que debes saber, ya que tras su aplicación no necesita enjuague y los componentes permanecerán en nuestros tejidos durante un tiempo.

Como siempre, tenemos buenas noticias, no debes preocuparte en absoluto, te explicamos a continuación las características y los beneficios que aporta y suma cada ingrediente, de tu futura agua micelar casera:

Agua de rosas

Muy conocida por sus usos tan amplios y sus beneficios, este primer ingrediente te resultará muy sencillo de encontrar en cualquier tienda o herboristería.

Junto con su actividad como tónico, muy eficaz por cierto especialmente aplicado en las pieles más delicadas y sensibles, resultará ser un gran aliado en nuestra receta casera para controlar los brotes de acné, el enrojecimiento de la piel o la irritación cutánea.

Decyl Glucoside

En esta receta casera, no puede faltar la presencia de un tensioactivo. Su actividad resultará fundamental, siendo en esta ocasión uno de los encargados principales de llevar a cabo la tarea de limpieza, en nuestro rostro.

Para sumar beneficios, nos hemos decantando esta vez por el decyl glucoside, sin embargo debes saber que no se trata del único tensioactivo que puedes incluir.

En esta línea, de tensioactivos no iónicos, suaves, encontramos por un lado el coco glucoside y por otro lado, el lauryl glucoside.

El coco glucoside, es un eficaz derivado del coco y la glucosa; en este sentido, el lauryl glucoside, no significará ningún riesgo para tu piel, siendo también un tensioactivo muy similar.

Aloe vera líquido

Para seguir con nuestra receta, también queremos incluir un ingrediente natural, que multiplicará los beneficios calmantes e hidratantes. El gel de aloe vera, debido a sus numerosas propiedades será un componente que no debe faltar en tu agua micelar casera.

Sus cualidades, son todo ventajas:

  • Cuenta con una gran capacidad para tratar y mantener en un estado óptimo, cualquier tipo de piel (desde las más vulnerables y delicadas o incluso las pieles más grasas y complejas).
  • Resultará muy adecuado para mantener los tejidos bien humectados e hidratados, debido a que el gel de aloe vera no ofrece amplias cualidades filmógenas. Esta actividad, tan hidratante, se debe en gran parte al trabajo realizado por los mucílagos, fibras con grandes capacidades para retener durante todo el día, el agua en nuestra piel.
  • El gel de aloe vera, también es antiinflamatorio, reepitelizante e inmunomodulador.
  • Cuenta con amplias propiedades calmantes, cicatrizantes y regenerativas.
  • Es una gran ayuda para estimular y potenciar la formación de nuevas células cutáneas.
  • Su eficacia para mejorar la piel con cicatrices o quemaduras solares, está demostrada, siendo un perfecto after sun.

Extracto de pepino

En el extracto de pepino, los resultados también son visibles en la piel, ya que este componente natural es muy conocido por ofrecer cualidades antiinflamatorias y astringentes.

Gracias a esta actividad, el pepino se incluye en numerosos productos cosméticos y tratamientos de belleza, desde antaño.

En nuestra receta casera, debemos tener presente incluir la cantidad justa de extracto de pepino, es decir la cantidad recomendada (2 gr.). Esto se debe, a que en su base el extracto de pepino, incluye glicerina.

Aportar un exceso de glicerina, puede acabar dando como resultado una densidad final, poco deseada.

Geogard o cosgard

En el geogard, encontramos uno de los principales conservantes que gozan de un amplio espectro, contando con un uso muy apropiado para realizar cosméticos caseros, ya que este componente cuenta con certificado Ecocert.

Con poca cantidad de este conservante, evitaremos que en nuestra agua micelar casera, se formen bacterias y hongos.

Glicerina

La glicerina, es otro ingrediente estrella, también natural que no podía faltar en nuestro listado.

Entre sus propiedades destacadas, brilla su capacidad antiage, siendo un ingrediente con grandes dotes para mantener tensa y lisa nuestra piel.

Por otra parte, muy relacionada con esta actividad anti-envejecimiento, otra cualidad de la glicerina es su poder nutrir e hidratar la piel en profundidad.

Debido a sus capacidades humectantes y filmógenas, conseguiremos retener las cantidades de agua necesaria, tan aclamada por nuestra dermis.

Agua destilada

Otro de los componentes que conforman esta receta, es el agua destilada.

Este ingrediente puede ser reemplazado por agua hervida, sin embargo, te aconsejamos que utilices agua destilada.

¿Los motivos? el agua del grifo, a veces, puede contar con la presencia de agentes algo perjudiciales, como los microbios.

Ácido láctico

Como te hemos comentado, incluir ácido láctico en esta receta de agua micelar casera, no es algo que sea estrictamente necesario.

De hecho, sólo debes incluirlo si tienes que reducir, mantener bajo control el ph de la misma.

El ph idóneo, debe estar siempre entre 5 y 6.

Aceites esenciales

Si quieres multiplicar los beneficios de tu receta casera, un gesto muy recomendable es incluir aceites esenciales.

Lo más certero, es que no incluyas demasiada cantidad, de los aceites esenciales elegidos, tan solo unas gotas.

Este dato, debes tenerlo presente, ya que si añades una cantidad excesiva de aceite, éste flotará y quedará suspendido en la superficie.

Si no eres muy fan de los aceites esenciales, también puedes sustituirlos por hidrosoles o aguas florales, aportando así un agradable olor a tu receta.

Aceite de jojoba

aceite de jojoba y agua micelar casera

Soluble en aceite, el aceite de jojoba, es un reconocido humectante que aportará una gran cantidad de nutrición y elasticidad a tu piel.

Incluido en esta receta que te proponemos, será un gran aliado para facilitar y agilizar tu rutina de desmaquillar el rostro, eliminando de este modo los restos y excedentes que reposan en la piel.

De nuevo, te recomendamos que no incluyas demasiado aceite de jojoba, sólo con una gotitas será más que suficiente. De lo contrario, puede permanecer en la superficie y enturbiar nuestra solución limpiadora.

Igualmente, si tras aplicar pocas gotas, esto ocurre y el aceite sale a flote en la superficie, solo tendrás que agitar varias veces el envase antes de aplicar el agua micelar, consiguiendo de este modo que la mezcla resultante sea homogénea.

Prepara tu receta casera siguiendo 4 sencillos pasos

Tras conocer a fondo los ingredientes que componen la receta, para su elaboración sólo tendrás que seguir estos sencillos pasos que te proponemos a continuación:

  1. Antes de comenzar, lo primero que debes realizar es pesar y comprobar que todos los componentes utilizados están incluidos en la medida adecuada.
  2. Enseguida, una vez hayamos comprobado esto, combinaremos el gel de aloe vera líquida, el agua de rosas, la glicerina y el extracto de pepino.
  3. Para continuar, mientras mezclamos los ingredientes mencionados, iremos agregando lentamente el decyl glucoside. Enseguida, continuaremos mezclando, hasta que consigamos un resultado homogéneo y uniforme.
    Mientras realizas esta mezcla, presta atención a no realizarla de una forma muy enérgica, ya que podría formarse demasiada espuma.
  4. Continuaremos, incorporando el conservante y añadiremos el resto de componentes “extras” que quieras incluir en tu receta de agua micelar casera.
  5. Finalmente, cuando la espuma esté bien asentada, debes añadir el agua micelar resultante en un envase. Te aconsejamos que éste, cuente con dispensador o una tapa abatible, de este modo te resultará más sencilla su aplicación.

Pero…¿cómo debo aplicar el agua micelar?

Es muy frecuente que por desconocimiento, frecuentemente, no reparemos en la importancia que tiene una aplicación adecuada del producto cosmético elegido.

Por este motivo, te recomendamos que tengas presente, que aplicar de una forma adecuada tu agua micelar elegida, ya sea casera o no, es casi igual de importante que el propio producto en sí.

No seguir unos pasos correctos, puede hacer que el producto no nos ofrezca los resultados buscados y además, permanezcan restos o excedentes indeseados.

Evita una limpieza excesiva del cutis

Por otra parte, también hay que tener en cuenta el número de veces que debemos realizar este gesto, ya que limpiar el rostro de una forma excesiva puede afectar y dañar la barrera natural que protege nuestra dermis.

Para evitar que esto ocurra, te aconsejamos que limpies la piel de tu rostro tanto por la mañana, a primera hora como por la noche, justo antes de irte a dormir.

A primera hora, conseguirás eliminar los restos acumulados y producidos durante la noche, ocasionados por ejemplo, debido a la sudoración.

Por otra parte, es esencial que antes de dormir retires tanto los restos de maquillaje, como los excedentes acumulados.

Los motivos, seguro que ya los conoces, pero igualmente te refrescamos la memoria, porque no retirar, por ejemplo, el maquillaje, puede no solo ocasionar arrugas prematuras sino que también, puede obstruir los poros de tu piel de una forma significativa.

Para evitar esto, a toda costa, no olvides de utilizar agua micelar justo antes de regalar a tu cuerpo, unas merecidas horas de descanso.

Te estarás preguntando, cómo o que pasos hay que seguir, por este motivo nosotras te proporcionamos toda la información que necesitas saber, tanto para limpiar de una forma adecuada la piel del contorno de tus ojos, como la dermis de tu rostro.

¡Comenzamos!, limpia de forma correcta el contorno de ojos

limpiar el contorno de ojos con agua micelar

La piel que se encuentra alrededor de tus ojos tiene unas características más que especiales, por este motivo, limpiarla a fondo también es una tarea que no debemos olvidar.

Lo primero, es que la dermis del contorno es hasta cinco más veces más fina que la piel que conforma tu rostro. Este dato, habla por si solo, siendo vital que extremes la precaución y la delicadeza a la hora de limpiar esta zona.

Pero no desesperes, que nosotras de nuevo tenemos los pasos que debes seguir, para limpiar de una forma adecuada el contorno de ojos:

  1. Para limpiar bien el área del contorno, lo primero que debes hacer es empapar con abundante agua micelar dos discos de algodón.
  2. A continuación, siempre teniendo muy presente que este perímetro es delicado, presionaremos suavemente sobre nuestros párpados, retirando muy lentamente la suciedad y el maquillaje.
  3. Seguiremos el proceso, hasta que todo el área quede bien limpia, sin restos o excedentes.
  4. Para finalizar, con la ayuda en esta ocasión de un bastoncillo impregnado en agua micelar, retiraremos los restos de delineador y de máscara de pestañas.

Retira la suciedad e impurezas del rostro

Junto con las pasos que debemos seguir, para retirar el maquillaje en el contorno, a continuación, seguiremos con nuestra rutina de limpieza eliminando el maquillaje, la suciedad de la piel de nuestro rostro.

Los pasos, también son muy sencillos, toma nota:

  1. En primer lugar, también impregnaremos dos discos de algodón con una cantidad suficiente de agua micelar.
  2. Continuaremos limpiando con el disco de algodón, bien empapado, la zona de la frente, pasando posteriormente por la zona de las mejillas.
  3. Enseguida, completa la rutina retirando tanto los excedentes de la nariz, como de la barbilla.
  4. Antes de terminar, limpiaremos y retiraremos el maquillaje de la zona de los labios.
  5. Finalmente, no debemos pasar por alto la zona del cuello y el escote, dos áreas que en muchas ocasiones pasan inadvertidas.

Apuesta siempre por los cuidados saludables

Esperamos que este artículo os haya servido de gran ayuda, para conocer un poco más a fondo este milagroso producto cosmético, de una forma natural y casera.

Recuerda que los cuidados de la piel, siempre deben estar acompañados de cuidados internos. Con esto nos referimos, a que no sólo debes mimar tus rostro aplicando cada día cosméticos en la piel, sino que además es fundamental que sigas, cada día, un estilo de vida saludable.

En este sentido, evita malos hábitos como el consumo de alcohol o tabaco y apuesta siempre, por seguir una alimentación sana, repleta de frutas, verduras y hortalizas.

Incluye en tu neceser productos que contengan ingredientes naturales, que sean de alta calidad y que ofrezcan garantías testadas.

Evita el uso de productos que cuenten con un exceso de químicos, dañinos no solo para tu piel, sino también para tu salud.

¡Cuídate mucho y hasta pronto! 🙂

cuidados saludables y agua micelar

También te puede interesar