Mi experiencia con Nivea Q10 Antiarrugas

Lograr frenar el paso de los años, como ya sabemos, es algo imposible, sin embargo si es posible minimizar sus impactos en nuestra piel utilizando productos, cosméticos concretos que nos ayuden a trabajar estos signos que de una forma natural la edad, trae consigo. La gran cantidad de cosméticos que podemos utilizar para dicho fin […]

Lograr frenar el paso de los años, como ya sabemos, es algo imposible, sin embargo si es posible minimizar sus impactos en nuestra piel utilizando productos, cosméticos concretos que nos ayuden a trabajar estos signos que de una forma natural la edad, trae consigo.

La gran cantidad de cosméticos que podemos utilizar para dicho fin es tan amplia, que a veces puede resultar algo difícil de gestionar porque a veces no damos con la crema correcta, la elegida a la primera.

Para ayudarte en este proceso he querido centrar esta vez mi mirada en un producto en concreto que lleva tiempo despertando mi curiosidad y mi interés: la crema antiarrugas Q10.

Ya que me decidí a probarla, pensé que os sería de gran ayuda compartir con vosotros mi experiencia con esta conocida antiarrugas, ya que es un cosmético que casi nunca falla en las estanterías de cualquier supermercado.

Una vez que crucé la barrera de los 30 años decidí comenzar a cuidar mi piel un poco más en serio, que cuando estaba inmersa en los 20.

Simplemente, porque de una forma natural mi cutis no reaccionaba del mismo modo que antes lo hacía, con algunas cremas que únicamente me ofrecían hidratación, y que en ese instante me funcionaban, porque mi rostro únicamente necesitaba estar hidratado sin más.

Pero, igual que las necesidades personales cambian con la edad y con el paso de los años, también lo hacen las necesidades de nuestra piel.

Justo en este instante comprendí que a partir de esta edad iba a tener que tomarme un poco más en serio esto del cuidado facial y utilizar cosméticos que no solo me ofrecieran cualidades humectantes, sino que también debían añadir algo más: cualidades anti-edad, que trabajen en el rostro mejorando los signos de la edad.

Por este motivo, comencé a fijarme de una forma más a conciencia en las cremas que utilizaba en el rostro y sobre todo preocupándome de las formulaciones, de los cosméticos que utilizo, apostando por cosméticos más saludables y que contengan componentes más naturales.

Dicho esto, manteniendo esta preocupación por la cosmética que suelo utilizar a diario, me armé de valor para probar este cosmético de Nivea, y sinceramente, tengo que añadir desde ya mismo, que esta firma de cosméticos no está en mi lista de favoritas.

Pero, como nunca está de más probar productos diferentes, justo había llegado el momento adecuado de probar este fluido, que imagino estarás deseando saber de una vez por todas, si te lo recomiendo o sencillamente, he decidido dejarlo en el cajón del olvido.

Para conocer cuál ha sido finalmente mi veredicto tendrás que leer el post completo, pero no te preocupes que prometo ser clara y concisa, para que de una vez sepas si esta crema está hecha para ti y si es compatible con las necesidades que tu piel requiere.

Como he probado tantísimos cosméticos, a día de hoy ya cuento con una opinión un poco más formada, así que antes de continuar, os propongo hacer una breve pausa para conocer los mejores tratamientos. Esta sencilla lectura, la tienes en este link: tratamientos antiarrugas que realmente funcionan.

Conoce todas las propiedades de Nivea q10 Antiarrugas

Propiedades de la Nivea Q10 Antiarrugas

Intenta que este texto os resulte práctico, cómodo y sencillo, os propongo de primeras un reto: intentar comprender una a una las principales características que definen a este cosmético. Para ello os detallo uno por uno los aspectos que he ido comprobando por mi misa, tras mi experiencia personal.

1. ¿Qué es esta crema y para qué podemos utilizarla?

Seguramente os habrá sucedido en alguna ocasión en la que os iniciáis en el uso de un cosmético, que no os suele quedar muy claro que trata exactamente el producto en cuestión.

Pues bien, en este caso, la verdad es que no hay dudas, porque en este caso hallaremos un producto con textura cremosa que se dedica al cuidado de la piel en diferentes sentidos: para hidratarla, hacer que recupere un estado saludable y además, mejorar su firmeza, alisando las arrugas.

O al menos esta es la primera definición que la firma de cosméticos añade, que esto sea más o menos cierto, lo iremos comprobando, poco a poco.

En este sentido este cosmético antiage para mejorar la piel del rostro, del cuello y del escote, contiene ciertas propiedades que son compatibles con las dermis más maduras, es decir, en aquellas pieles en las que ya asoman algunas arruguitas.

También advertimos, al tratarse de un fluído que se recomienda utilizar durante el día que incluye algo de protección solar, FPS 15 +. Aunque, de igual modo, también advertimos que este porcentaje de protección solar es muy bajo.

En este cosmético se combina coenzima Q10 y creatina, un dúo que promete ser un aliado fantástico en la mejora de arrugas, ayudando a nuestra piel a aumentar la producción de colágeno, alisándola y haciendo que luzca menos fatigada, apostando por una piel luminosa y llena de vida.

Pero, ¿realmente esto sucede de este modo? ¿o de nuevo estamos ante un caso de publicidad y marketing, del que no podemos fiarnos demasiado?. Esta pregunta, mientras revisaba las características de esta crema, retumbaba en mi cabeza una y otra vez.

Por lo pronto, también entendí mucho mejor las características que promete, siendo las más esenciales éstas que os muestro a continuación:

  • Cuenta con un envase de una cantidad de 50 ml.
  • Se trata de una versión mejorada, en la que se incluyen componentes antiage como la creatina, en un mayor porcentaje.
  • Cuenta con filtros de protección FPS 15.
  • Se trata de un producto que ha sido testado, pasando controles dermatológicos.
  • Se trata de lo que se conoce como cosmética low-cost, es decir, cosmética de una calidad media (tirando a baja) que no sobrepasa, en este caso, los 8 €.
  • Se trata de un producto que podemos utilizar tranquilamente en todos los tipos de pieles, o al menos esto nos aconseja la firma Nivea.

2. Listado de componentes y formulación

En este cosmético de gama media, encontraremos un par de principios activos que despertaron mi curiosidad, aunque no se encuentren con la presencia y los porcentajes que me gustaría.

Los más destacados son:

Coenzima Q10

Es un apoyo fundamental para la piel ya que su función es neutralizar gran parte de los daños que están asociados con los agentes externos y radicales libres.

Es muy eficaz para hacerle frente a los daños de los rayos UVA, evitando los signos de envejecimiento en la piel prematuros, una de las consecuencias más evidentes del foto-envejecimiento. Del mismo modo, la coenzima q10 consigue reducir y mejorar las líneas de expresión.

Creatina

Este aminoácido además de mejorar nuestra condición física, también muestra sus beneficios en nuestra piel aportando un extra de juventud, ya que se conoce por sus capacidades anti-edad.

Las dos características principales por la que se conoce la creatina son: minimizar los surcos que se han ido presentando en nuestro rostro con el paso de los años y combatir la flacidez en la piel. Además también se conoce por sus dotes para prevenir los rayos del sol.

Junto con la creatina y la coenzima Q10 también hay que mencionar que en este cosmético también encontraremos otros ingredientes de orígen sintético, que obviamente, no son nada saludables.

Si prefieres los componentes naturales, en el siguiente enlace te recordamos cómo puedes hacer tus propias recetas caseras: cómo hacer una crema antiarrugas casera.

3. Aplicación y modo de uso

Nos tiene que quedar claro que se trata de un cosmético para usar de día, así que será algo determinante, ya que en mi caso la verdad es que siempre me he decantado por opciones que se pueden utilizar de día y de noche.

De hecho, es muy habitual encontrar cremas anti-edad que se aplican de este modo, dos veces en la jornada, para ofrecernos un mayor tratamiento.

Aunque no olvidemos que lo realmente importante es que se trate de cosméticos que sean antiage y que cumplan con las funciones que nos prometen, independientemente de cuánto debamos usarlos.

Para la aplicación de este cosmético, os propongo la siguiente rutina:

  • Utiliza esta crema por las mañanas, pero antes, realiza una limpieza que sea profunda para eliminar la suciedad del rostro.
  • Yo suele limpiar mi piel con agua templada, ya que si está excesivamente caliente, me siento el cutis demasiado reseco. En esta limpieza suelo utilizar un cosmético que ya conocéis de sobre, un limpiador infalible: el agua micelar. Si no tienes muy claros los usos y funciones de este limpiador, te aconsejo que leas este texto: agua micelar, para qué es y para qué sirve.
  • Cuando cuento con algo más de tiempo suelo realizar una doble limpieza, retirando la grasa con un aceite natural, por ejemplo, aceite de coco y finalizando este proceso con agua micelar.
  • Al terminar la limpieza del rostro y asegurarme que no quedan restos de excedentes, extendí el contorno de ojos y el sérum que suelo utilizar de una forma habitual. Una vez terminado este proceso añadí directamente la crema de Nivea q10.
  • Os recomiendo aplicarla mediante suaves masajes para que penetre mejor en la piel, ya que de lo contrario puede tardar un poco en absorberse. Continuaremos la aplicación en el cuello y en el escote, dos zonas donde las arrugas también suelen estar presentes con la edad.
  • Un último paso de este proceso, aunque este cosmético contiene SPF 15 +, es necesario aumentar el factor de protección para nuestro cutis esté realmente protegido. Por ello, finalicé la aplicación añadiendo un factor de protección 50 + o pantalla total. No te preocupes por el exceso de grasa o los brillos, porque hoy en día existen protectores solares que tienen texturas muy ligeras, que podemos utilizarlos a modo de base, antes del maquillaje y encima, estaremos protegiendo como debemos nuestra tez.

4. Propiedades del envase

La comodidad de este envase es un hecho, porque contiene un sistema bastante sencillo en el que tan sólo tendremos que abrir una tapa para utilizarlo enseguida, de una forma muy práctica.

Sin embargo, hay un pequeño problema porque, antes de introducir las yemas de los dedos en este producto hay que asegurarse que tenemos las manos bien limpias, porque sino podemos contaminarlo.

Si el producto se contamina, esto afectará de una forma negativa a sus propiedades. En cuanto al envase en sí, es de vidrio, por lo que debemos tener también cierto cuidado los días en los que vamos con prisas, porque podría llegar a romperse de una forma relativamente sencilla.

5. Textura y aroma

La textura de este cosmético es bastante cremosa, así que al extenderla podemos llegar a notar que tarda en absorberse. No aporta una sensación demasiado pegajosa, eso sí, porque de lo contrario notaremos que nuestra piel está más suave y que contamos con una sensación confortable.

Otro de los puntos que me gustó de este producto es su aroma, porque aunque sea un olor bastante sintético, he de reconocer que los perfumes de Nivea, me recuerdan a mi años de juventud. Sobre todo, el mítico envase azul de la crema corporal.

Añoranzas aparte, aunque el aroma de este fluido guste bastante, las pieles sensibles deberán estar alerta, porque los perfumes sintéticos pueden provocar reacciones alérgicas.

6. ¿Funcionará esta crema en mi piel?

Esta fue la primera pregunta que me formulé, porque si nos fijamos con un mayor detenimiento en lo que ofrece este producto, podemos advertir en primera instancia que está pensado para pieles que han alcanzado cierta madurez.

En mi caso aún no cuento con arrugas muy profundas o marcadas, sólo pliegues superficiales y algunas arrugas de expresión, así que partiendo de este aspecto, puedes hacerte una idea.

Por lo tanto, en principio este cosmético debe utilizarse únicamente si contamos con una piel madura en la que los signos de la edad sean más evidentes: haya aumentado la pérdida de elasticidad, la piel esté menos firme, contemos con más arrugas de expresión o nuestra piel esté más apagada.

Hasta aquí os he contado todas las propiedades de este cosmético, pero, por supuesto queda un último apartado final, donde os cuento de una forma más amplia cual ha sido mi experiencia real este producto.

Mi experiencia con la crema facial de Nivea Q10

Con las grandes firmas de cosméticos, no es de extrañar que nos prometan una cantidad de beneficios y cualidades extraordinarias en los productos que nos ofrecen, pero una vez que nos hemos decidido a probarlos esta realidad difiere bastante de lo prometido.

Con esto no quiero decir que a veces algunas de estas premisas se cumplan y sean reales, pero hay muchos beneficios que sencillamente, no están incluidos o nuestra piel no responde de la manera que nos gustaría.

En este sentido, la firma de cosméticos Nivea se trata de una firma consolidada en la que básicamente encontraremos cosméticos a un buen precio, que podemos denominar como cosméticos low-cost, por lo que no estará de más tener en cuenta que sus productos no presentarán una calidad o unos ingredientes excepcionales, algo que ya de primeras no resulta de mi agrado.

Eso sí, estas cremas son asequibles a la gran mayoría de los bolsillos y para salir de un aprieto, la crema antiarrugas de Nivea no está nada mal, pero en mi caso, no sería mi cosmético de referencia, el elegido para hidratar mi piel todos los días porque prefiero utilizar cosmética que sea más natural y contenga menos componentes de origen sintético.

En esta ocasión me animé a probar este antiarrugas por su precio, ya que su precio es muy bajo, menos de 8 €. Aunque ya tenía mis sospechas de que los resultados no serían óptimos, preferí comprobarlo, aun así, por mi misma.

He estado durante 4 semanas utilizándola para darle algo de margen a los resultado y ver como iba evolucionando en mi rostro su aplicación, pero después de este tiempo ha sucedido lo que ya me temía y es que los pequeños pliegues que tengo en mi piel siguen tal cual, intactos.

Únicamente he notado que mi piel está más jugosa, es decir, más hidratada y elástica. Otro de los puntos positivos que puedo destacar es que aporta una sensación confortable y fresca.

No me ha causado irritaciones y eso que mi piel es muy delicada, así que como aspecto positivo podemos señalar que su uso es adecuado para pieles delicadas. Además tampoco me ha aportado grasa ni brillos.

Otro inconveniente a destacar es que su envase, a pesar de ser cómodo, no es muy higiénico, ya que es bastante fácil contaminarlo al extender esta crema sobre el rostro.

En este sentido, otro punto algo negativo es que el FPS para proteger la piel del sol que contiene es realmente bajo, casi, como si no llevase nada. Es algo bastante significativo, así que debemos incluir un factor de protección 50 + que sea adecuado y que realmente cumpla su función.

Para finalizar, os cuento que su composición es lo que menos me ha gustado, de hecho, no lo usaría a diario precisamente por sus ingredientes, ya que, como os he contado, prefiero las formulaciones más naturales y menos artificiales, ya que proteger nuestra salud es importante.

Gracias a esta nueva forma de ver y entender la cosmética, ahondando en el tema de las formulaciones respetuosas, que tuviesen ese plus de ingredientes naturales y activos, y si se encuentran en altos porcentajes, mucho mejor, encontré una firma de cosméticos que no me canso de recomendar: Nezeni Cosmetics.

Todos los productos de esta firma son una auténtica maravilla natural, pero en concreto, buscando ese plus de tratamiento, os aconsejo que probéis la crema antiage de Nezeni Cosmetics.

Ofrece un tratamiento intensivo para mejorar las arrugas e hidratar la piel, elaborada de una forma exclusiva con ingredientes naturales. Tal es su eficacia que conseguiremos mejorar la profundidad de las arrugas hasta un 55 %, gracias a componentes de calidad como el cobiolift o el TEN´S UP.

Propiedades crema Nivea Q10

Ahora conoces a fondo mi experiencia con la crema Nivea Antiarrugas Q10, espero que te haya servido para comprender mejor qué nos ofrece y cuales son sus ventajas y sus inconvenientes.

Protege y cuida tu piel de una forma natural, ¡conseguirás buenos resultados y encima estarás cuidando tu salud!.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar