Té rooibos: el mejor té ideal para embarazadas

El té rooibos ha venido utilizándose tradicionalmente tanto como bebida como remedio medicinal con el fin de tratar los cólicos infantiles, la ansiedad, el insomnio y determinadas afecciones de la piel, gracias a que no contiene cafeína o teína, y por sus cualidades calmantes y relajantes. Se trata de un té cuyo origen lo encontramos en […]

El té rooibos ha venido utilizándose tradicionalmente tanto como bebida como remedio medicinal con el fin de tratar los cólicos infantiles, la ansiedad, el insomnio y determinadas afecciones de la piel, gracias a que no contiene cafeína o teína, y por sus cualidades calmantes y relajantes. Se trata de un té cuyo origen lo encontramos en Sudáfrica, convirtiéndose en un remedio herbal  tremendamente popular en otras partes del mundo a partir de la década de los años 60, aunque a nuestro país, por ejemplo, tardó un poco más en llegar oficialmente.

Té rooibos en el embarazo

Está elaborado con hojas de un arbusto conocido con el nombre de Aspalathus linearis, que generalmente es cultivado en la costa occidental de Sudáfrica. Y a pesar de ser un té, no está relacionado con el té verde o el té negro, motivo por el cual es habitualmente denominado como un té de hierbas, de la misma manera que también lo es la manzanilla o la tila.

Qué cualidades ofrece el té rooibos

Posiblemente el té rooibos sea el mejor té para las mujeres embarazadas, ya que contiene cantidades elevadas de antioxidantes naturales, además de calcio y magnesio. No aporta prácticamente cafeína, y es útil con la digestión, previniendo el reflujo ácido y el estreñimiento.

De hecho, beber té rooibos en el embarazo ha demostrado ser más adecuado y saludable desde el punto de vista médico en lugar de beber té blanco, té negro, té verde o té rojo. Y es mucho más seguro beber rooibos con moderación en comparación también con otra de las bebidas más consumidas: el café.

Es ideal para aliviar las náuseas y los vómitos, tan comunes en el embarazo, especialmente en las primeras semanas, cuando surgen las conocidas como náuseas matutinas. Por otro lado, suministra los nutrientes necesarios a las diferentes células sanguíneas, como es el caso del hierro o otras vitaminas. Aumenta la absorción del hierro en el cuerpo, lo que está relacionado con tener unos huesos sanos. Además, fortalece los huesos, aumentando el contenido mineral de éstos, al aportar calcio, zinc, manganeso y flúor.

Se convierte también en un excelente relajante, teniendo efectos beneficiosos relacionados con la depresión o la ansiedad. En definitiva, es una opción natural maravillosa a la hora de calmar los nervios y la tensión nerviosa típicamente habitual en el embarazo, especialmente en el caso de que se trate de un embarazo primerizo.

Pero, en lo que se refiere al embarazo, el té rooibos es ideal porque alivia las náuseas matutinas, los calambres abdominales, el estreñimiento y la hinchazón de las piernas como consecuencia de la retención excesiva de agua. Todo ello molestias tan habituales y comunes a lo largo de toda la gestación.

Beneficios del rooibos en el embarazo

¿Existen contraindicaciones en el embarazo?

Desafortunadamente, se desconoce la cantidad de té rooibos que es seguro consumir en el embarazo y en la lactancia. aunque debido a su nulo contenido en cafeína o teína (en definitiva, en sustancias estimulantes), sí es considerada como una bebida segura en la gestación. Siempre y cuando, claro está, se consuma con moderación y nunca en cantidades excesivas. ¿Y qué es lo recomendable? Tomar de 1 a 2 tazas por día, no superando esta cantidad. No obstante, antes de tomarlo se recomienda consultar al médico.

En el caso particular de la cafeína, mientras que los tés de hierbas contienen alrededor de 0,4 miligramos de cafeína por taza, los considerados como tés no herbales (como ocurre con el té negro, el té verde o el té oolong), contienen alrededor de 40 a 50 miligramos por taza.

En este sentido, un estudio encontró que aquellas mujeres que consumían más de 200 miligramos de cafeína al día presentan el doble de riesgo de sufrir un aborto espontáneo, en comparación con aquellas que evitaban este tipo de bebidas.

Por otro lado, el té rooibos tiene pocos efectos secundarios conocidos, interacciones farmacológicas u otros riesgos para la salud. Es más, incluso para las mujeres embarazadas, el té rooibos parece ser seguro para el consumo.

¿Cuánta cantidad es segura?

Es fundamental escuchar a tu cuerpo, en especial cuando estás embarazada. Si por alguna razón presentas algún tipo de sensibilidad al té rooibos, lo más adecuado es evitarlo.

Sin embargo, si no tienes ningún tipo de efectos negativos o secundarios, y consumirlo te sienta bien, entonces como te comentábamos anteriormente lo más adecuado es tratar de beber un par de tazas al día (entre 2 a 3 tazas diarias).

También te puede interesar