Llega el momento de relajarse

Belzia.com

Bañera Tras varias horas de pie, las extremidades acumulan sangre “mala”, con tóxinas y pobre en oxígeno y elementos nutritivos. El resultado son las llamadas “piernas cansadas”. Algunos cuidados extra te van a ayudar a eliminar esta carga.

En casa, prepara un baño de agua caliente con unas gotas de lavanda y sumerge las piernas. Mantenlas unos minutos y después aplica un chorro de agua fría. Sécalas bien y utiliza alguna loción. Hay bálsamos como Confort Legs, de Alquimia, que revitalizan el sistema circulatorio gracias a la acción de sustancias como el mentol, refrescante y tonificante, o el romero, activador del flujo energético.

En el spa encontrarás tratamientos específicos. El centro Sebsay ofrece una sesión para piernas cansadas que combina el emplasto de arcilla verde y blanca, micronizados de plantas medicinales y aceites esenciales con drenaje linfático manual. Dura una hora aproximadamente y cuesta unos 50 euros.

Para el baño, puedes sustituir la lavanda por sales de baño e incluso sal común. Te ayudará a descongelar la zona.

Una respuesta a “Llega el momento de relajarse”

  1. YANINA BUPO dice:

    te paso un consejo las sales para los pies la uncia es lo mejor las de mentas son las mejores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *