El origen de los principales logos de marcas deportivas

La imagen de cada marca deportiva no solo está presente en sus artículos y en nuestra memoria. Ya sean logotipos (representación gráfica de una marca compuesta de tipografía), isotipo (imagen sin texto) o imagotipo (mezcla de ambos), la imagen de cada marca está íntimamente relacionada con su historia. adidas adidas fue desde su nacimiento “la […]
Belzia.com

La imagen de cada marca deportiva no solo está presente en sus artículos y en nuestra memoria. Ya sean logotipos (representación gráfica de una marca compuesta de tipografía), isotipo (imagen sin texto) o imagotipo (mezcla de ambos), la imagen de cada marca está íntimamente relacionada con su historia.

adidas

adidas fue desde su nacimiento “la marca de las tres bandas”, tres bandas que aparecían en los laterales de las zapatillas no solo para identificar la marca, sino para dar soporte lateral. La marca finlandesa Karhu ya usaba las tres bandas pero según la leyenda las perdió en una partida de cartas, una cantidad de dinero equivalente a 1600 euros y dos botellas de whisky. Karhu cambió las franjas por una M, inicial de Mestari, campeón en finés.  

El primer logo de adidas no era más que el nombre de la marca y del fundador, Adolf Dassler, junto a una zapatilla. En 1971, cuando adidas planteó un desembarco en Estados Unidos, vio que muchas marcas ya utilizaban tres franjas en sus zapatillas, por lo que creó un nuevo logotipo que les identificara. El trébol era visible en calzado y textil y fue aceptado como imagen de la marca.

En 1978 moría el fundador de adidas, Adi, y nueve años después su hijo Horst. Las disputas familiares y entre propietarios provocaron constantes cambios de orientación de la marca. Los encargados de redirigir adidas fueron Peter Moore y Rob Strasser, dos nombres asociados a su competidora, Nike. Rob Strasser estuvo implicado en el fichaje de Michael Jordan, mientras que Michael Moore desarrolló las dos primeras Jordan, además de las colecciones para John McEnroe.

Strasser y Moore se propusieron recuperar las historias del origen de adidas, cuando era una marca centrada en los deportistas. En una adidas sin un rumbo claro, Strasser y Moore lanzaron una colección, Equipment, que reunía todo lo necesario para hacer deporte y sin nada más. Necesitaban un nuevo logo que iba directo a la base, las tres franjas.
La colección Equipment tuvo tanto éxito que el logotipo acabó convirtiéndose en la imagen de adidas para el rendimiento, mientras el trébol se quedaba con la imagen casual.

New Balance

La historia de New Balance se remonta hasta 1906, cuando se creó como una empresa de plantillas inspirada en el sistema de apoyo de las gallinas. El fundador, William J. Riley, había sido camarero y pensaba en los profesionales que debían pasar muchas horas de pie.

Hasta 1930 no comienzan a crear zapatillas deportivas, aunque su verdadero éxito llegó en la década de los setenta, con la venta de la compañía a Jim Davis, que se apoyó en el boom del running en Estados Unidos. New Balance, una pequeña fábrica artesanal pasó de tener seis trabajadores a más de 4000 en apenas unos años.

En 1976 lanzó la NB 320, la primera zapatilla con una N en el lateral. El creador fue el diseñador Terry Heckler (creador también de la imagen de Starbucks), que no consiguió que Jim Davis cambiara el logotipo que une la N y la B. Heckler necesitó años para convertir las 12 franjas que dan sensación de velocidad en las actuales 5.

Nike

Cuando Phil Knight y Bill Bowerman fundaron su empresa de distribución de zapatillas de deporte japonesas la llamaron Blue Ribbon Sports. Algunos dicen que el nombre hacía referencia a las bandas que atraviesan los ganadores de una carrera y otros creen que pensaban en Pabst Blue Ribbon, una cerveza muy popular en Estados Unidos.


Cuando decidieron crear su propia marca convirtieron BRS en Nike, el nombre de la diosa de la victoria en la Grecia clásica. Pero necesitaban un logo. Contactaron con Carolyn Davidson, una estudiante que había trabajando anteriormente para ellos diseñando catálogos y anuncios.

Knight buscaba un logotipo que tuviera una función, como las tres franjas de adidas que actúan como soporte lateral. Pidió a Davidson algo que implicara apoyo y movimiento, dos ideas contrapuestas. Finalmente Davidson propuso una línea que muchos relacionan con un signo de verificación. En Nike no gustó demasiado porque no servía para nada, solo era un añadido estético. Y no funcionaba como elemento de soporte, así que las zapatillas deberían tener una pieza lateral. Después de 17 horas de trabajo, una estudiante de diseño cobró 35 dólares por uno de los logotipos más imitados del mundo.

Una vez que la marca se hizo pública algunos años más tarde, Phil Knight entregó 500 acciones de la compañía, que Davidson nunca vendió.

Jordan

La marca Jordan nació como una colección de Nike junto al jugador NBA que poco a poco fue tomando peso hasta convertirse en una marca independiente. Peter Moore, el diseñador de su primera zapatilla, creó también su primer logo, un balón alado.

En 1987 terminaba el contrato que unía a Michael Jordan y Nike. El jugador tenía dos opciones, renovar con Nike o lanzarse a una nueva aventura creando una marca propia.

La propuesta de renovación le llevaba por un camino intermedio, una submarca con cierta autonomía dentro de Nike. Para mostrarle el recorrido, el diseñador estrella de Nike, Tinker Hatfield diseñó una zapatilla, la Jordan III con un nuevo logotipo de Jordan en la lengüeta y sin swoosh (el logo de Nike) en su lugar habitual. El único sitio en el que podía verse una referencia a la marca era en la parte posterior.

El nuevo logotipo de Jordan estaba basado en una fotografía realizada para la primera campaña de Michael para Nike. El autor, Chuck Kuhn, se inspiró a su vez en una foto anterior de Jacobus Rentmeester para la revista Life, lo que le llevó a plantear una demanda contra Nike que fue finalmente desestimada.

Vans

Los hermanos Van Doren crearon Vans en 1966. Sus zapatillas, con suela vulcanizada y fabricadas directamente en las mismas tiendas, fueron rápidamente adoptadas por skaters. Ubicada cerca de la playa, sus zapatillas eran duraderas, baratas y personalizables, ya que podían elegir los tejidos. Las primeras zapatillas de Vans no tenían un logotipo propio, tal y como ocurría en las zapatillas en los sesenta.

A Paul Van Doren, uno de los fundadores, le gustaba garabatear mientras hablaba. En 1977 dibujó una línea a la que llamó “jazz stripe” o “sidestripe” y pensó que su marca era la única que no tenía ningún símbolo que le representara. Aceptando esa idea procedente del propietario, la primera zapatilla en utilizarlo fue la #36, que ahora llamamos Old Skool y más tarde la #38, Sk8-Hi.

Desde entonces, esa banda garabateada se ha convertido en el logo de Vans.

El origen de los principales logos de marcas deportivas
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar