Escrito por

El frío: como utilizarlo y cómo protegerse de él

Se suelen relacionar las bajas temperaturas con el clima adverso y desagradable, algo que no tiene por qué ser cierto. El frío invita al movimeinto para poder entrar en calor, mientras que las altas temperaturas suelen influir más en el cuerpo y quitan parte de la energía. No obstante, estas circunstancias suelen estar directamente relacionadas con el metabolismo de cada persona, pues siempre hay quien se siente más vital en verano y viceversa. El frío, además, suele venir acompañado de días con menos horas de luz, lo que puede conducir al recogimiento y a una cierta tendencia a la melancolía en los días soleados y a temperaturas más altas.

Frío revitalizante

El aire fresco de la mañana y el sol son dos de los máximos revitalizantes naturales en Primavera Verano. La exposición al fresco invita a nuestro cuerpo a adaptarse a los cambios de temperatura.

Hidroterapia en frío

Existen terapias que aplicanagua fría para conseguir determinadas reacciónes del cuerpo (respiración más agitada, contracción de las arterias y aumento de la presión sanguínea). No obstante, en todas las aplicaciones de agua fría, el cuerpo debe estar caliente antes y después de la terapia.

Un baño frío, siempre que sea muy breve, aumenta el rendimiento del cuerpo y disminuye la fatiga.

¿Qué pasa cuando el cuerpo se adapta al frío?

  • Aumenta la temperatura de la piel.
  • Se incrementa la temperatura media de las extremidades.
  • Hay menor sensación de frío.
  • Disminuye el riesgo de padecer infecciones.
  • Se estabiliza el funcionamiento del apareto circulatorio.
  • Aumenta la capacidad de trabajo y esfuerzo.
  • Mejora la tolerancia y la respuesta del organismo ante las situaciones de estrés.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?