El desmaquillaje

Momento del acto de limpiezaLa piel ha de limpiarse varias veces al día, tanto si se ha maquillado como si no. Existen múltiples desmaquilladores específicos para limpiar cara y cuello según tu tipo de piel. Las leches y cremas están indicadas para las pieles más sensibles y secas. Para desmaquillarse hay que frotar suavemente y en círculos con los dedos impregnados en la crema desmaquillante sobre el rostro (evitando el contorno de ojos) y el cuello. Cuando la crema esté repartida por toda la zona, se aplica un algodón empapado en tónico refrescante para eliminar todo el maquillaje.

Las personas con piel grasa deberán, además, lavar su cara una vez por semana con un jabón especifico.

Todos estos consejos sirven para limpiar el rostro por la mañana y por la noche antes de meternos en la cama.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar