Porridge de avena para embarazadas: un desayuno nutritivo fácil de hacer

Durante el embarazo cuidar la alimentación es -si cabe- aún más importante, siendo fundamental optar por alimentos nutritivos pero saludables, que aporten nutrientes esenciales tanto para la mamá como para el bebé, destacando no solo las vitaminas o minerales, sino también las proteínas, hidratos de carbono y -también- las grasas (especialmente si éstas son grasas […]

Durante el embarazo cuidar la alimentación es -si cabe- aún más importante, siendo fundamental optar por alimentos nutritivos pero saludables, que aporten nutrientes esenciales tanto para la mamá como para el bebé, destacando no solo las vitaminas o minerales, sino también las proteínas, hidratos de carbono y -también- las grasas (especialmente si éstas son grasas saludables). El porridge de avena, por ejemplo, se convierte en una opción para el desayuno o la merienda excelente. ¿Quieres descubrir por qué?.

Porridge de avena en el embarazo

¿Qué es el porridge de avena? ¿En qué consiste?

El porridge es tradicionalmente un plato de desayuno que se prepara de forma tremendamente sencilla cocinando los copos de avena con leche (o agua). Es una preparación tan versátil que pueden agregarse diferentes alimentos, como especias, frutas y endulzantes (como la miel, el azúcar moreno o la panela), aunque lo más adecuado es tratar de consumirlo tan cual, sin añadir dulces. No obstante, si se desea un endulzante más natural puede ser posible añadir frutas naturales, o dátiles.

Lo cierto es que la cocción es igualmente tan versátil que el porridge no tiene por qué ser únicamente de avena, aunque su nombre original sea precisamente ese, porque en eso consiste la receta clásica. Por ejemplo, también se puede preparar con otros granos, como el trigo sarraceno, el arroz integral, la espelta, el amaranto o la quínoa.

Cualidades nutritivas del porridge de avena

Desde un punto de vista nutritivo el porridge de avena es una comida muy completa, convirtiéndose de hecho en una excelente opción como desayuno para comenzar el día. ¿Por qué? Muy simple: la avena es un alimento rico en hidratos de carbono complejos, que proporcionan energía lentamente durante toda la mañana.

Así, el porridge de avena es una mezcla casi excelente de carbohidratos de absorción lenta, proteínas y fibra. Y, además, no contiene sal ni azúcar (en especial si no se utiliza ningún tipo de endulzante en su elaboración). Aunque es cierto que optar por utilizar leche aumentará su contenido en grasas y calorías, también lo hará en proteínas, así como en azúcares naturales de la leche.

En cualquier caso, el porridge de avena elaborado con agua o con leche pueden formar parte de un desayuno equilibrado y abundante. Y, sobre todo, saludable a la par que nutritivo: contiene un tipo de fibra soluble conocido con el nombre de beta-glucano, que de acuerdo a los últimos estudios, puede ayudar a reducir los niveles de colesterol, además de prevenir y ayudar en el tratamiento del estreñimiento.

Por otro lado, es una comida rica en vitaminas del grupo B, magnesio, hierro y zinc. Además, cuando son preparadas con leche, este contenido tanto en vitaminas como en minerales aumenta, al igual que su aporte en calcio.

Porridge de avena

Receta de porridge de avena saludable: ideal para embarazadas

Si deseas preparar tu propio porridge de avena en casa, debes empezar por los ingredientes que necesitas para su elaboración. Y, efectivamente, cuando estés mirando las etiquetas de los alimentos, debes elegir únicamente avena, y nada más.

Ingredientes: 7 cucharadas de copos de avena, 500 ml de leche semidesnatada.

Preparación: Enciende el fuego a una temperatura elevada, pon la leche en el cazo y caliéntala. Cuando haya alcanzado el punto de ebullición, baja a fuego medio y añade las cucharadas de copos de avena. Remueve constantemente para evitar que la avena se pegue al fondo del cazo, y deja cocinando entre 5 a 8 minutos. Pasado este tiempo el porridge estará listo. Solo tienes que servirlo en la taza o plato hondo donde vayas a comerlo, añadir algún ingrediente más si lo deseas y esperar a que se enfríe un poco.

Como te hemos comentado en los párrafos anteriores, aunque el porridge únicamente se elabora con avena y leche (o agua), es muy versátil, pudiendo ser posible añadir más alimentos lo que ayudará a mejorar su perfil nutricional. Siempre y cuando, eso sí, los ingredientes escogidos sean saludables.

Receta de Porridge de avena

Entre los mejores ingredientes que puedes escoger destacan particularmente:

  • Frutas: plátano, manzana, moras, fresas, coco, uvas y arándanos.
  • Frutos secos: almendras, nueces y anacardos.
  • Especias: la canela en polvo (molida) es ideal.

También puedes sustituir la leche por cualquier otra bebida vegetal, aunque debes asegurarte que ésta sea enriquecida con determinadas vitaminas y minerales.

También te puede interesar