El cuerpo dentro y fuera del baño

No importa cuanto hayas descuidado tu cuerpo, nunca es demasiado tarde. Y para ello no necesitas comprar todos los productos que encuentras en las entanterías. Te sorprendarías de la cantidad de tratamientos de belleza que se pueden preparar con los ingredientes que tienes en la cocina.

Hay cantidad de lociones entre las que puedes elegir para que tu piel tenga un aspecto terso, bronceado y espectacular. Los sencillos pasos siguientes constituyen un excelente tratamiento de belleza para el cuerpo.

Antes se sumergirte: antes de entrar en la bañera, frótate el cuerpo con un cepillo mediente largos movimientos de barrido. Comienza por los pies y sigue por las piernas, trabajando hacia el corazón. El cepillado de la piel seca estimulará la circulación y mejorará el drenaje linfático.

Limpieza: elige un jabón o gel adecuado para tu tipo de piel y que esté enriquecido con agentes hidratantes. Si te apetece, fabrícate tu fragancia favorita.

Jabón: aunque el jabón es un limpiador excelente, puede resecar la piel en exceso. Busca un jabón que contenga glicerina u otros agentes hidratantes, o prueba a hacerte el tuyo propio.

Jabón de almendras-vainilla:

  • una taza de 80 ml con almendras enteras
  • una pastilla de jabón suave
  • una taza de 60 ml de agua destilada
  • una cucharadita sopera de aceite de almendras
  • 1/4 de cucharadita dde aceite esencial de vainilla (no utilices aceite de vainilla si estas embarazada)

En una batidora de vaso, tritura las almendras en polvo fino. Ralla el jabón. Lleva el agua a ebullición y baja el fuego. Retira la cazuela del fuego y agrega todos los ingredientes hasta que todos estén bien fundidos y mezclados. Rellena un molde con una cuchara y espera a que se solidifoque la mezcla (unas cinco horas).

Bombas de baño: (para unas 2 o 3 bolas) estas bolas efervescentes son muy divertidas de hacer en casa y, por lo general, se les suele agregar aceites olorosos o terapéuticos. También pueden cosntituir el regalo perfecto.

  • 1 taza de bicarbonato
  • una taza de 12, 5 ml de ácido cítrico ( tamizado o finamente triturado )una taza de 12,5 ml de harina de maíz
  • hierbas secas o flores ( opcional )
  • 2 1/2 cucharas de aceite de almendras dulces
  • 3/4 de una cucharadita de agua
  • 1/4 de cucharadita de aceite esencial de lavanda
  • unas gotas de colorante alimentario ( opcional )

Mezcla todos los ingredientes. Utiliza un recipiente viejo con tapa para mezclar todos los ingredientes húmedos, agita bien. Lentamente vierte los ingredientes húmedos en los secos, y mézclalo todo con las manos. La mezcla tiene que estar lo bastante húmeda para trabajar en ella. Si es necesario, rocíala con agua o con hamamelis. Vierte la mezcla en moldes. Para hacer una bola, utiliza una esfera partida a la mitad ( por ejemplo, la de un huevo kinder ), rellena cada lado y presiónalos. Deja secar las bombas en los moldes unas tres horas. Desmóldalas y déjalas secar una semana antes de su uso. Cúbrelas con papel suave y guárdalas en un lugar seco.

Exfoliar: la exfoliación mejora la circulación, revigoriza la piel, elimina las células muertas de la piel, y facilita así la absorción de los elementos hidratantes. Exofolia todo el cuerpo al menos una o dos veces a la semana, con un guante de crin, esponjas o con un celillo apropiado. Con el guante de crin, frota todo el cuerpo con movimientos circulares. Aplica más o menos presión dependiendo de la sensibilidad de la zona. Esta estimulación es perfecta para aquellas áreas como los glúteos y muslos, tan propensas a la mala circulación y celulitis.

Exfoliante corporal de sal marina:

  • una taza de 25o ml de sal marina fina
  • una taza de 125 ml de aceite de semilla de uva, avellanas o almendras
  • 10 gotas de aceite esencial de pomelo
  • 10 gotas de aceite esencial de enebro (no utilices aceite de enebro si estas embarazada)

Mezcla todos los ingredientes en un cuenco pequeño y remuévelos bien. Date un masaje con la mezcla sobre la piel húmeda.

Hidratar: aplica a la piel una loción corporal o una crema hidratante mientras todavía está húmeda. Además, puedes añadir aceite de baño al agua caliente y, cuando salgas de la bañera, el aceite de la superficie se adherirá a tu piel, dejándola hidratada.

Originally posted 2008-01-20 02:31:53.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar

Un Comentario en “El cuerpo dentro y fuera del baño”

  1. claudia dice:

    hola, bueno yo tengo un problema en mi piel mas que se me reseka mucho y en mis brazos me estan saliendo ronchitas y se me estan manchando. me pueden ayudar. gracias.