Consejos para viajar estando embarazada

Si estás planeando un viaje o ya lo tienes programado, te contamos algunos consejos a tener en cuenta sobre el embarazo y cómo elegir un destino acorde a tus necesidades. Por supuesto, el hecho de que estés embarazada no incapacita que puedas viajar, simplemente os hablaremos de aspectos de seguridad y comodidad. En este artículo […]

Si estás planeando un viaje o ya lo tienes programado, te contamos algunos consejos a tener en cuenta sobre el embarazo y cómo elegir un destino acorde a tus necesidades. Por supuesto, el hecho de que estés embarazada no incapacita que puedas viajar, simplemente os hablaremos de aspectos de seguridad y comodidad.

En este artículo que hemos preparado en colaboración con el comparador de viajes Liligo, va a ser tan importante lo que os escribimos como la imagen que os mostramos en el mismo, pues ambas os van a aportar consejos y recomendaciones para viajar durante el embarazo complementarias.

A la hora de escoger un destino de viaje durante el embarazo, independientemente del mes en el que te encuentres, los profesionales suelen recomendar escoger destinos tranquilos, donde no se hagan grandes esfuerzos ni deportes de riesgo que puedan dañar la salud del feto o de la madre. Es más, en muchas ocasiones veréis que la recomendación más habitual en el tercer trimestre de embarazo es hacer solamente viajes a destinos cercanos por si surge alguna complicación.

Salvo que te hayan recomendado reposo o tengas un embarazo de riesgo, puedes viajar perfectamente estando embarazada. Generalmente, la mejor etapa del embarazo para hacer un viaje suele ser durante el segundo trimestre, ya que desaparece el riesgo a sufrir un aborto espontáneo y también decaen las náuseas. Durante el tercer trimestre, generalmente una cuenta con mayor volumen y peso, por lo que el cansancio es más habitual, a la vez que hay que tener en cuenta el mes de embarazo para ir preparada por si llega el momento del parto. En estos casos, siempre es recomendable quedarse en espacios en los que una pueda estar relajada y tranquila, sin grandes esfuerzos y con comodidad.

Si viajar con ropa cómoda suele ser algo habitual, en el caso del embarazo es altamente recomendado. Lo ideal es utilizar ropa holgada con la que no sientas presión en ninguna parte del cuerpo, a la vez que te puedas mover fácilmente.

Tened en cuenta que los problemas con la circulación sanguínea durante el embarazo son muy frecuentes, por ello, tan importante es el uso de ropa no ajustada que aumente la presión como la posibilidad de estirar el cuerpo. Por ello, independientemente del medio de transporte que hayas elegido para hacer el viaje, de vez en cuando levántate para estirar un poco las piernas y caminar. Si vas en un avión, tren o autobús puedes caminar por el pasillo; si vas en coche, te recomendamos hacer paradas durante el trayecto.

Antes de salir de viaje es aconsejable que comas algo ligero y nutritivo, a la vez que estés bien hidratada. A su vez, prepara una bolsita con alimentos y bebidas que te permitan mantener tu cuerpo en perfecto estado, puesto que no es aconsejable hacer el viaje con el estómago vacío y podrás aliviar las posibles náuseas.

Simplemente porque puedas viajar tranquila y sin más preocupaciones, a la hora de hacer el equipaje se recomienda añadir toda la historia obstetricia que tengas. Es decir, por si surge alguna complicación o preocupación, puedas acudir al centro médico más cercano con tus ecografías, análisis y toda la documentación médica que dispongas del embarazo para que puedan contar con toda la información necesaria para estar preparados.

Por lo demás, aprovecha los días de viaje para estar tranquila, dejar muy lejos las preocupaciones, relajarte y disfrutar del momento. Como mencionábamos anteriormente, evita los esfuerzos y el estrés, apuesta por las comodidades y el sosiego, pues en poco tiempo tu vida dará ese gran cambio y podrás tener a tu bebé en brazos.

Consejos para viajar estando embarazada
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar