Cómo hacer una limpieza facial casera

¿Quieres empezar a cuidarte pero tu bolsillo no te permite grandes lujos? No te apures, porque una limpieza de cutis, el primer paso para tu tratamiento de belleza, puedes hacerlo tú misma en casa. Te enseñamos Cómo hacer una limpieza facial casera con ingredientes que tienes en tu hogar habitualmente. Toma nota y empieza cuanto […]
Belzia.com

¿Quieres empezar a cuidarte pero tu bolsillo no te permite grandes lujos? No te apures, porque una limpieza de cutis, el primer paso para tu tratamiento de belleza, puedes hacerlo tú misma en casa. Te enseñamos Cómo hacer una limpieza facial casera con ingredientes que tienes en tu hogar habitualmente. Toma nota y empieza cuanto antes a sanear tu piel con estos productos de limpieza facial caseros.

Qué necesitas para hacer una limpieza facial en casa

como-hacer-una-limpieza-facial-casera-2-istock

Hacerte una limpieza facial en casa te ayudará a mantener tu piel limpia y a que esta se renueve con frecuencia luciendo siempre fresca, luminosa e impecable. Pero, ¿qué necesitas para hacer una limpieza facial en casa?

En primer lugar, necesitas una olla que sea pequeña. En ella pondremos el agua a hervir y nos serviremos del vapor que desprende el agua en ebullición para abrir los poros.

También necesitas tener a mano toallas de papel limpias, ya sea papel higiénico, pañuelos, etc. Que sea suave para no dañar tu piel. Con este papel extraerás tus puntos negros y quitarás las espinillas.

Qué jabón usar si tienes acné:

como-hacer-una-limpieza-facial-casera-3-istock

La limpieza facial o peeling la haremos con distintos ingredientes de acuerdo a nuestro tipo de piel como veremos más adelante, pero fundamentalmente nos vendrá bien tener sal. Mucho mejor si se trata de sal del Himalaya.

Otros ingredientes de gran utilidad a la hora de hacer una limpieza facial son la arcilla verde en polvo. Esta nos servirá para hacer una mascarilla. Y pepino. Ambos son depurativos y nutren mucho la piel además de limpiarla.

No pueden faltar los aceites, pero estos sí los vamos a dejar para el siguiente apartado. No obstante, los aceite de oliva, de jojoba, de caléndula o de aguacate son muy buenos.

Finalmente, podemos desinfectar nuestra piel con aceite esencial de tomillo y aceite esencial de árbol de té.

Limpieza facial casera según tu cutis

No es lo mismo limpiar un cutis graso que limpiar un cutis que es seco o que presenta la piel sensible. Por eso, según el tipo de cutis tendremos que utilizar unos u otros productos para el cuidado de nuestra piel. La limpieza facial no es una excepción a esta regla, y debe realizarse, pero con las mascarillas adecuadas a cada necesidad. Veamos cómo limpiar la piel seca, grasa o mixta.

como-hacer-una-limpieza-facial-casera-4-istock

Limpieza facial casera para piel seca

Si tu piel es seca tienes que evitar irritaciones pues tu piel también será más sensible. Además hay que evitar productos que resequen aún más el rostro. Puedes emplear sal para tu peeling, aunque mezclándola con aceites que sean untuosos. El aceite de oliva nunca decepciona, así que es una buena opción si no quieres marearte mucho.

El primer paso es pasar por el proceso del vapor para abrir los poros. No olvides previamente lavar tu cara con un jabón que vaya en función de tu tipo de piel. Con los poros abiertos por el vapor, coge un trozo de papel higiénico o un pañuelo y presiona con ambos dedos índices alrededor del comedón para expulsar los granos. Haz lo mismo con las espinillas, pero si ves que en algún caso no sale, déjalo para más adelante y no dañes tu piel tratando de forzarlo.

No te pierdas:

como-hacer-una-limpieza-facial-casera-5-istock

Con granos y espinillas fuera, ahora sí, toca el turno de la exfoliación. Para la piel seca, elabora una mascarilla con un pellizco de sal, aceite de oliva, de aguacate o de germen de trigo. Dibuja círculos pequeños en tu rostro con los dedos índice y corazón, frotando mínimamente sin excederse.

Advertisement

Una vez repasada toda la cara, excepto el contorno de ojos, enjuaga tu piel con agua fría. O templada si el agua fría notas que te irrita.

Una vez la piel está libre de células muertas e impurezas, hay que aplicar una mascarilla nutritiva. Puedes prepararla con arcilla verde, que es un producto purificante; pepino y tres gotas de aceite esencial de árbol de té que actúa como desinfectante. Deja actuar la mascarilla unos veinte minutos y aclara con agua.

Por último, aplica una hidratante. Puedes elaborar una mascarilla hidratante tú misma, por ejemplo con miel, yogur, aceite de oliva, de almendras o de germen de trigo. Si tienes la piel sensible, el aceite de caléndula te ayudará.

Limpieza facial casera para piel grasa

como-hacer-una-limpieza-facial-casera-6-istock

El proceso de limpieza facial casera para piel grasa es el mismo que hemos visto para la piel seca, con la diferencia de que usaremos ingredientes que reduzcan la producción de sebo. Opta por el aceite de jojoba o el de coco en lugar de otros tipos de aceites. Y el resto de pasos es similar, pues el aceite de árbol de té y el pepino que hemos visto se utilizan para la limpieza facial, también ayudan a secar los granitos y a evitar que la piel produzca grasa.

Como mascarilla nutritiva posterior para luego de la exfoliación puedes preparar una mascarilla con yogur y con kiwi batido. El ácido láctico del yogur es bueno para la piel, mientras que el kiwi regula la grasa y evitará que tu rostro se llene de granitos.

Advertisement

Limpieza facial casera para piel mixta

¿Qué ocurre con la piel mixta? En ocasiones es la eterna olvidada cuando se trata del cuidado de la piel. Sin embargo, ese estado intermedio entre piel seca y piel grasa también hay que controlarlo. En verdad es una lata la piel mixta porque, ¿cómo luchar contra esos granitos que salen en zonas puntuales y evitar que la piel se irrite y llene de picazón? Hay remedio, así que tranquila.

Conoce más del aceite de ricino:

como-hacer-una-limpieza-facial-casera-7-istock

Utiliza un producto purificante que refresque la piel. El aceite de árbol de té también es válido aquí. Y para nutrir tu piel o para limpiarla (para ambas cosas podemos emplearlos), tenemos los aceites de almendras dulces o el aceite de ricino. Incluso te recomendamos hacer una mezcla de ambos aceites que puedes preparar con dos cucharadas de uno y otro y un frasco pequeño.

Hacer una limpieza facial casera te hará tener la piel en perfecto estado, sin exceso de granos, sin molestos picores en la piel y con un equilibrio ideal en tu epidermis si usas los ingredientes que tu piel necesita y haces el peeling una vez en semana.

Te puede interesar:

Advertisement

Galería de imágenes Cómo hacer una limpieza facial casera

Belzia.com
Cómo hacer una limpieza facial casera
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar