Los mejores trucos para que tu hijo deje el pañal

Pensamos que ser bebé es pan comido. Sin embargo los pequeños también deben enfrentarse a importantes desafíos a lo largo de su proceso de desarrollo. Dar sus primeros pasos, dejar el chupete y dejar el pañal son algunos de los grandes cambios y avances que experimentará todo niño. De este último objetivo vamos a hablarte […]
Belzia.com

Pensamos que ser bebé es pan comido. Sin embargo los pequeños también deben enfrentarse a importantes desafíos a lo largo de su proceso de desarrollo. Dar sus primeros pasos, dejar el chupete y dejar el pañal son algunos de los grandes cambios y avances que experimentará todo niño. De este último objetivo vamos a hablarte en este post, dándote Los mejores trucos para que tu hijo deje el pañal. Los secretos son la paciencia y la constancia.

trucos-para-dejar-el-panal-istock2

Antes de que nuestro pequeño deje el pañal debe estar preparado para hacerlo, así que mamis y papis, y abuelos y abuelas, armaros de paciencia y esperar a que el niño ya tenga la suficiente madurez para dar ese paso. En ocasiones queremos acelerar los procesos y esto no es bueno. ¿Cuándo estará un niño listo para dejar el pañal? En primer lugar cuando el niño ya camine solo y cuando sea capaz de avisar a los adultos de que tiene sucio su pañal y hay que cambiarlo.

Por otro lado, también es necesario que nuestro pequeño ya sea capaz de estar tres horas o más sin ensuciar su pañal. E igualmente ayudará que haya cogido una rutina de orinar y defecar siempre a la misma hora cada día.

Además, el niño o la niña tiene que ser lo suficientemente consciente para darse cuenta de que tiene ganas de ir al baño y de que debe aguantar un poco las ganas. Lo sabremos porque se tocará el dodot, se agachará o se pondrá a cruzar las piernas.

trucos-para-dejar-el-panal-istock3

Otro aspecto a tener en cuenta para que un niño pueda dejar el pañal es que pueda desvestirse solo, bajando sus pantalones y ropa interior.

Generalmente, todo esto ocurrirá aproximadamente sobre el año y medio de vida. Cuando llegue este momento, entonces podremos poner en práctica los siguientes trucos para que un niño deje el pañal.

Sentarlo en el baño antes de que tenga ganas

Un error que cometen los adultos es correr con el niño hacia el baño cuando ven que el pequeño está a punto de orinar o defecar. Sin embargo, para entonces ya es demasiado tarde. Es preferible sentarle en el retrete (con su adaptador), y que así se vaya acostumbrando a generar ese hábito.

trucos-para-dejar-el-panal-istock4

Otra cosa más que debes enseñar a tu hijo:

Las primeras veces será un fracaso, pero tranquilidad, porque tan solo se trata de unos primeros ensayos hasta que consiga identificar las ganas de ir al baño y la necesidad de acudir al retrete.

Adaptar el inodoro

El niño tiene que encontrar cómodo, atractivo y seguro eso de acudir al inodoro. Tendrás que colocar un adaptador para su tamaño tan pequeñito, y facilidades para que acceda al retrete. O ponerle un orinal o retrete especial infantil. Y cuanto más atractivo sea el retrete de tu peque, más posibilidades habrá de que quiera utilizarlo y se esfuerce para ello.

Felicitaciones por hacerlo bien

A todos nos gustan los halagos y los niños no son menos. Así que cada vez que el niño utilice el retrete, felicítalo. Incluso si le das alguna pequeña recompensa, lo estarás incentivando.

Distraer al pequeño

Es aconsejable que cuando el niño vaya al baño estemos junto a él. Nuestra labor será la de mantenerle entretenido mientras le vienen las ganas para que logre vaciar su vejiga y sus intestinos totalmente. Para que el pequeño no quiera levantarse del water enseguida, tendrás que mantenerle interesado en lo que está haciendo. ¿Cómo distraer al niño? Siendo mamá conocerás varios métodos, como por ejemplo, cantar alguna canción. O, ¿por qué no? Contarle algún cuento que puede estar relacionado con ir al baño. Imaginación al poder para crear historias divertidas.

Déjale entrar al baño contigo

¡Qué manía tenemos los adultos con avergonzarnos cuando vamos al baño y no querer que los niños nos vean! El pudor no está mal para los mayores, pero ir al baño es algo natural y, aunque sea una actividad que hay que hacer en privado, los niños pequeños son demasiado inocentes como para comprender esas cosas y ellos viven ajenos a nuestros “porqués”. Si no le dejas entrar al baño y te escondes cada vez que entras, el niño verá el water como algo negativo.

trucos-para-dejar-el-panal-istock5

Pierde la timidez y deja que tu hijo entre al baño contigo. Si él ve que vas al retrete y lo usas con total normalidad, también querrá hacer lo mismo. Date cuenta que los niños todo lo imitan. Y querrá ser como su mamá y como su papá.

Advertisement

La ropa interior, un aliciente

La ropa interior también nos va a ayudar. ¿Cómo? Enseñando a nuestro hijo que la ropa íntima debe estar siempre limpia y, por ello, cuando tengamos ganas de orinar o defecar iremos al inodoro para no manchar la ropa. Para que el estímulo se produzca realmente, es útil que permitas al niño escoger su ropa interior favorita.

Paciencia y nunca reñir

Habrá veces que el niño use bien el w.c y veces que no lo haga y lo ponga todo perdido. Pero nunca regañes al pequeño si al menos tuvo la iniciativa. Tendrá que habituarse a ello y, para que suceda esto, primero tiene que haber situaciones de ensayo y error. Aparte de que, como todo niño, se aburrirá.

trucos-para-dejar-el-panal-istock6

Si lo hace fuera o no consigue llegar a tiempo al baño, ten paciencia, porque las prisas no son buenas cuando se trata de hacer de vientre. Cada persona y cada niño tienen su tiempo de aprendizaje y de evacuación.

Los niños, a orinar sentados

Aunque usen su pene para orinar de pie, pero cuando los niños son muy pequeños, es bueno enseñar a nuestro hijo a orinar sentado. Aún es demasiado pequeño para aprender a orinar de pie. Y además, si le apetece, puede defecar al mismo tiempo.

Te puede interesar:

Advertisement

Galería de imágenes Los mejores trucos para que tu hijo deje el pañal

Belzia.com

También te puede interesar