Recuperación del parto por cesárea

El parto por cesárea tiene lugar cuando el parto de manera natural no es posible y debe recurrirse a la cirugía para salvaguardar la salud del bebé y de la madre. A parte de los riesgos que conlleva de por sí esta delicada operación, la madre tiene que pasar por una recuperación posterior al parto. […]

El parto por cesárea tiene lugar cuando el parto de manera natural no es posible y debe recurrirse a la cirugía para salvaguardar la salud del bebé y de la madre.

A parte de los riesgos que conlleva de por sí esta delicada operación, la madre tiene que pasar por una recuperación posterior al parto. Nada más acabar la cirugía, la madre permanece bajo observación, sobretodo si el sangrado vaginal es abundante.

En todo momento la madre tiene vigiladas la presión sanguínea, el pulso, la incisión por la cual se ha sacado al bebé y su respiración.

Es necesario que la madre permanezca en la cama hasta 8 ó 10 horas después del parto por cesárea y pasado este tiempo puede empezar a levantarse. Se le suele administrar medicamentos vía intravenosa si los dolores son fuertes.

Además, la mamá, salvo excepciones, puede dar de amamantar a su bebé desde el primer momento. Según la evolución de la recuperación, las madres de parto por cesárea no suelen permanecer ingresadas en el hospital más de cinco días.

La cicatrización de la incisión puede tardar varias semanas en curar y se suelen prescribir calmantes para los dolores derivados de ésta. Para la completa recuperación, lo normal es que la madre necesite de mes a mes y medio, siendo frecuentes mientras tanto, los sangrados leves en la incisión, el dolor, coágulos o retorcijones.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar