Escrito por

Niños con dientes sanos

El cuidado de los dientes es fundamental para que los niños tengan una boca sana ahora y en el futuro, por lo que es necesario fomentar este hábito y que llegue a convertirse en rutina.

A continuación te dejamos una serie de recomendaciones para que tus hijos tengan una boca sana:

  • No deben lavarse más de dos veces al día. Al ser pequeños, una mayor frecuencia de lavado puede desgastar el esmalte.
  • Empezar el cepillado siempre por el mismo lado. Además, asegúrate de que aprende a limpiarlos por fuera y por dentro, que se cepilla la lengua y se enjuaga correctamente.
  • Cepillo eléctrico o normal. Puedes elegir según tu criterio, puesto que ambos son eficaces si se usan de la manera correcta. Es posible que el cepillo eléctrico evite que presione demasiado sobre las encías y por tanto no las dañe.
  • Dentífrico infantil. No es necesario que usen dentífricos para niños, pero si debes evitar los que contengan abrasivos especiales (blanqueadores, antisarro…).
  • Sangrado de encías. Si observas que le sangran las encías, presta atención a que el cepillado no sea demasiado agresivo. Si el problema persiste, visita al dentista.
  • Chupete. A partir del año, los bebés deben deshacerse del chupete, puesto que puede empeorar el desarrollo de sus dientes. Sin embargo, si cambia el dedo por el chupete, es mejor devolverlo e intentar retirarlo de otro modo.
  • Flúor. Si es necesario utilizar flúor, se recomienda que sea por la noche, antes de dormir, para evitar que coma o tome leche hasta el día siguiente.
  • Visita al dentista. Se recomienda la primera visita al dentista al cumplir el año.
  • Caries. No es necesario que se produzcan por ingestar muchos azúcares, sino que pueden ser causa de una mala higiene. Por otra parte, debes saber que los empastes no previenen de la caries, pudiendo así aparecer otra en una pieza que ya había estado afectada con anterioridad.
  • Dientes más oscuros. Los dientes definitivos tienen un tono más claro que los de leche, no debes preocuparte por esto, puesto que es normal. Sin embargo, si notas un color más oscuro de lo normal, visita al odontólogo.
  • Rechinar los dientes. El nombre científico lo llama bruxismo y es una forma de canalizar los nervios. Puede ser algo temporal, como la inquietud por la llegada de otro hermano/a.
  • Aparato corrector. Puede colocarse antes de que los dientes se hayan cambiado para aprovechar el crecimiento prepuberal, aunque el mejor momento lo determinará el médico. Por otra parte, no causa molestias, sólo una ligera presión en los dientes y quizás algún roce con las mucosas que no suele dar mayores problemas.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?