Escrito por

Llevar a tu bebé en avión

La mayoría de las mamás se preocupa por el bienestar de su bebé en un viaje en avión. Aunque sea un destino cercano que sólo necesitará de una hora sentados en el avión, la madre recuerda sus anteriores viajes antes de quedarse embarazada y es consciente de que los bebés lloran, especialmente durante el despegue y aterrizaje, y mucho.

Pero que no cunda el pánico, pues los niños sólo necesitan de nuestro cuidado para sentirse seguros. Si recordamos llevarles todo tipo de actividades (libros para colorear o para leer, juguetes, peluches, hojas y rotuladores para colorear…), estarán tan entretenidos que ni recordarán que están entre las nubes más altas. Llevaremos con nosotras alguna chaquetita extra para que no pase frío a causa del aire acondicionado del avión, y mientras despegamos o aterrizamos le daremos el pecho o el chupete para que, al tragar, sus oídos tengan menos molestias.

bebeavion

Cuando tienes un bebé, es imposible rechazar en algunas ocasiones este medio de transporte si queremos llegar a un destino lejano y en poco tiempo. Pero, si seguimos los consejos imprescindibles para que el bebé esté a gusto, no debería haber ningún problema.

Tendremos en cuenta que, si nuestro niño tiene menos de dos años, no tendrá asiento propio sino que viajará en nuestros brazos.

Si tenemos la oportunidad de elegir asientos, escogeremos los que se encuentran detrás de la clase business, pues cuentan con más espacio y son más cómodos para el niño.

No olvides llevar contigo mucha agua o zumos y, en el caso de que no pare de llorar, pasea con él por el pasillo. ¡Le distraerá, y su rostro cambiará totalmente!

IMAGEN: viajespasion

¿Qué es lo que piensas?