Escrito por

Llegada del bebé, ¿crisis en la pareja?

Con la llegada del bebé, la relación de la pareja puede verse afectada dando lugar a una crisis de pareja, pero esto se puede evitar y remediar, ya que básicamente se trata de una falta de atención o dedicación a la pareja.

Muchas veces, la madre se volca en su bebé y el padre puede sentirse un poco desplazado, otras veces, las obligaciones con su nueva familia les impiden dedicar tanto tiempo al amor como se dedicaba antes. A esto, se le suma a veces la forma de hacer las cosas, normalmente distinta de hombres a mujeres y que no suele gustar mucho a estas.

En este aspecto, es importante hacer al padre partícipe de la crianza del bebé para que entre ellos se cree el vínculo correspondiente pero también para que él se sienta orgulloso y sepa ver la importancia que tiene como padre para su hijo. Esto debe hacerse desde el principio, por ejemplo, acompañando a la mamá al ginecólogo o a comprar lo necesario para el bebé.

Los hombres tienden a excluirse de todo este proceso, quizás porque quien participa más activamente, por obligación, durante el embarazo es la madre, pero hacerles sentir su importancia en la educación de un hijo es fundamental.

Si unimos esto a tratar de no descuidar a la pareja, la crisis está resuelta. Se trata de encontrar tiempo para el diálogo y la intimidad en la pareja y seguir cuidándose y mimándose como antes. Sí es posible encontrar tiempo y con consideración hacia la otra persona por parte de ambos, todo es posible.

¿Qué es lo que piensas?

  1. Creo que el hacer participe al padre es primordial en este proceso, sin embargo muchos padres sin quererlo se sienten desplazados y con menos tiempo para la relación.

    Creo que se debe entender que en este nuevo paso en la vida, las cosas cambian de cierta forma y como un solo concepto “familia” se debe volver a empezar, de por si un hijo debe fortalecer una relación.