La importancia del calcio en el embarazo

El calcio es fundamental para que el bebé nazca con un desarollo óptimo. Además, la importancia de este mineral se ha visto acrecentada tras descubrirse recientemente sus propiedades para prevenir la preeclampsia e hipertensión. Durante el embarazo se producen modificaciones en el metabolismo del cambio, ya que la placenta se encarga de transportarlo hasta el […]

El calcio es fundamental para que el bebé nazca con un desarollo óptimo. Además, la importancia de este mineral se ha visto acrecentada tras descubrirse recientemente sus propiedades para prevenir la preeclampsia e hipertensión.

Durante el embarazo se producen modificaciones en el metabolismo del cambio, ya que la placenta se encarga de transportarlo hasta el feto y acumulándose aquí la mayor parte del mineral existente en el organismo de la mujer. Durante este periodo, el calcio se encarga de la formación de los dientes y del mantenimiento del sistema circulatorio, nervioso y muscular del bebé.

Es por ello por lo que la madre necesita un aporte extra de calcio durante el embarazo, que se podrá compensar con una dieta equilibrada y un poco de exposición solar. Asimismo, es recomendable que la madre tome complementos alimenticios que le permitan aportar un poco más de calcio a su organismo. La cantidad extra recomendada es de 400 mg/día a través del consumo de lácteos o calcio en medicamentos.

Por tanto, es necesario tener en cuenta la alimentación que tenga esta propiedad. Debes sabrer que los alimentos ricos en calcio son: lácteos, leche (mejos si es desnatada), el yogur, los quesos duros, almendras o pescado. Además, algunos alimentos aportan ahora un complemento de calcio, como pueden ser cereales o galletas. Para que tengas una orientación de la cantidad de calcio que aportan estos alimentos al organismo te diremos que, por ejemplo, un yogurt light aporta 415 mg de calcio.

En el caso de que la madre llegara a presentar un déficit de calcio, ésta puede llegar a sufrir osteoporosis, con un mayor riesgo si se encuentra desarrollando un embarazo múltiple. Un indicativo del déficit de esta sustancia pueden ser los calambres nocturnos en las extremidades. El déficit de calcio también se relaciona con casos de hipertensión arterial, un mayor riesgo de partos prematuros y morbilidad y otras complicaciones de carácter grave que pueden causar daños irreversibles al bebé.

Asimismo, te recordamos que existen otros nutrientes importantes que deben ingestarse durante el embarazo y que un déficit de los mismos también puede causar graves problemas a la madre y al bebé, por lo que te recomendamos que te realices análisis periódicamente y mantengas un seguimiento por parte de tu médico.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar

Un Comentario en “La importancia del calcio en el embarazo”

  1. Nardy Castellon Bautista dice:

    muchas felicidades por esta pagina excelentísima, es de gran ayuda para los estudiantes y profesionales. sigan adelante mejorando cada día mas. en general esta bien, aunque seria bueno agregar algunas informaciones de los trastornos que ocasiona su déficit o exceso.