Hijos de padres divorciados: cómo mejorar su Navidad

Los divorcios son inevitables en el caso de que un matrimonio no encuentre la forma de seguir conviviendo bajo el mismo techo. Desgraciadamente, los más afectados por estas separaciones son precisamente los más inocentes de toda esta situación, los niños. Estas Navidades, se acordarán más que nunca del ‘pasado mejor’ que vivieron junto a una familia que en un punto de su vida estuvo unida. Para lograr que estas fiestas navideñas sean lo más amenas para los pequeños, debemos prestar atención a algunos aspectos en concreto de nuestras Navidades.

El tiempo que el pequeño pase con su madre y el padre deben ser equivalentes, escogiendo por ejemplo la familia de parte de la madre para pasar Navidad y, el fin de año, con la familia del padre, o viceversa. Los días señalados de Navidad que el niño no pueda pasar junto a uno de sus padres serán menos angustiosos en el caso de sentir su compañía mediante una llamada telefónica, o incluso un e-mail o una conversación por el MSN Messenger viéndole a través de la webcam.

Y por supuesto, las tradiciones serán muy bienvenidas por el pequeño. Villancicos, decorar el árbol de Navidad y los regalos de Papá Noel o de los Reyes Magos le sacarán una sonrisa, al igual que lo hacían cuando sus padres todavía vivían juntos.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar