Halloween para los niños

Los niños creen en la aventura, en las fantasías y en convertirse por una noche en alguien que no son. Ya sea una princesa de un cuento de hadas, Spiderman, un demonio, un granjero o el protagonista de su película favorita. El 31 de diciembre es Halloween, y para los niños es uno de los […]

Los niños creen en la aventura, en las fantasías y en convertirse por una noche en alguien que no son. Ya sea una princesa de un cuento de hadas, Spiderman, un demonio, un granjero o el protagonista de su película favorita. El 31 de diciembre es Halloween, y para los niños es uno de los días más increíbles del mundo pues dejan que su creatividad y originalidad traspasen fronteras, y que se disfracen junto a sus amigos de lo que más les gusta.

Las niñas tienden a escoger disfraces tales como un hada, una princesa o un animal. Los niños, en cambio, dejan que su imaginación les vista de demonios o de seres malvados, y también las chicas a veces escogen el disfraz de bruja. Vestirse por un día en un personaje ficticio ayuda a los niños a divertirse, a relacionarse con sus amigos y a desarrollar su creatividad.

El 31 de diciembre es una fiesta de lo más relevante y fantasiosa en Estados Unidos, donde diseñan calabazas y juegan el ‘trick or treat’, llamando a las puertas de los vecinos y pidiendo caramelos. En España también podemos seguir esta tradición, procurando que los niños hayan cenado antes para comer menos caramelos. Al fin y al cabo, es un día mágico para los pequeños, y lo recordarán durante el resto del año.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar