Escrito por

Falsos mitos sobre la lactancia

Que elijas darle pecho o no a tu bebé es una decisión propia, sin embargo, existen los falsos mitos sobre la lactancia, que al estar muy extendidos que pueden evitar que te aproveches de esta posibilidad de crear vínculos con tu bebé y de darle la mejor leche que existe: la materna.

amamantar

Los pechos pequeños dan poca leche

Es el primer mito que encontramos y respecto a él tenemos que decirte que es absolutamente falso. La capacidad de producir leche no está relacionada con el tamaño de los senos, sino que tiene que ver con una buena irrigación de vasos sanguíneos y linfáticos.

Amamantar estropea la morfología de los pechos

Otra falsedad. Lo que realmente estropea la forma de los senos son los cambios bruscos de volumen. Si la lactancia lleva un proceso normal, de subida y bajada de leche, este riesgo es menor que si al subir la leche se trata de inhibirla con medicamentos. Por tanto, podríamos decir que incluso te beneficia dar de mamar a tu bebé en este sentido.

No hay lactancia con pezones invertidos

Si piensas esto, también te equivocas. El acto de amamantar no depende de la forma del pezón, sino que para que el bebé consiga que la leche llegue a su boca debe estimular la base de la areola, no chupar el pezón. Por otra parte, este tipo de pezones puede corregirse con un sistema de succión, disponible en farmacias.

Si tu madre no tuvo leche, tu tampoco

Sentimos discrepar con las más aférrimas defensoras de este principio y explicamos las razones. Aún no se conoce el gen encargado de producir leche, pero esta función no depende de factores hereditarios.

¿Qué es lo que piensas?