Escrito por

Enseñar a un niño a desconfiar de los extraños

n1La inocencia de los niños no sólo se refleja a la hora de ver cómo actúan ellos, sino que también se nota a la hora de confiar en los demás. La mayoría de los niños, sin conocer todavía la maldad, suelen confiar en las personas adultas, por el simple hecho de que sean mayores. Esto está bien dentro de nuestro entorno, pero no fuera de él.

No se trata de atemorizar al niño sobre lo que le pueden hacer, pero sí es posible enseñar a un niño a desconfiar de los extraños explicándole en qué personas debe confiar y en cómo debe manejarse con desconocidos si su familia no está cerca.

  • Explícale en qué adultos debe confiar en el caso de que se encuentre sólo o esté ante una emergencia.
  • Enséñale a no aceptar regalos de personas desconocidas.
  • Dile que si está con un adulto que tiene un comportamiento que le hace sentir incómodo que te lo cuente cuanto antes o lo comunique a familiares o profesores. Debes darle confianza para que te cuente cualquier cosa.
  • Explícale que no debe acompañar nunca a un adulto a ninguna parte, independientemente del sitio o regalo que le vaya a ofrecer. En el caso de que le ocurra y lo lleven a la fuerza, dile que grite “¡no es mi papá/mamá”!

Como ves, no se necesita ningún manual, sino explicarles las cosas básicas, en su lenguaje y sin inculcarles miedo. Así, conseguiréis estar más tranquilos y que ellos sean capaces de defenderse.

¿Qué es lo que piensas?