Escrito por

El efecto de los gatos en niños

Un estudio dado a conocer por investigadores de la Universidad de Columbia, área Salud Pública, determina que vivir con un gato puede tener un efecto protector contra el desarrollo de síntomas asmáticos en niños a la edad de cinco años.

El estudio, publicado por el Diario de Alergia y Inmunología Clínica, encontró que los niños que convivían con gatos en el hogar, tenían mas probabilidades a desarrollar anticuerpos contra las alergias, los niños en esta edad eran más propensos a tener sibilancias y síntomas respiratorios relacionados con asma debido a  la convivencia con los gatos. Sin embargo, a la edad de cinco años, los mismos niños que habían crecido con un gato, se encontraron con menos probabilidades de tener sibilancias.

Este hallazgo sugiere que la prolongación de la convivencia con el gato, en las primeras etapas de la vida,  puede tener un efecto protector contra el asma según los principios de los indicadores, tales como sibilancias, cuando los niños llegan a la edad de cinco años.

Si bien el diseño del estudio no nos permite recomendar la tenencia a adquirir un gato para prevenir el asma, sí parece indicar que evitar la tenencia de los gatos por temor al desarrollo del asma, no es aconsejado.

“Sin embargo, una vez que un niño tiene asma y es alérgico a los gatos, la recomendación sería encontrar un nuevo hogar para el gato”, dijo Matthew Perzanowski, Ciencias de la Salud Ambiental autor principal de la investigación.

El estudio es parte de un amplio proyecto de investigación iniciado en 1998, que examina los efectos en la salud, por la exposición de las mujeres embarazadas y bebés, con  contaminantes atmosféricos de interiores y exteriores, pesticidas y alérgenos.

Para este estudio, los investigadores controlaron otros riesgos que podrían haber contribuido a problemas de desarrollo, tales como los factores socio económicos, exposición al humo de tabaco y otros contaminantes ambientales.

Via | S.C.D

¿Qué es lo que piensas?

  1. susana dice:

    me agrado leer el articulo, mi novio esta molesto por que me encantan los gatos y tengo una hija actualmente de 11 anios, ya teniamos un gato pero hullo, este es nuevo y cree que le provocara danios irreversibles a mi hija como asma, alergias e infertilidad, pero al parecer es un mito al igual que el clasico hilo rojo con saliva para quitar el hipo que se ha pasado por generaciones en mi familia 😀