Náuseas durante el embarazo

Aproximadamente el 60% de las embarazadas sufre de naúseas y arcadas durante el primer trimestre del embarazo. Tienen también una salivación excesiva, que le resulta bastante incómoda a la futura mamá, y sin embargo ninguno de estos síntomas son graves siempre y cuando no afecten la salud de la mujer. Si la embarazada deja de comer o beber tanto como antes debido a los vómitos y al rechazo a la comida, y desarrolla hiperemesis gravídica (una enfermedad en la que la mujer sufre de subalimentación y pierde peso), entonces sí que son problemáticos estos síntomas y la futura mamá debe acudir al médico.

Por lo normal, las náuseas suelen suceder sólo por la mañana, nada más levantarse, y después se pasan. De ser ahí, podemos comer una galleta nada más abrir los ojos y antes de levantarnos de la cama.

En el caso de sufrir de naúseas durante todo el día, es recomendable comer un poquito cada poco tiempo, y tener tentempiés en vez de dos comidas fuertes. Además, el agua de melisa ayuda a aliviar estas arcadas. Se debe evitar el humo y todos los olores que nos resultan desagradables, y también podemos optar por una receta de la farmacia que nos facilite la digestión. 

Ten en cuenta que estas náuseas desaparecerán al cabo de los primeros 2 ó 3 meses de embarazo. Además de galletas, también ayudará comer tostadas, uvas pasas, semillas de sésamo y patatas.

IMAGEN: guiadelnino.com

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar