5 Trucos para hacer que tu base de maquillaje dure más

Pasar varias horas frente al espejo maquillándonos, salir perfecta a la calle y al cabo de un par de horas nos damos cuenta que hemos perdido el tiempo, el maquillaje ha desaparecido. Es entonces cuando surge la pregunta ¿por qué mi maquillaje no dura?, no te desesperes, a continuación te vamos a dar 5 trucos […]
Belzia.com

Pasar varias horas frente al espejo maquillándonos, salir perfecta a la calle y al cabo de un par de horas nos damos cuenta que hemos perdido el tiempo, el maquillaje ha desaparecido. Es entonces cuando surge la pregunta ¿por qué mi maquillaje no dura?, no te desesperes, a continuación te vamos a dar 5 trucos para hacer que tu base de maquillaje dure más, te vas a sorprender con los resultados.

Sabemos que las bases de maquillaje no duran eternamente y tampoco queremos que sea así, lo que queremos que aguante nuestro ritmo de vida. A continuación os ofrecemos una serie de trucos que harán que vuestra base de maquillaje resista mucho más tiempo sin sufrir alteraciones.

Añade Spray Fijador

Un truco infalible para que tu base de maquillaje dure horas es combinar tu base se maquillaje habitual con spray fijador de maquillaje. El proceso es simple y rápido, sólo tienes que poner en la palma de la mano tu base de maquillaje y pulverizar sobre ella un poco de spray para fijación de maquillaje. Mezcla los dos productos hasta que queden perfectamente ligados y extiéndelos sobre la piel del rostro.

A la hora de aplicarlo puedes utilizar una brocha o bien con los propios dedos, todo dependerá del tipo de base de maquillaje que utilices ya sea líquida o crema o bien en polvo.

Utiliza Polvos Translúcidos antes de la base

Otro truco para que la base de maquillaje dure más que es muy efectivo es aplicar polvos translúcidos antes de incorporar a nuestro rostro la base de maquillaje. Los polvos traslúcidos conseguirán dar un aspecto a tu rostro más luminoso evitando además que el maquillaje se cuarte dando esa sensación de piel ajada o envejecida.

Tampoco es necesario abusar de los polvos traslúcidos, simplemente aplícalos en las zonas más necesarias de tu rostro.

La Hidratación es un imprescindible

Ya sabemos que una piel bien hidratada tendrá unas consecuencias espectaculares en nuestra piel, mayor elasticidad y luminosidad. No olvidemos que el primer paso para que siempre debemos dar después de limpiar bien nuestra piel es hidratarla. Es después de hidratarla cuando tenemos que aplicar el truco que a continuación os explicamos.

Sobre la mano vamos a poner una pequeña cantidad de crema hidratante y a continuación la base de maquillaje, mezclamos bien ambos productos y aplicamos sobre la piel del rostro. Los resultados te sorprenderán y tu maquillaje quedará intacto e hidratado durante muchas horas.

Utiliza prebase con truco

Las primer o prebases tienen que ser uno de esos productos que no deben faltar en tu tocador. No obstante a menudo lo desechamos por su textura aceitosa, sobre todo si lo que queremos es un maquillaje muy natural y ligero. Para que nuestra prebase sea mucho más ligera utiliza el siguiente truco, mezcla la prebase con la base de maquillaje y después aplícala sobre el rostro, el resultado de nuestro maquillaje será mucho más ligero.

Crea tu propia prebase

Como hemos visto en el truco anterior “Utiliza prebase con truco”, las prebases o premier suelen tener una textura aceitosa, en este truco te damos la opción de crear tu propia prebase de manera rápida y sencilla.

En primer lugar necesitaremos un bol y una paleta para mezclar, Aloe Vera en gel, tu base de maquillaje habitual y por último un pequeño frasco para guardar la mezcla resultante.

Comenzamos con el proceso de fabricación vertiendo en el bol Aloe Vera en gel, la cantidad será a tu gusto ya que cuanto mas gel viertas más cantidad tendremos para guardar. Una vez que hemos vertido el gel de Aloe Vera, cogemos nuestra base de maquillaje e iremos rallándo sobre el gel que previamente hemos vertido.

Una vez tengamos los dos productos, sólo nos queda ligarlos y para eso utilizaremos una paleta con ella y realizando movimientos circulares iremos ligando ambos productos. Una vez ligados ambos podremos rallar más base de maquillaje si el color ha quedado demasiado claro.

Cuando tengamos nuestra mezcla con consistencia o textura de crema sólo tendremos que rellenar el bote donde lo vamos a guardar y listo. Es el momento de probarlo, cogiendo poca cantidad lo aplicaremos sobre la piel del rostro y lo extenderemos por toda la piel.

Ahora solo queda esperar a que el producto se absorba para tener la piel lista e hidratada para aplicar tu base de maquillaje de manera habitual.

Advertisement

Elegir la base de maquillaje que mejor se adapte a nuestra piel

Ahora que ya sabemos los truco para hacer que tu base de maquillaje dure más queremos dejar claro qué es una base de maquillaje y para qué sirve.

Se trata de un producto cosmético que aplicándolo sobre la piel del rostro ayuda a cubrir imperfecciones de la piel como son las manchas o pequeños granitos, aportando al rostro un mejor aspecto, mucho más saludable y natural.

Posiblemente sea el producto más utilizado por las mujeres en cuanto a belleza se refiere. Podemos optar por base de maquillaje líquida, crema o polvos, según nuestras preferencias. Parece milagroso, pero estos milagros pueden tornarse en pesadilla si no tenemos en cuenta una serie de cuidados como son:

Saber elegir el tono y  la textura que mejor se funda con nuestra piel y saber como aplicarlo. En muchas ocasiones caemos con la mala costumbre de aplicarnos base de maquillaje en exceso, provocando el efecto contrario al deseado, en lugar de ocultar imperfecciones, las resaltamos.

Si utilizamos correctamente la base de maquillaje y además nos ayudamos con los trucos que os acabamos de explicar, el resultado no sólo será el de ocultar esas imperfecciones sino que además realzaremos las cualidades positivas y naturales de nuestro rostro, sirviendo de una base perfecta para el resto de productos que vallamos a utilizar.

Advertisement

Es imprescindible utilizar la base de maquillaje adecuada al tipo de piel, siempre teniendo en cuenta que ésta deberá dar a nuestro rostro un aspecto totalmente natural. Si aplicamos una base de maquillaje más oscura o más clara que nuestro tono natural, nuestro aspecto resultará totalmente artificial.

Para elegir el color correcto sólo tendrás que aplicar una pequeña cantidad de producto sobre el cuello, sin extender, así sabrás si el tono elegido es más oscuro o claro que tu tono natural.

También te puede interesar:

También te puede interesar