Trucos para evitar las manchas de sudor visibles en la ropa

En verano por el calor y en invierno por exceso de abrigo, provocan la sudoración y como consecuencia de ésto la aparición de esas desagradables manchas amarillentas en nuestra ropa, fundamentalmente bajo la axila y en la espalda. Unos rodales que hacen que todo el mundo desvíe la mirada hacia ellos y que nosotros nos […]
Belzia.com

En verano por el calor y en invierno por exceso de abrigo, provocan la sudoración y como consecuencia de ésto la aparición de esas desagradables manchas amarillentas en nuestra ropa, fundamentalmente bajo la axila y en la espalda. Unos rodales que hacen que todo el mundo desvíe la mirada hacia ellos y que nosotros nos avergoncemos. ¿Sabéis que podemos evitarlos?, hoy os presentamos unos trucos para evitar las manchas de sudor visibles en la ropa, trucos que de forma muy sencilla, acabarán con esta molesta consecuencia del sudor.

Con el calor, nuestro cuerpo reacciona e intenta mantener la temperatura corporal óptima y lo consigue segregando un líquido transparente que por desgracia, nos deja esos terribles rodales o camachos, en la ropa, fundamentalmente en la axila pero también en otras partes como en la espalda.

Levantar los brazos puede ser una tragedia sobre todo cuando los camachos han hecho su aparición, sólo nos queda una opción mantener los brazos pegados al cuerpo. Si no queréis parecer un robot, aquí os contamos unos trucos para evitar la aparición de esas molestas manchas de sudor.

Té de salvia

En muchos casos la naturaleza nos da la solución a problemas que parecen difíciles de remediar. En este caso debemos aprovecharnos de las propiedades que tiene la salvia entre otros, su capacidad para regular la secrección de sudor en las glándulas sudoríparas. La salvia es rica tanto en magnesio como en vitamina B, estos dos compuestos tienen la capacidad de regular hormonalmente, las glándulas y por lo tanto controlar el proceso de sudoración.

Este remedio lo podemos utilizar de dos formas, bien bebido o bien aplicarlo directamente sobre la axila. Tampoco está de más si combinas los dos procedimientos.

Utilizar Magnesia

Si después de ducharte o tomar un relajante baño aplicamos una pequeña cantidad de leche de magnesia en las axilas, esperamos unos minutos hasta que la leche penetre y después nos aplicamos el desodorante. De esta manera nuestra ropa quedará libre de manchas ya que reduciremos la cantidad de sudor.

Bicarbonato y Limón

El bicarbonato de sodio es posiblemente el ingrediente más utilizado en diversos trucos, ya sea de limpieza o de blanqueamiento. Hoy vamos a utilizarlo como sustituto del desodorante, ya sea por alergias o por que los desodorantes que hemos utilizado no han dado los resultados esperados, el bicarbonato es una garantía de éxito.

Lo único que necesitamos es una cucharadita de bicarbonato de sodio (antimicrobiano) y un limón. Para fabricar nuestro desodorante casero sólo tenemos que exprimir el limón y verter la cucharada unos 10 mg, de bicarbonato. Mezclamos bien hasta conseguir una pasta espesa y lo aplicamos sobre las axilas. Después de aplicarlo, esperamos 15 minutos para después aclarar las axilas con agua fría, secamos bien y listos.

Una camiseta fina debajo

Este truco obviamente es para el invierno, cuando en la calle hace frío y salimos muy abrigadas. El problema llega cuando al entrar en un local cerrado y con calefacción, nos ponemos a sudar como locas. En este caso, una camiseta finita debajo de tu blusa será una solución. La camiseta será la que absorba el sudor del cuerpo y evitará que llegue hasta tu blusa.

Desodorante transparente

Si no quieres que te quede cerco en la ropa por culpa del sudor, un truco está en elegir un desodorante completamente transparente. El sudor no tiene color, la marca o cerco se produce cuando el éste arrastra el desodorante que hemos utilizado, es por eso que no toda la mancha de sudor queda marcada, sino sólo los bordes.

Elegir el desodorante adecuado

Existen distintos tipos de desodorantes, sólo los desodorantes especialmente formulados para deportistas son capaces de regular el exceso de sudoración. Si utilizamos un desodorante específico para deportistas, reduciremos considerablemente el sudor que segregamos y por lo tanto, evitaremos las molestas manchas de sudor.

Antes de ponerte la ropa, espera

Cuando salimos de la ducha lo primero que hacemos es secarnos, aunque creamos que nos hemos secado perfectamente hay ciertas partes del cuerpo que aunque no esté mojado, seguirá manteniendo la humedad. Esas partes del cuerpo son entre otras, las axilas.

El truco está en secarnos bien, esperar unos minutos para aplicar el desodorante y después de hacerlo, esperar otra vez a que éste se seque o se absorba totalmente. No hay nada peor que unir a la humedad de la ducha, la humedad del desodorante. Si seguimos este consejo nuestras prendas se mantendrán en perfectas condiciones hayas sudado o no.

Cambia tus costumbres

Advertisement

La sudoración o mejor dicho el exceso de sudoración puede deberse a distintas causas, entre otras la ingesta de bebidas alcohólicas, la utilización de prendas acrílicas, hacer comidas copiosas o vestir de forma muy ceñida.

Si cambiamos, sobre todo en verano, estos elementos y sustituimos las prendas acrílicas por prendas 100% algodón y evitamos las prendas demasiado ceñidas optando por otras más anchas y bebemos agua en lugar de alcohol o bebidas azucaradas, nuestra cantidad de sudor se reducirá notablemente.

Los polvos de talco

Todos sabemos y si no te lo decimos nosotros, que los polvos de talco son muy absorbentes. Si después de la ducha y de secarnos bien aplicamos una pequeña cantidad de polvos de talco, éstos se encargarán de absorber el sudor, manteniendo nuestra ropa seca.

Parches antitranspirantes

Realmente no es nada novedoso pero sí muy útil, este tipo de remedios se han usado toda la vida, pero ahora se han comercializado. Estos parches son muy eficaces y evitarán la aparición de manchas ya que el sudor nunca llega a estar en contacto con la ropa.

Son muy fáciles de usar y muy cómodos, se trata de unas almohadillas fabricadas con materiales muy absorbentes. Éstas no se notan ya que hay que utilizarlas bajo la ropa, además son planas con forma de arco para que se adapten perfectamente a las axilas.

Advertisement

Entre sus propiedades las firmas destacan su poder de absorción del olor y son respetuosos con la piel sensible de las axilas.

Si no queremos gastar dinero en estos parches, podemos recurrir al tradicional salvaslip, éstos tienen las mismas propiedades que los parches de los que acabamos de hablar, neutralizan olores, son de algodón y respetuosos con la piel, son planos y tienen forma ergonómica. Si lo pegamos por dentro de la camiseta o blusa, en la parte que queda en contacto con la axila, tampoco se notará y es un producto que todas tenemos en casa.

Si te han gustado estos trucos, tenemos muchos más en:

También te puede interesar