Tipos de productos que existen para desmaquillar

Antes de comenzar cualquier rutina de belleza que se precie, desde nuestra opinión, existen tres reglas de oro que todas/os deberíamos seguir sin rechistar: por un lado, limpiar y desmaquillar la piel de nuestro rostro; y por otra parte, utilizar cada día un factor de protección solar 50 +. Seguramente, estarás pensando que en esta […]
Belzia.com

Antes de comenzar cualquier rutina de belleza que se precie, desde nuestra opinión, existen tres reglas de oro que todas/os deberíamos seguir sin rechistar: por un lado, limpiar y desmaquillar la piel de nuestro rostro; y por otra parte, utilizar cada día un factor de protección solar 50 +.

Seguramente, estarás pensando que en esta escueta selección faltan muchos pasos más, para realizar un cuidado completo de la piel de nuestro rostro.

De esto, queridas/os, no hay duda, sin embargo queremos que tengas presente que estas tres acciones o gestos, son los pilares y la clave del éxito para que todas las demás atenciones que dedicas a la piel de tu rostro, alcancen los resultados y altas expectativas aclamadas.

desmaquillar la piel consejo de belleza

Desmaquillar la piel: un consejo de toda la vida

Desde antaño, limpiar, desmaquillar la piel del rostro ha sido un gesto principal que nuestras madres y abuelas, conocen muy bien.

No es de extrañar, que por este motivo, en más de alguna ocasión te hayan insistido en algún momento de tu existencia, en que limpiar y desmaquillar la piel es un paso previo esencial que nunca debes dejar de lado.

En este sentido, queremos reafirmarnos en la importancia que contiene retirar los restos de suciedad y maquillaje que se encuentran en la dermis.

Comenzar nuestra rutina de belleza, completando unos pasos adecuados de limpieza e incluyendo productos desmaquillantes que sean efectivos y de calidad, será la llave maestra para preparar nuestra piel antes de aplicar el resto de cosméticos.

De hecho, podríamos afirmar que limpiar y desmaquillar la piel, es la base previa, donde, tanto a primera hora del día o antes de irnos a dormir, dejaremos respirar nuestros poros.

Por otro lado, no queremos pasar por alto un paso de vital importancia: utilizar cada día una crema protectora, que mantenga la piel de tu rostro, cuello y escote a salvo de los daños ocasionados por los rayos UVA y la contaminación, tan frecuente en las grandes ciudades.

Sí, nos estamos refiriendo al uso de un factor de protección solar 50 +. Limpiar tu piel y protegerla, son dos actividades que deben ir de la mano.

Debes saber, que limpiando tu rostro lograrás preparar tu piel para recibir los productos cosméticos que suele utilizar cada día y por otra parte, incluir un factor de protección solar 50 +, será la clave para que estos cosméticos te aporten los beneficios que prometen.

En esta ocasión, nos queremos centrar en la importancia de desmaquillar la piel del rostro de una forma adecuada.

Para ello, desplegamos a continuación un completo artículo, que indice principalmente en los tipos de desmaquillantes que puedes encontrar en el mercado.

Además, por si esto fuera poco, queremos dar un paso más allá y añadir en este texto otras fórmulas naturales a las que puedes optar para desmaquillar de una forma, igualmente eficaz, tu rostro.

Para conocer a fondo, toda esta información, tan solo tendrás que dedicarnos unos minutos de tu tiempo y continuar leyendo.

Antes de comenzar, para desmaquillar tu piel a fondo, con los mejores productos, vamos abriendo el apetito con este jugoso artículo. Sólo tienes que hacer click en el enlace: los mejores desmaquillantes.

Limpiar vs desmaquillar

Aunque limpiar y desmaquillar la piel, a priori puede parecer lo mismo, queremos comenzar aclarando este aspecto ya que, en nuestra opinión, es importante que aprendas a diferenciar estos dos conceptos beauty.

Antes que nada, queremos que quede bien claro: limpiar y desmaquillar la piel no es lo mismo. De hecho, debido a esta confusión es muy frecuente que nuestra piel, sufra las consecuencias.

Por un lado, limpiar el rostro se puede definir como un gesto centrado, precisamente en la limpieza, de todas y cada una de las partículas que a lo largo del día se han ido instalando en la dermis de nuestro rostro.

Por otro lado, desmaquillarse, se puede definir como el acto en sí de retirar el maquillaje que cada día utilizamos como: delineadores, máscaras de pestañas, barras de labios, polvos compactos…junto con una larga lista.

Tras estas dos definiciones, una de las claves, justo donde reside la diferencia en nuestra opinión, es que para desmaquillar la piel necesitaremos utilizar productos algo más específicos para realizar esta misión.

Como veremos más adelante, actualmente en el mercado existen diversas alternativas que pueden agilizar nuestro día a día, completando en un único producto estos dos pasos, limpiar y desmaquillar la piel.

Sin embargo, te aconsejamos que mantengas estas dos tareas, como dos aspectos distintos ya que se trata de gestos muy personales que dependerán por ejemplo, si utilizas más o menos cantidad de maquillaje.

Pero, si tras nuestra breve explicación aún necesitas ampliar tus conocimientos, en el siguiente enlace hallarás todas las respuestas a tus dudas. Sólo tienes que cliclar en el artículo: ¿limpiar y desmaquillar es lo mismo?.

Aprende a diferenciarlos: los principales tipos de desmaquillantes

Unos de los cuidados más esenciales, para mantener una piel radiante, es elegir un producto que se adapte a tu tipo de piel y sobre todo, tus necesidades.

Decantarse por una u otra opción, puede llegar a ser toda una odisea, debido a que este en gesto, aparentemente sencillo, confluyen muchos condicionantes.

El primero y más básico, es conocer a fondo tu tipo de piel. Sabemos que te conoces mejor que nadie, sin embargo, te recomendamos la visita a la consulta de un especialista, de este modo no habrá ninguna duda al respecto.

Otro dato, es la cantidad y el tipo de maquillaje que suele incluir en tu rutina diaria. Este paso será una de las claves que debes estudiar, a la hora de decantarte por una de las opciones que desplegamos.

Por si aún no lo sabías, existen diferentes opciones, muy válidas. Para ayudarte a eliminar el maquillaje, te ofrecemos los formatos más efectivos.

El agua micelar: desmaquillantes al agua

Para comenzar, no es casual que iniciemos este listado hablándote del agua micelar. Este producto está incluido en un grupo de desmaquillantes, conocidos comúnmente como “desmaquillantes al agua”.

Hoy en día, este producto cuenta con grandes seguidoras/es debido a sus grandes capacidades y múltiples beneficios, siendo un cosmético esencial en tu neceser.

En el tema que nos ocupa, desmaquillar la piel, el agua micelar será un magnífico aliado. Esto se debe, a que gracias a las micelas, componente estrella de esta solución, conseguirás deshacerte de la suciedad y los restos de maquillaje que reposan en la piel de tu rostro.

¿Cómo?. Muy sencillo: transportando los restos, los excedentes de suciedad, a través del agua. ¿Lo mejor? esta solución limpiadora consigue retirar incluso los restos de maquillaje más persistente, conocido también como maquillaje waterproof.

Para continuar, seguimos sumando propiedades, y es que gracias a este multiusos conseguirás agilizar y adelantar los pasos de tu rutina diaria de limpieza, ya que en un único cosmético encontrarás tres grandes cualidades: el agua micelar no solo limpia la piel, sino que también tonifica y desmaquilla.

Además, por si esto fuera poco, debido a que se trata de una solución limpiadora muy suave, goza de ser un cosmético muy respetuoso y poco agresivo con la piel.

desmaquillante respetuoso con la piel

En esta característica, si cuentas con una piel muy suave y muy delicada, encontrarás un oasis porque, debes saber que el agua micelar es apta para ser utilizada por todo tipo de dermis, incluso las más complejas.

En resumen, este tipo de producto al agua, se ha abierto un hueco en la actualidad por la comodidad que nos ofrece, aportando a la piel un agradable sensación, refrescante al instante.

Los bálsamos limpiadores

Entre los desmaquillantes más destacados, también relucen los bálsamos limpiadores.

A simple vista, los bálsamos se diferencian del resto de productos desmaquillantes, debido a su textura.

Inicialmente, estos cosméticos se presentan como una especie de manteca, que tras entrar en contacto con el calor de las yemas de los dedos, pasa rápidamente de un estado sólido a líquido.

La sensación que aporta en la piel, es realmente extraordinaria, desmaquillando y retirando la suciedad.

Sin embargo, en este tipo de productos existen varios datos que te interesa conocer.

Lo primero, es que su precio, por lo general, suele ser algo más elevado. Lo segundo, es que dependiendo de su formulación puedes encontrarte con sorpresas poco alentadoras.

Sino afinas la mirada y te decantas por un bálsamo limpiador de calidad, que contenga una fórmula y características adecuadas, éste podría ocasionar daños o efectos secundarios en la piel.

Nuestra recomendación, es que siempre te decantes por opciones que sean no-comedogénicas, evitando así que el producto tapone o obstruya los poros de tu dermis.

En este sentido, también deberás detener la mirada en el tipo de componentes que incluye, ya que algunas fórmulas puede ser demasiado aceitosas, aportando una cantidad de grasa excesiva para la piel.

Para despejar cualquier duda, hemos reunido en este artículo los mejores bálsamos limpiadores, están todos incluidos en el enlace: mejores bálsamos desmaquillantes.

Lociones, leches, cremas o espumas limpiadoras

Los productos desmaquillantes pueden adoptar multitud de formatos. Unos de los formatos más populares, son las leches o lociones limpiadoras, que en función del tipo de piel, suelen atender a diferentes necesidades.

Por este motivo, en el mercado puedes encontrar lociones y leches con usos diferentes, según si tu piel es normal, seca o incluso, grasa. Lo más frecuentes, están asociados a las pieles con una tendencia seca, como veremos más adelante.

Entre los beneficios que aportan este tipo de desmaquillantes, hay que mencionar su capacidad para respetar la piel, pero sobre todo sus grandes aportes hidratantes.

Si la tirantez y la sequedad, definen a tu piel, en las lociones o leches desmaquillantes encontrarás buenos compañeros de rutina.

Precisamente, estos desmaquillantes son muy adecuados para evitar que nuestra piel seca se muestre con un aspecto agrietado, aportando una gran nutrición tras su uso. Por lo tanto, también resultarán muy apropiadas para mejorar y aliviar los picores, asociados a la sequedad.

En la elección de la leche desmaquillante más apropiada puedes decantarte por elegir diferentes firmas, pero de nuevo queremos ayudarte con la búsqueda. En este artículo encontrarás las mejores: las mejores leches desmaquillantes.

Para continuar, otra opción, en este caso para las dermis grasas, son las cremas o espumas limpiadoras.

En este tipo de soluciones, normalmente encontraremos ingredientes que nos ayudarán a regular la cantidad y la producción de sebo, reduciendo de este modo, el tamaño de los poros y unificando el tono de nuestra piel.

Desmaquillantes con base en aceite

Si habitualmente, tus largos días exigen que incluyas un maquillaje que sea igual de resistente que tu ritmo frenético, los desmaquillantes con una base en aceite pueden llegar a convertirse en tu mejor elección.

Este tipo de maquillaje más resistente, por normal general, suele venir acompañado de la mención waterproof; o lo que viene siendo lo mismo, resistente al agua.

Su característica resistencia frente al agua, hace que este maquillaje sea un poco más complejo de retirar.

Para facilitarnos esta tarea, los aceites ayudan a descomponer el maquillaje sin apenas esfuerzo, desprendiéndose de la piel de una forma cómoda y sencilla.

A estas alturas, nos podemos imaginar que estás pensando, ya que seguramente rondará por tu cabeza si este tipo de producto específico, puede aportar un exceso de grasa a tu piel.

La respuesta, es un no rotundo, ya que este tipo de desmaquillantes ya contempla este aspecto, siendo igualmente eficaz si tu piel cuenta con una tendencia a permanecer con una cantidad de sebo o grasa excesiva.

Es frecuente, que debido estos temores y ante la falta de información sobre los desmaquillantes con una base al aceite, esta opción tan apropiada para limpiar el maquillaje se descarte casi de inmediato.

Nuestra misión, es que obtengas la información más completa, por este motivo contamos de nuevo con el artículo idóneo. A tan sólo un click, en el enlace: los mejores aceites desmaquillantes.

Los desmaquillantes bifásicos

Continuamos en esta ocasión, hablándote de los productos para eliminar el maquillaje, que gozan de una cualidad muy especial: los desmaquillantes bifásicos.

Este tipo de productos, denominados bifásicos, reciben este particular nombre porque, precisamente se componen de dos partes o dos fases: una parte de agua y una parte de aceite.

La clave para unir ambas partes, consiste en agitar bien el desmaquillante justo antes de usarlo.

Este gesto es fundamental, para que la parte de agua y la parte de aceite, queden homogéneas y bien mezcladas entre sí.

Para sumar muchos beneficios, los desmaquillantes bifásicos también cumplen con los requisitos para ser un aclamado “todo en 1”, siendo útil para retirar el maquillaje que reposa en la piel del rostro, el contorno de ojos o la zona de los labios.

Hay que resaltar que podemos utilizarlo para eliminar y desprendernos de los restos de maquillaje resistentes al agua o, como ya sabemos, waterproof.

Si quieres hacerte con la opción ganadora, no dudes un segundo en hacer click en el siguiente artículo: los mejores desmaquillantes bifásicos.

Retira el maquillaje, sin dañar la piel

desmaquillar sin dañar la piel

En nuestra rutina, es frecuente que contemos con el tiempo justo para dedicarnos los cuidados que nuestros tejidos reclaman.

Esta, entre otras razones, es uno de los motivos por los que solemos descuidar retirar de una forma idónea el maquillaje del rostro.

Si ahora mismo te estás sintiendo identificada/o, tenemos los pasos más básicos y apropiados para ti con los que desmaquillar tu piel, será coser y cantar.

Antes de comenzar, no podemos dejar pasar la oportunidad de ampliar conocimientos, extendiendo los pasos y las diferentes formas con las que puedes retirar el maquillaje de la piel. En este enlace, encontrarás toda la información que necesitas: cómo desmaquillar la piel correctamente.

4 pasos infalibles, para desmaquillarte con éxito

1. Para comenzar a retirar, de una forma meticulosa el maquillaje, lo primero que te proponemos en limpiar la zona del contorno de ojos.

Como ya sabrás de sobra, en este área la sensibilidad es una premisa constante que debemos tener muy presente. Para evitar dañar la zona, empaparemos dos discos de algodón con el producto elegido.

Desde nuestra opinión, lo mejor será decantarnos por aplicar un desmaquillante que sea bifásico o en su defecto, agua micelar.

Con el disco de algodón empapado, retiraremos con mucho cuidado y de forma suave, los restos de maquillaje, como la máscara de pestañas.

Por otra parte, no debemos olvidarnos de la línea de pestañas.

En esta ocasión, recurriremos a utilizar un bastoncillo de algodón impregnado también con el producto, que utilizaremos para deshacernos del delineador y del eyeliner aplicados.

2. Continuaremos en este paso, eliminado el maquillaje aplicado en la piel de nuestro rostro. El proceso, es bastante similar ya que también necesitarás un discos de algodón, de los que llevas viendo en el baño de casa toda la vida.

Enseguida, repetiremos empapando el disco de algodón con el producto elegido, en función de nuestras necesidades y el tipo de piel con el que contemos.

La forma de retirar el maquillaje, siempre debe ser suave, acompañada de movimientos preferentemente circulares, para masajear y activar, estimular la circulación.

Para no olvidar ningún área del rostro, te recomendamos comenzar desde arriba, hacia abajo. Es decir, iniciaremos el proceso, retirando el maquillaje de la frente, la nariz y las mejillas.

Y por otro lado, finalizaremos la operación eliminando los restos que se encuentran en los labios, la barbilla el cuello y el escote.

3. Tras completar los dos primero pasos, ha llegado el momento de aplicar el tónico que utilizas habitualmente; te ayudará a unificar el tono de la piel y cerrar los poros, que han quedado abiertos durante el proceso incial.

Recuerda, que si finalmente te has decantado por utilizar agua micelar como desmaquillante, no es necesario que realices este paso, ya que el agua micelar también actúa como tónico.

4. Continuaremos nuestra rutina, añadiendo en esta ocasión, la crema hidratante que sueles utilizar cada día.

Ten presente siempre, que la crema aplicada debe atender a las necesidades específicas, en función del tipo de piel.

Como ya sabes las necesidades de una piel grasa, no son ni mucho menos, las mismas necesidades de una piel seca o deshidratada.

Extiende una pequeña cantidad de crema, para recuperar la tersura y la elasticidad en el rostro.

Los mejores tips para elegir el mejor desmaquillante

Como era de esperar, nosotras también queremos posicionarnos y manifestar nuestra humilde opinión, en este universo de los desmaquillantes.

Tras nuestra experiencia particular y personal, nuestra opción ganadora, por las cualidades y los beneficios que reúne es sin duda, el agua micelar.

Pero…no un agua micelar cualquiera. En este sentido, nos estamos refiriendo a que, previamente, antes de elegir un desmaquillante u otro no debemos conformarnos con lo primero que encontremos en el mercado.

Sabemos que esto, requiere una pequeña porción de tiempo y que en muchas ocasiones, el tiempo en tu rutina escasea, pero tu piel y tu salud están en juego…¿acaso no son dos aspectos realmente importantes?.

Agua micelar: el todoterreno de los desmaquillantes

La comodidad y rapidez que ofrece el agua micelar, a la hora de limpiar y desmaquillar la piel, es un hecho innegable.

Tras las cualidades, que a modo general podemos encontrar en este producto específico, llegados a este punto queremos ahondar de una forma más profunda en este producto.

Tal y como te hemos contando, cuenta con varias acciones y usos siendo el más destacados la limpieza, seguida de una amplia acción desmaquillante. No olvidamos tampoco, su actividad como tónico.

agua micelar para desmaquillar

Pero, como te hemos comentado en esta ocasión, queremos ir un paso más allá y añadir varios aspectos, en los debes centrar tu atención antes de adquirir tu agua micelar:

  • Antes que nada, asegúrate de que el producto elegido no brilla por la cantidad de químicos, con los que está formulado. Este dato, es muy importante ya que incluir un agua micelar que cuente con parabenos o siliconas, puede llegar a ser muy perjudicial para tu piel y tu salud.
  • En este producto, encontrarás un oasis si tu piel es delicada o extremadamente sensible; sin embargo, puedes afinar un poco más, escogiendo un producto que además esté testado dermatológicamente y sea hipoalergénico. También debes mantener, que tu agua micelar sea no-comedogénica, ya que de lo contrario puede llegar a obstruir los poros de la piel.
  • Por otra parte, un paso previo esencial es detener la mirada en el INCI de nuestro producto, para revisar la lista de ingredientes. Debes asegurarte que todos los componentes cuentan con un origen natural y con una calidad, una garantía y una eficacia demostrada.

Apúntate a lo natural

Junto con los productos específicos para limpiar el maquillaje (más o menos eficaces), que podemos encontrar cada día en el mercado, debes conocer, que existen otras opciones un poco más alternativas pero igualmente válidas.

Cuando hablamos de opciones alternativas, estamos haciendo referencia a la cosmética casera.

Una de las principales ventajas, de desmaquillar tu piel con un limpiador que sea de origen casero es la garantía de conocer, de primera mano, que ingredientes estás utilizando para realizar esta función.

Pero esta no es la única ventaja; también hay que destacar, que si afinamos en nuestra receta casera, podemos optar por utilizar sólo ingredientes que sean 100 % naturales.

Un claro ejemplo, que seguramente conoces, es el caso del aceite de coco. Este popular elixir, cuenta con numerosas propiedades y usos, entre ellas, desmaquillar la piel. Si aún no lo has probado, te aconsejamos la lectura de este artículo: aceite de coco para desmaquillar.

Sin embargo, para continuar, aunque pueda parecer una actividad sencilla realizar tu propia cosmética, este gesto cuenta con una serie de pasos previos que te aconsejamos, no saltarte.

El primero, es consultar de forma previa con un especialista que te asesore sobre los ingredientes que tu piel necesita.

Este paso, es muy relevante, ya que utilizar ingredientes naturales no siempre es un sinónimo, de estar exento de ocasionar efectos secundarios.

Por ello, para acertar en tu decisión, apuesta por ingredientes que estén asesorados en función no solo de tus necesidades, sino también en función de tu tipo de piel.

En segundo lugar, para elaborar una receta que sea apropiada, necesitas información de calidad, con los mejores pasos a seguir. En este punto, nosotras tenemos justo lo que necesitas y queremos compartir contigo nuestros conocimientos en el siguiente enlace: cómo hacer un desmaquillante casero.

Cuida tu piel, siguiendo un estilo de vida saludable

Para finalizar, no queremos despedirnos sin añadir que los cuidados realizados de una forma externa en la piel, es decir la utilización de productos cosméticos específicos, debe ir siempre siempre acompañados de cuidados que sean internos y saludables.

Por ello, te recomendamos que te detengas en seguir un estilo de vida que sea muy saludable, alejándote de realizar malos hábitos, tales como el consumo de alcohol o tabaco.

¿Lo mejor? seguir una alimentación que sea muy completa y variada, repleta de frutas, verduras y hortalizas.

Otro paso imprescindible, es el tema de la hidratación, que también debe cumplir la cantidad mínima, la ingesta diaria recomendad por los especialistas, es decir, dos litros de agua diarios.

Es un hecho, hidratar la piel desde el interior, se reflejará visiblemente de forma externa, ayudando a que tus tejidos se muestren mucho más elásticos y firmes.

Por otra parte, recuerda que cuidar la piel de una forma saludable, también contempla añadir productos que cumplan con esas calidades.

Está mas que demostrado, utilizar productos que contengan un buen número de químicos no es nada beneficioso para la piel y la salud.

En este sentido, te aconsejamos alejarte lo máximo posible de la cosmética formulada con una cantidad escandalosa de químicos y apostar por ingredientes respetuosos, naturales y de calidad.

Esperamos que tras la lectura de este artículo, cuidarte sea un cuestión de calidad y no de cantidad.

desmaquilla y cuida la piel

¡Hasta pronto! 🙂

También te puede interesar