Cómo utilizar el aceite de ricino para la piel

Belzia.com

Es posible que aceite de ricino te suene a algo antiguo y en desuso. Y en parte, razón no te faltaría. Por un lado, el aceite de ricino es más antiguo que el hilo negro. Por otro, nada de en desuso. De hecho, es uno de los imprescindibles para la piel que debes tener en casa. ¿No lo sabías? No te preocupes. Hoy te contamos cómo utilizar el aceite de ricino para la piel.

Qué es el aceite de ricino

Lo primero es saber qué es el aceite de ricino. Como su nombre indica, es un aceite que se extrae de la planta de ricino. Esta planta proviene de África e India de forma mayoritaria, pero en España, históricamente, se ha usado como laxante. Con el paso del tiempo, se ha descubierto que el aceite de ricino tiene propiedades mucho más allá.

Así, de un tiempo a esta parte, el aceite de ricino se ha convertido en un habitual de productos cosméticos, medicamentos, jabones o aceite de masajes, entre otros. Su polivalencia es tal que está recuperando el brillo de antaño, incluso superándolo. No hay más que repasar propiedades y beneficios del aceite de ricino para ver su valor.

Propiedades y beneficios del aceite de ricino

Las propiedades y beneficios del aceite de ricino lo presentan como un indispensable para el día a día. Especialmente en piel y cabello, el aceite de ricino tiene un efecto que pocos productos alcanzan.

  • Propiedades del aceite de ricino

Comenzando por las propiedades, el aceite de ricino es un triglicérido compuesto por ácidos grasos esenciales, entre los que destaca el ácido ricinoleico (Omega 9). La proporción de este ácido en el aceite de ricino es superior al 90% y se le considera el causante de sus grandes beneficios.

No obstante, el 10% restante lo componen la vitamina E, proteínas y minerales. También cuenta con tocoferoles. Así las cosas, el aceite de ricino tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antifungicidas.

  • Beneficios del aceite de ricino
    • Fortalece el pelo de todo el cuerpo
    • Hidrata el pelo y las puntas de la cabeza
    • Acondicionador natural
    • Anticaspa
    • Potencia el crecimiento de las uñas
    • Previene la aparición de arrugas
    • Mejora la circulación
    • Ayuda a mejorar la dermatitis
    • Potente laxante natural
    • Antioxidante
    • Ayuda a prevenir la formación de acné y reduce la inflamación del que ya existe

Cómo utilizar el aceite de ricino para el cuidado de la piel

El aceite de ricino, como hemos visto en sus beneficios, es ideal para piel y cabello. Ahora, es en la piel donde potencia todas y cada una de sus propiedades. Por tal motivo, te contamos cómo utilizar el aceite de ricino para el cuidado de la piel.

  • Limpiador facial – Está demostrado, con estudios fiables, que el aceite de ricino es un eficaz limpiador facial natural. Este aceite no sólo limpia los poros de la piel a conciencia, sino que los tonifica e hidrata.
    • Cómo usarlo – Se recomienda rebajar el aceite de ricino con otro aceite más suave, como el de oliva. Además, al aplicarlo debemos hacerlo en círculos durante tres minutos. Así, conseguimos que el aceite penetre en la piel y arrastren toda la suciedad fuera de la cara. Para quitar el aceite de ricino, cogemos un algodón con agua templada y retiramos, sin arrastrar, tan sólo con pequeños golpes.
  • Anti-acné – El aceite de ricino es uno de los grandes aliados contra el acné. Es el ácido ricinoleico el que se lleva todo el mérito en este caso. No sólo elimina las bacterias que causan el acné, sino que rebaja la inflamación de los granos y puntos negros.
    • Cómo usarlo – Antes de aplicar el aceite de ricino, debemos lavar la cara con agua templada. Una vez hemos abierto los poros, aplicamos el aceite de ricino y lo dejamos reposar durante toda la noche. Debemos controlar la cantidad, pues si nos pasamos, los poros quedan obstruidos y generan más problemas. Al despertarnos, lo retiramos con agua templada y echamos las sábanas a lavar.

  • Hidratante y antiarrugas – Los ácidos grasos y la vitamina E del aceite de ricino son tremendos productores de elastina y colágeno. Ambos elementos son hidratantes naturales de la piel. Obviamente, los signos de la edad quedan bloqueados y las manchas y arrugas tardan más en salir.
    • Cómo usarlo – Al igual que con el acné, conviene no pasarse con el aceite de ricino. Por ejemplo, tres gotas son suficientes para la cara entera. Se expande mucho y muy bien y el efecto es casi inmediato. Para quien quiera buscar cosméticos anti edad con aceite de ricino, debe buscar ‘castor oil‘ en los ingredientes.
  • Callos y durezas – Las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas del aceite de ricino, lo convierten en el tratamiento ideal para los callos y las durezas.
    • Cómo usarlo – Para acabar con los callos y durezas, aplica una lágrima de aceite de ricino y masajea la zona dañada durante 5 minutos. Repítelo dos veces al día y ten paciencia, es un proceso lento pero que funciona
  • Minimiza las estrías y las cicatrices – El alto contenido de ácidos grasos del aceite de ricino, es perfecto para acabar con las estrías más habituales: tripa y piernas. El aceite de ricino da elasticidad a la piel y ésta recupera su tono habitual. Mientras, con las cicatrices, el aceite de ricino opera llegando a la epidermis, borrando por debajo la señal de la cicatriz. Es un proceso lento, pues se tienen que crear nuevas células, pero funciona.
    • Cómo usarlo – Aplica una lágrima de aceite en la zona de las estrías o la cicatriz y masajea en círculos y lentamente. Tómate tu tiempo, unos 5 minutos, para que el aceite pueda penetrar bien en la piel.

  • Masajes – El aceite de ricino tiene entre sus propiedades, la gran capacidad de relajar los músculos del cuerpo. Esto desemboca en una mejor circulación sanguínea y una mejora de las sensaciones. Obviamente, con esta premisa, nada como dar un masaje con aceite de ricino, para recuperar la energía.
    • Cómo usarlo – Se recomienda combinarlo con aceites esenciales perfumados para que el masaje sea más efectivo.

También te puede interesar:

0.00 - 0 Votos

También te puede interesar