Cómo hacer un desmaquillante casero

En lo se refiere a cuidados de la piel y rutinas de belleza, una cosa debe quedarte bien clara: existen numerosos pasos y recomendaciones, pero lo mejor es acomodarlos e incluirnos, en función de tus necesidades y tu estilo de vida. Queremos comenzar este artículo, priorizando este hecho ya que para cuidar tu piel es […]
Belzia.com

En lo se refiere a cuidados de la piel y rutinas de belleza, una cosa debe quedarte bien clara: existen numerosos pasos y recomendaciones, pero lo mejor es acomodarlos e incluirnos, en función de tus necesidades y tu estilo de vida.

Queremos comenzar este artículo, priorizando este hecho ya que para cuidar tu piel es necesario tener en cuenta, que esta rutina diaria no se acabe convirtiendo en algo tedioso y aburrido que, nos puede llegar a suponer incluso un extra de estrés.

Lo mejor en estos casos, donde el tiempo para cuidarnos escasea, es fijarnos una rutina de cuidados que también incluya pasos, que puedan llegar a ser divertidos o incluso puedan llegar a ser compartidos con algún miembro de la familia.

Por este motivo, queremos proponerte salir de lo establecido y añadir a tus cuidados, un extra de emoción. ¿Cómo? realizando tu propio desmaquillante casero.

desmaquillantes caseros para el rostro

Si, si, has leído bien, de una forma completamente casera también puedes elaborar tu propio desmaquillante.

Antes de comenzar, queremos añadir una breve aclaración, ya que en ocasiones hay dos términos que pueden dar lugar a confusión, limpiar y desmaquillar. Para que esto nos quede bien clarito, en este enlace hallarás todas las respuestas: ¿limpiar y desmaquillar es lo mismo?.

Rompe las reglas, únete a la cosmética casera (aunque sea por un día)

Sabemos lo difícil que resulta sacar unos minutos de tiempo, en estos tiempos que corren, donde el estrés suele ganar la partida, aunque nos pese.

Pero, ¿acaso no ha llegado la hora de cambiar esto y dedicarte el tiempo que mereces?. No hay duda, la respuesta es un sí, rotundo y en mayúsculas.

Ahora que hemos conseguido que detengas, durante al menos unos minutos, tu acelerado ritmo, queremos detenernos en un paso muy importante, para gozar de una piel impoluta: retirar el maquillaje de tu rostro.

Aunque esto a priori, pueda no contener mucha importancia, te aseguramos que si la tiene, y mucha.

No retirar cada día el maquillaje de la piel, puede suponer una serie de consecuencias negativas, nada recomendables.

Así, a rasos generales, lo primero que no te gustará saber es que puede ser una tragedia para los poros de tu piel, obstruyéndolos y evitando que estos transpiren, de una forma adecuada.

Si taponamos los poros, en cadena obtendremos una seria de aspectos. Lo más visibles, serán una piel con un aspecto muy seco y apagado, que, también en cadena, ocasionará que nuestra piel envejezca de una forma prematura.

Des este modo, se podría decir que, queridas/os, no desmaquillarte como es debido puede ocasionar arrugas.

Para retrasar lo máximo posible que esto ocurra, el mejor consejo es aplicar un buen desmaquillante y … si es casero, ¡mucho mejor!.

Si eres de las/os que prefiere los desmaquillantes convencionales, que podemos encontrar en el mercado, no te preocupes ya que también tenemos la mejor selección de productos para ti.

Los encontrarás todos en el siguiente enlace: mejores desmaquillantes.

Los pros y los contras de la cosmética casera

Hoy en día, en el mercado puedes encontrar desmaquillantes que son muy eficaces para retirar el maquillaje de la piel, pero de nuevo insistimos en que, en esta ocasión queremos proponerte algo diferente, que huya de lo corriente y lo establecido.

Pero, ahora bien, como se suele decir de forma popular no, no es oro todo lo que reluce. Realizar tu propia cosmética casera, en este caso tu propio desmaquillante casero también tiene sus pros y sus contras.

Para ahorrarte disgustos, comenzaremos por los contras.

Lo primero, que debes interiorizar es que natural no es ni mucho menos sinónimo, de no perjudicial para tu piel o tu salud.

¿Qué queremos decir con esto? pues muy sencillo: los productos naturales, también pueden ocasionar daños o efectos secundarios en tu piel.

Este aspecto es muy importante, porque como ya sabemos de sobra cada piel es un mundo, así que antes de ponerte manos a la obra y aventurarte a crear con tus manos cosmética en casa, es esencial que consultes con un especialista si los componentes que vas a utilizar, son compatibles con tu tipo de piel.

Aunque esto pueda parecer a priori algo dramático, es sólo un pequeño obstáculo que puedes sortear fácilmente.

Otro contra, que no juega nunca a nuestro favor, es el tema del tiempo, porque como habrás adivinado para realizar este tipo de recetas, es necesario dedicarle los minutos necesarios.

Una vez que hemos superado, estos dos pequeños baches, ha llegado el momento de hablarte de todos lo pros que contiene realizar tu propio desmaquillante.

Uno de nuestros preferidos, es que puede ser una divertida actividad compartida con los tuyos, haciendo que pases un buen rato.

Aunque la idea de hacer tu propia cosmética casera en familia, suena muy bien, también existen otros beneficios:

  • Con la ayuda de un especialista, podrás completar tu receta con ingredientes que sean 100 % naturales, sabiendo en todo momento que componentes conforman tu producto realizado. Así, no te llevarás sorpresas y además cuidarás tu piel de una forma saludable.
  • Dependiendo de los ingredientes, por norma general, realizar tu desmaquillante en casa será buena idea para ahorrarte un dinerito, ya que suele ser mucho más económico.
  • Será ideal para comprender que productos son más apropiados, en función de tu piel. De este modo, lograrás conocerte un poco más a ti misma/o.

Los mejores desmaquillantes caseros

Tras conocer tanto la parte un poco negativa, como la parte positiva de llevar a cabo esto del do it yourself o hazlo tu mismo, ha llegado el momento, ahora sí, de ponernos manos a la obra.

Debido a las diferentes posibilidades que existen a la hora de realizar un desmaquillante casero, hemos decido no optar por una única receta, mostrándote así varias opciones, que creemos te resultarán interesantes y sobre todo…¡efectivas!.

1. Desmaquillante casero de aceite de coco + aceite de almendras

Comenzamos nuestro listado de recetas casera, añadiendo un desmaquillante infalible compuesto por aceite de coco y aceite de almendras.

Por poner una pequeña pega, a este elixir formado nada más y nada menos por aceite de coco y aceite de almendras, es que se trata de un desmaquillante especialmente indicado para pieles sensible y que cuenten con tendencia a la sequedad.

Una vez dicho esto, lo mejor está precisamente en su formulación, ya que cuenta con una interesante concentración de ácidos grasos que no solo será acertado para desmaquillar la piel y deshacerte del maquillaje de una forma cómoda y sencilla, sino que también conseguirás la zona donde lo apliques muy bien hidratada.

Otro aspecto clave, es que este producto también será útil para mantener limpia la zona del contorno de ojos; debido a sus cualidades, para desmaquillar incluso la piel más sensible, será adecuado para retirar en maquillaje en este perímetro tan complejo.

Junto con estos dos aceites tan beneficiosos para tu piel y tus sentidos, debes contemplar que también existen otros elixires que ofrecen amplias garantías y resultados, a la hora de desmaquillar la piel.

Si quieres conocer que aceites son los más adecuados, te dejamos en este enlace toda la información necesaria: mejores aceites desmaquillantes.

Ingredientes necesarios

  • 1 envase que tenga una capacidad para albergar 50 ml.
  • 25 ml. de aceite de coco orgánico.
  • 25 ml. de aceite de almendras dulces.

Qué pasos que debo seguir

1. Para comenzar con la realización de la receta, lo primero que debemos hacer es verter la mitad de la cantidad que utilizaremos de aceite de coco, en el interior de nuestro recipiente escogido. Es decir, añadiremos 12,5 ml en el recipiente.

2. Para continuar con el proceso, en esta ocasión, realizaremos el mismo gesto, pero con el aceite de almendras dulces. Sólo tendrás que añadir la mitad de la cantidad propuesta, de aceite de almendras (también 12,5 ml).

De este modo, crearemos una capa de aceite de coco y justo encima, otra capa de aceite de almendras.

aceite de coco desmaquillante casero

3. En este apartado, repetiremos de nuevo los dos pasos realizados anteriormente; por un lado, debes añadir una nueva capa de aceite de coco, vertiendo la cantidad restante y por otro lado, finalizaremos nuestras capas, añadiendo una última capa de aceite de almendras dulces.

Por si no te ha quedado lo suficientemente claro, la idea es que quede como resultado 4 capas en total, con el aceite de coco y el aceite de almendras, intercalados entre sí.

4. Llegados a este punto, es hora de remover las capas de ambos aceites, hasta conseguir que resulta una mezcla homogénea. Para remover bien la mezcla, te aconsejamos que te decantes por un utensilio de madera y evites utilizar una varilla metálica.

5. Una vez completada la mezcla y tras conseguir que haya quedado bien homogénea, te aconsejamos que dejes reposar el resultado obtenido en un lugar que no sea excesivamente húmedo, sino más bien fresco y seco.

6. Tras finalizar estos pasos, nuestro desmaquillante casero, con aceite de coco y almendras, estará listo para ser aplicado en el rostro.

Realiza una aplicación correcta

La aplicación de nuestro desmaquillante, es un paso muy importante. Una incorrecta aplicación del producto, puede ocasionar resultados no deseados.

Para evitar que esto suceda, te proponemos seguir los siguientes pasos, fáciles y sencillos:

1. Para iniciar nuestra rutina desmaquillante, necesitaremos dos discos de algodón (que puedes encontrar fácilmente en el mercado).

2. Enseguida, empapa uno de los discos de algodón con tu desmaquillante casero de aceite de coco y almendras. Bien impregnado, lo extenderemos a lo largo de la piel de nuestro rostro, realizando movimientos muy suaves y circulares.

3. Si no sueles utilizar maquillaje, igualmente esta solución será muy adecuada para limpiar la piel. Para no dejar en el olvido, ningún área del rostro, nuestro consejo es comenzar desde arriba, hacia abajo.

Es decir, limpia mediante movimientos circulares muy suaves la frente y la nariz. Enseguida, continúa recorriendo con tu algodón la zona de las mejillas y la barbilla. Seguiremos, retirando la suciedad instalada en el cuello y el escote.

Por último, te aconsejamos que con el otro disco de algodón, retires el maquillaje o los restos de suciedad, en la zona de los labios.

4. Una vez que hemos limpiado la piel del rostro, continuaremos eliminando los restos de maquillaje o suciedad, acumulado en el contorno de ojos.

5. El procedimiento es similar, sólo que en esta ocasión necesitarás además del disco del algodón, la ayuda de un pequeño bastoncillo, también de algodón.

6. Para eliminar el maquillaje de esta zona, altamente sensible y vulnerable, debemos ir con mucho cuidado, midiendo todavía más que los movimientos sean suaves y de nuevo, circulares.

7. Asegúrate de retirar los restos o excedentes de este área, sobre todo si utilizas máscara de pestañas, ya que suele ser algo más persistente.

8. Terminaremos con la ayuda de nuestro bastoncillo de algodón, empapado con el desmaquillante, limpiaremos y retiraremos los restos de delineador en la línea de pestañas.

Evita que entre producto en el interior de los ojos, ya que podría ocasionar irritaciones o molestias.

Una vez que has interiorizado, cómo utilizar a la perfección este desmaquillante casero, te proponemos la lectura de este artículo.

Te adelantamos que tras su lectura, tu visión sobre retirar el maquillaje con aceite de coco, nunca será la misma. Sólo tienes que cliclar justo aquí: aceite de coco para desmaquillar.

2. Desmaquillante casero de aceite de oliva + limón

Antes de conocer los secretos mejor guardados de esta receta, queremos comentarte que será una idea excelente utilizarla si cuentas sobre todo, con una piel con tendencia a sufrir sequedad o deshidratación.

Esto se debe principalmente, porque en esta ocasión incluiremos aceite de oliva en nuestro desmaquillante casero.

Este elixir de la naturaleza, nos ofrece grandes beneficios y propiedades, formando parte tanto del cuidado de nuestra alimentación, como del cuidado de nuestra piel.

Sin embargo, sus grandes beneficios hidratantes, hacen que el aceite de oliva no sea apto para todo tipo de pieles, ya que si cuentas con una piel grasa puede aportar un indeseado exceso de sebo en la piel.

Para asegurarte al 100 %, nuestra recomendación es utilizar este desmaquillante casero sólo, si cuentas con una piel seca.

Además de ayudarnos a retirar el maquillaje y limpiar a la perfección nuestro rostro, entre los componentes principales de esta receta, destacamos las cualidades del limón y la lecitina de soja, gracias a su alto contenido en vitamina C y vitamina E.

En resumen, incluir este desmaquillante casero en tu neceser te garantizará grandes resultados en la piel, debido a sus beneficios antioxidantes, hidratantes y reafirmantes, devolviendo la luz a tu rostro.

Ingredientes necesarios

  • 200 ml. de aceite de oliva
  • 100 gr. de lecitina de soja
  • 10 gr. de zumo de limón
  • 1 envase, preferiblemente con tapa.

Qué pasos debo seguir

1. Realizar esta receta es muy sencillo. El primer paso que debemos seguir, es mezclar muy bien los ingredientes en el recipiente por el que nos hayamos decantado.

De este modo, añadiremos el aceite de oliva, la lecitina de soja y el zumo de limón.

2. A continuación, debes remover enérgicamente todos los componentes, hasta que observes una mezcla homogénea, donde todos los ingredientes utilizado estén bien fundidos entre sí.

3. Una vez que hemos terminado de remover, conservaremos el resultado en un espacio seco y fresco.

Realiza una aplicación correcta

La aplicación de esta sencilla receta, te resultará igual de cómoda que su realización.

Un pequeño secreto: siempre, justo antes de utilizarla, te recomendamos que agites bien el envase para que los componentes se mantengan bien unificados y se mezclen, de este modo, entre ellos.

Otro dato interesante, que debes tener presente, es que se aconseja aplicar este desmaquillante casero, sólo por la noche, justo antes de irte a dormir.

Esto se debe a dos motivos principales: por una parte, el aceite de oliva puede aportar una densidad excesiva y por otra parte, el zumo de limón, puede ocasionar quemaduras si exponemos nuestra piel ante los rayos del sol.

Ahora bien, justo antes de dormir y regalarle a tu cuerpo un merecido descanso, sólo tendrás que aplicar el preparado sobre el rostro, siempre con la ayuda de un disco de algodón.

Insiste y reparte bien todo el producto, hasta que no quede ningún resto o excedente sobre el rostro.

Déjalo actuar durante toda la noche y por la mañana, retíralo con abundante agua tibia.

3. Haz tu propio desmaquillante bifásico con ingredientes naturales

desmaquillante casero con ingredientes naturales

Por si aún no te ha quedado lo suficientemente claro, los maquillajes que denominamos waterproof, son aquellos que por su condición, es decir que son altamente resistentes al agua, permanecen en nuestra piel durante más tiempo, permaneciendo casi intactos las 24 horas del día.

Debido a esta condición y esta resistencia, como era de esperar, retirarlos no es una tarea nada sencilla. Eso sí, exceptuando, si realizamos esta actividad con los productos adecuados.

Un apoyo fundamental para eliminar este tipo de maquillaje, son los desmaquillantes bifásicos.

Para optar por este tipo de productos, puedes decantarte por opciones más “convencionales” a las que puedes acceder de una forma fácil, en tiendas de productos de belleza especializadas o decantarte, por la opción que te proponemos enseguida, más alternativa y casera.

Ingredientes necesarios

  • Infusión de tomillo / 50 ml.
  • Infusión de manzanilla / 50 ml.
  • Aceite de almendras dulces / 40 ml.
  • Aceite de jojoba / 40 ml.

Qué pasos debo seguir

Previamente, queremos añadir que como siempre, la elección de estos ingredientes no es causal.

En primer lugar, la manzanilla es un remedio natural que se ha utilizado desde antaño, para el cuidado de los ojos. Entre sus cualidades más destacadas, brillan su poder antiinflamatorio y su acción descongestionante.

Por otra parte, en la infusión de tomillo también encontraremos una fuente de propiedades, siendo un magnífico antiséptico; un aliado perfecto para desmaquillar la piel, tanto del rostro, como del contorno de ojos.

Tras esta breve pausa, toma nota de los pasos que debes seguir:

  1. Comenzaremos realizando las infusiones, tanto de tomillo como de manzanilla. Para ello pondremos a hervir agua media taza de agua e infusionaremos estos dos componentes naturales.
  2. Para obtener las infusiones, tras hervir el agua con las bolsitas de manzanilla y tomillo, lo dejaremos reposar durante 5 minutos.
  3. Para continuar, en el agua infusionada obtenida, con el tomillo y la manzanilla, añadiremos la cantidad solicitada de aceite de almendras dulces junto con el aceite de jojoba.
  4. Removeremos todos los ingredientes, hasta que éstos se hayan diluido, dando como resultado una mezcla perfectamente homogénea, lista para su uso.
  5. Terminaremos el proceso, vertiendo el resultado en un envase que sea adecuado y sobre todo, cómodo, pasa su utilización diaria.

Te aconsejamos que el envase utilizado sea de color oscuro, así de este modo, se conservará mejor.

Realiza una correcta aplicación

  • Debido a la densidad que pueden aportar tanto el aceite de almendras dulces como el aceite de jojoba, te recomendamos que utilices este desmaquillante natural, sobre todo por la noche, antes de dormir.
  • Para realizar esta labor principal, conseguir retirar el maquillaje, empezaremos empapando en un disco de algodón nuestra solución casera.
  • A continuación, mediante toques muy suaves y circulares limpiaremos la piel que envuelve nuestro rostro. Insistiremos, hasta que no quede ningún resto visible en la dermis.
  • Terminaremos, retirando el maquillaje de la zona del contorno de ojos. Recuerda que es un área delicada, por lo que debes retirar con tu algodón la máscara de pestañas y el delineador utilizados, de una forma suave.
  • No olvides repasar la zona de los labios, ya que las barras de labio waterproof suelen ser muy resistentes, dejando rastros del color utilizado.

Aplicar de una forma constante este desmaquillante, no solo resultará idóneo para retirar el maquillaje sino que además añadirá un plus extra de vitamina E, gracias a sus componentes.

Mantendrás tu piel bien hidratada y nutrida, además de limpia y sin excedentes o restos de maquillaje.

4. Desmaquillante casero con champú de bebé + aceite de aguacate

Seguramente, estarás alucinando con la receta que te proponemos a continuación, pero sí…estás leyendo bien, los componentes principales son champú de bebé y aceite de aguacate.

Por norma general, los champús específicos para limpiar la piel del bebé gozan de dos características o cualidades esenciales: por un lado suelen ser fórmulas hipoalergénicas y por otra parte, ayudan a retirar la suciedad sin producir la más mínima irritación en la piel.

Por estos dos motivos, este producto resultará beneficioso para desmaquillar nuestros rostro, sin ocasionar ningún daño o efecto secundario.

En segundo lugar, el aceite de aguacate nos ofrecerá una gran aporte de vitamina E a la piel, junto con altas dosis de lecitina y potasio.

Gracias a esta combinación de componentes, incluidos en la formulación del aceite de aguacate, nuestros tejidos se mantendrán mucho más hidratados y nutridos y además… de una forma totalmente natural. ¿Alguien da más?.

Antes de seguir y contarte el proceso, queremos incidir en que este desmaquillante casero es sobre todo adecuado en pieles mixtas o secas.

Ingredientes necesarios

  • Unas gotas de aceite de aguacate
  • 1 chorrito de champú de bebé
  • 1 envase con cierre o tapa

Qué pasos debo seguir

Otra de las cualidades de este desmaquillante casero, es su sencilla realización.

Sólo tendrás que verter en el envase escogido el chorrito de champú y añadir (en función de la textura deseada) unas gotas de aceite de aguacate.

Enseguida, agita bien la mezcla y ¡listo!.

Realiza una correcta aplicación

En esta receta, todo son comodidades, por ello su aplicación no iba a ser menos.

Al tratarse de una solución espumosa, debes enjuagar el rostro previamente con agua y enseguida, aplica en tu mano una nuez del desmaquillante obtenido.

El proceso es tan fácil, como extender esta nuez del producto sobre la piel de tu rostro húmeda, hasta que éste haga espuma. Masajearemos durante unos segundos, siempre con cuidado y de una forma delicada.

Finalizaremos, retirando la espuma formada, con abundante agua tibia.

¿El resultado? una piel totalmente limpia, sin restos de maquillaje y además, bien hidratada, luminosa y firme.

5. Aprende a hacer también…¡tus propias toallitas caseras!

Si eres de las/os que no te conformas con lo primero que se cruza en tu camino, seguramente este truco tan sencillo, simplemente, te encantará.

A menudo, además de utilizar a diario discos de algodón para retirar el maquillaje, utilizados de forma conjunta con  nuestros desmaquillante elegidos, es frecuente optar por toallitas desmaquillantes.

toallitas desmaquillantes caseros

Esta modalidad, también puede ser muy válida para eliminar el maquillaje, sin dañar apenas la piel. Sin embargo, en frecuente que en tu tarea de eliminar todo el maquillaje de una forma exhaustiva, necesites “algo más”.

Por ello, será una excelente idea, incluirlas tu actividad frecuente, que sigues cada día, conjuntamente con los desmaquillante casero utilizados en tu rutina.

Qué necesitaremos

  • Pañuelos de papel
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de aceite de árbol de té
  • 1 envase con tapa (si puedes evitar que éste sea de plástico, mucho mejor)

Cómo realizamos nuestras toallitas caseras

  1. Antes de ponernos manos a la obra, lo primero que haremos será hervir agua. Una vez que el agua haya entrado en ebullición, verteremos el agua caliente en una taza.
  2. Seguiremos con el proceso, añadiendo en el agua caliente la cucharada de aceite de coco junto con la cucharada de aceite de árbol de té.
  3. Con la ayuda de un pequeño utensilio, una varilla de madera, removeremos el agua con los aceites, hasta que éstos hayan quedado bien diluidos.
  4. Tras remover, la clave de esta receta casera, es impregnar bien los pañuelos de papel, uno a uno, en los aceites diluidos en agua.
  5. Una vez que hayan quedado empapadas, las iremos doblando y colocando dentro de nuestro envase escogido. Recuerda, para que no se sequen, no olvidar cerrar bien el envase con la tapa; por otra parte, tampoco olvides conservarlas en un lugar que sea muy fresco y seco.
  6. Terminado estos pasos tan sencillos, tus toallitas desmaquillantes caseras estarán listas para su uso.

Finalmente, tras conocer nuestras propuestas, con las mejores recetas caseras, queremos completar y añadir más información respecto a un paso esencial: cómo debes desmaquillar tu piel.

Para ello, lo ideal es leer el artículo que te recomendamos a continuación; sigue los pasos más esenciales, clicando en este enlace: cómo desmaquillar la piel correctamente.

Los desmaquillantes convencionales, también funcionan

Queridas, queridos, lo hemos intentado, salirnos de la norma y proponerte algo más alternativo ofreciéndote un buen número de recetas caseras, pero nos podemos imaginar lo que estás pensando.

Sabemos, que a pesar de nuestras buenas intenciones, en contadas ocasiones realizar cosmética casera puede llegar a ser una misión, casi imposible.

Por este motivo, no queremos dejaros de lado, sin rumbo, a todas/os los que a diario por más que intentáis sacar unos minutos, no lo conseguís.

Pero, no os preocupéis que os lo ponemos fácil, ya que os mostramos los principales tipos de desmaquillantes que podréis encontrar en el mercado, entre vuestros ajetreados días.

Como nuestra misión principal es ayudarnos y facilitarnos las tareas rutinarias de belleza, a continuación os proponemos un listado con diferentes clasificaciones y lograr así, que encuentres tu opción ganadora.

Una vez más, toma nota.

Desmaquillantes al agua: qué es el agua micelar

Como la falta de tiempo, te acompaña inevitablemente, queremos comenzar añadiendo los conocidos desmaquillantes al agua, pero centrando nuestra atención en producto específico esencial: el agua micelar.

Seguramente, habrás escuchado que este producto goza de numerosas cualidades, pero lo que no sabías es que es mucho más que eso.

Estamos hablando de un producto multiusos, que será nuestra mejor opción para ganar tiempo y agilidad, a la hora de desmaquillar nuestra piel.

Entre estas propiedades, el agua micelar brilla por limpiar y desmaquillar nuestra piel; pero además, este producto nos ofrece una actividad como tónico, siendo un tres en uno: limpiador, desmaquillante y tónico.

Para continuar, en su formulación encontraremos un componente estrella, que nos ayudará sin dudar lo más mínimo, a eliminar incluso el maquillaje más persistente (es decir, el maquillaje waterproof, resistente al agua); estamos hablando de las micelas.

Se definen, como un grupo, un conjunto de moléculas que cuentan con una gran capacidad para adoptar diferentes formas, prácticamente imperceptibles.

Pero, lo que más nos interesa, es que estas moléculas cuentan con una actividad esencial a la hora de limpiar nuestro rostro: retirando y conduciendo el maquillaje, los restos de suciedad, a través del agua.

Esta solución, conseguirá de este modo atrapar los restos de maquillaje más resistentes y difíciles de eliminar.

Por otra parte, en el agua micelar encontraremos un oasis para las pieles sensibles, porque esta solución limpiadora es apta para todos, absolutamente todos, los tipos de pieles.

Desmaquilla tu piel con un bálsamo

Entre los productos más eficaces para retirar el maquillaje, los bálsamos a menudo, quedan en un segundo plano.

Una de las principales diferencias de este tipo de desmaquillante, a simple vista, es su textura.

Como norma general, los bálsamos presentan inicialmente una textura algo más densa, incluso en ocasiones como una especie de “manteca”.

Pasar de este estado, un poco más sólido, a un estado que sea fácil de aplicar será muy sencillo, ya que al entrar en contacto con el calor proporcionado por la fricción y el movimiento de las yemas de nuestros dedos, ésta se derretirá.

En este tipo de desmaquillante, encontrarás grandes beneficios y propiedades, aportando un extra de suavidad a la piel.

Uno de los aspectos negativos, por llamarlos de algún modo, de este tipo de desmaquillantes es principalmente su precio, ya que suelen ser menos económicos.

Por otra parte, aunque esto es algo que debemos realizar siempre, te aconsejamos que te detengas en el INCI o listado de ingredientes del bálsamo escogido.

ingredientes desmaquillantes caseros

Es frecuente que en algunos bálsamos que encontramos en el mercado, halles formulaciones que son comedogénicas. Te recomendamos que las evites y apuestes por lo contrario, bálsamos no-comedogénicos; así te asegurarás que no ocasionan saturaciones u obstrucciones de los poros de la piel.

Para despejar tus dudas sobre estos productos, tenemos la solución perfecta.

Tras la lectura de este artículo que te ofrecemos a continuación, entenderás de una forma más completa todo lo que éstos productos pueden hacer por ti y por tu piel. Si quieres saber más, pincha en el enlace: mejores bálsamos desmaquillantes.

Retira el maquillaje waterproof con un desmaquillante bifásico

Tal y como hemos mencionado anteriormente, eliminar este tipo de maquillaje resistente al agua, puede ser a ser una misión imposible.

Para evitar a toda costa que esto ocurra y que podamos dejar la piel de nuestro rostro impoluta, el secreto es utilizar los productos adecuados.

Hemos visto, que el agua micelar también es una gran ayuda para retirar el maquillaje más persistente, pero en esta ocasión queremos centrarnos en los desmaquillantes bifásicos.

Una de las cualidades más evidentes en los productos bifásicos es que constan de dos tipos de fases o partes: formado por una parte de agua y por una parte de aceite.

Aunque a priori, esta combinación pueda parecer incompatible, la clave está en que ambas queden bien mezcladas.

¿Cómo? agitando el producto siempre antes de usarlo. Para facilitarnos esta tarea, las dos partes de este producto suelen estar diferenciadas contando con colores distintos.

Además, los envases de los desmaquillantes bifásicos también suelen ser transparentes, dejando ver de este modo el contenido de su interior.

Para elegir el más adecuado, queremos ayudarte. Para ello hemos realizado esta selección con los mejores; al alcance de tu mano, en este enlace: mejores desmaquillantes bifásicos.

¿Son efectivas las leches y las espumas desmaquillantes? Te lo contamos todo sobre estos productos

Seguramente, sobre todo en tu juventud, habrás utilizado este tipo ya que, las leches desmaquillantes suelen ofrecer diferentes opciones, en función del tipo de piel con el que gocemos.

De este modo, no es extraño ver leches desmaquillantes que sean para pieles mixtas, pieles secas o incluso, pieles grasas.

Una de las opciones ganadoras es el uso de este tipo de desmaquillantes en las dermis, sobre todo, más secas; esto se debe a que pueden ofrecernos grandes aportes nutritivos e hidratantes en nuestros tejidos.

Si la sequedad o la tirantez, son dos enemigos que te acompañan a diario, en este tipo de productos específicos hallarás buenos resultados.

Enseguida, tras su utilización notarás como los picores y las irritaciones provocadas por la sequedad se eliminan de forma inmediata.

Decantarte por una opción u otra, puede llegar a ser algo tedioso. Te facilitamos esta tarea, seleccionando en este artículo los mejores productos: las mejores leches desmaquillantes.

Para continuar, otro formato muy recomendado, especialmente si tu piel es grasa, son las espumas limpiadoras.

Gracias a la textura de este tipo de productos, encontrarás la solución perfecta para refrescar de una inmediata tu piel grasa.

Como sabemos, este tipo de piel presenta ciertas complejidades, siendo algo más difícil de cuidar.

Debido a que las necesidades aclamadas por las dermis más grasas son mayores, es necesario que afinemos en los productos utilizado a la hora de retirar el maquillaje.

En este sentido, las espumas limpiadoras serán muy apropiadas para encargarse de esta tarea específica y además, mantendrán el exceso de sebo y grasa bajo control.

También serán muy adecuadas para unificar el tono de la piel y reducir visiblemente, el tamaño de nuestros poros.

Después de ofrecerte los principales tipos de desmaquillantes, como siempre, para las/os inconformistas tenemos lo que andas buscando: información completa y de calidad. Es muy sencillo, si quieres saber más sobre estos productos, sólo tienes que hacer un pequeño click en el enlace: tipos de productos que existen para desmaquillar.

Cuidar tu salud también es cuidar tu piel

Queremos finalizar, ahondando en la importancia que contiene cuidar la piel de una forma saludable, que como ya sabrás también comprende realizar cuidados de una forma interna.

Estamos convencidas, que en algún momento de tu existencia habrás escuchado esto de que estar bien por fuera, es un reflejo muy fiel, de estar bien por dentro.

Esto, también se puede aplicara a estados anímicos, pero nosotras queremos reconducirlo al tema que nos ocupa: el cuidado de la piel.

Sabemos que lograr un equilibrio entre los cuidados que realizamos de nuestra piel de forma externa, con dichos cuidados de una forma interna, no es fácil, pero como en casi todo, con esfuerzo y constancia podemos lograr alcanzar nuestra meta: llevar un estilo de vida saludable.

En lo primero que vamos a detenernos es en nuestra alimentación, ya que definitivamente somos lo que comemos.

Seguir una alimentación correcta y saludable, es uno de los pilares de nuestro organismo, por este motivo te recomendamos encarecidamente que cuides lo que comes.

Una dieta que sea muy variada y equilibrada, con una gran cantidad de frutas, hortalizas y verduras, te reportará no solo energía para afrontar los días más largos, sino también beneficios en tu cuerpo y en tu piel.

Alimentarse de forma adecuada es uno de los pilares para seguir un estilo de vida saludable, sin embargo, debes saber que no es el único.

Otro pilar esencial es mantener tu organismo y tus tejidos bien hidratados. ¿Cómo? bebiendo una cantidad suficiente de agua diaria. Los especialistas, recomiendan que esta cantidad sea de dos litros diarios.

Por último, no queremos dejar de lado los cuidados externos de la piel de nuestro rostro.

Para continuar en esta línea, saludable y natural, te recomendamos también que los productos utilizados no contengan componentes químicos, tan dañinos para nuestra dermis y nuestra salud.

Evita a toda costa, que los productos que incluyas en tu neceser contengan parabenos o siliconas, junto con una cantidad excesiva y desproporcionada de conservantes.

Opta por opciones que estén siempre testadas dermatológicamente, sean no-comedogénicas e hipoalergénicas.

No olvides nunca que cuidar tu piel desde el interior, siempre se reflejará en el exterior.

cuidados naturales y desmaquillantes caseros

Nos vemos de nuevo en el próximo artículo, mientras tanto…¡cuídate mucho! 🙂

También te puede interesar