Cómo desmaquillar la piel correctamente

desmaquillar piel correctamente

Nuestra piel cuenta sobre nosotras/o mucho más de lo que creemos. Y es que aunque a veces podemos llegar a pensar lo contrario, los cuidados que con tanto cariño realizamos sobre el rostro, aplicados de una forma constante, dan sus frutos (incluso a corto plazo).

Ya sabemos que una de las claves para el lograr el éxito absoluto en la piel es ser pacientes y sobre todo, muy constantes pero como era de esperar, además de la paciencia y la constancia, existen otros factores que deben fluir en nuestra rutina para que nuestro rostro luzca un aspecto de diez.

Entre estos aspectos que no deben faltar asoma especialmente uno, que se caracteriza por ser ya un viejo conocido, uno de esos cuidados que nunca restan, si no que suman beneficios y con creces.

Por si aún no ha quedado suficientemente claro nos estamos refiriendo a la limpieza del cutis.

Un paso básico y esencial: desmaquillar el cutis

Lo primero que queremos matizar es que la limpieza facial puede ser un factor determinante en el aspecto de nuestra piel.

Esto lo habrás experimentado de primera mano en más de una y de dos ocasiones, ya que cualquier despiste, falta de ganas o tiempo, en lo que respecta a limpieza, influye directamente sobre nuestra delicada dermis.

Para lidiar con esta falta de ganas y falta de tiempo, aunque cueste creerlo, lo tenemos bastante fácil. Sólo hay que añadirle motivación al asunto y ganas de ver la piel del rostro con un aspecto radiante.

Conseguirlo, no vamos a negarlo, no es un trabajo fácil, pero con las pautas indicadas esta tarea puede resultarnos mucho más sencilla de lo que a priori parece.

Sin duda una de las pautas que no debe faltar para alcanzar el esplendor en nuestra piel es retirar el maquillaje cada día, por ello en este artículo hacemos una pausa por ti, en tu apretada agenda, para contarte las mejores formas para desmaquillar la piel.

Elige un desmaquillante adecuado, siempre en función de tu tipo de piel

El primer paso que debemos dar para lograr nuestro objetivo, es decir lograr una piel saludable que se muestra luminosa, en su máximo apogeo y esplendor es decantarnos por un producto desmaquillante que nos resulte no solo de nuestro agrado, si no que también sea compatible con nuestra dermis.

Esto último, lo de conseguir un producto desmaquillante que sea compatible con nuestra piel a veces puede quedar algo atravesado e incluso, porque no decirlo, puede ser algo complicado.

La realidad es que siempre que nos lanzamos a la piscina en esto de la limpieza facial, no es seguro que vayamos a salir victoriosas/os.

Tras años de experiencia, con esto de los cuidados faciales que mejor nos sientan habrás podido comprobar que los productos desmaquillantes pueden ser más o menos adecuados según el tipo de piel.

Sin embargo, como ocurre en otros terrenos en el mundo de la cosmética y la higiene facial también hay algunas excepciones que rompen las reglas, esto ocurre con las soluciones limpiadoras que son aptas para todo tipo de piel (tal y como suele ocurrir por ejemplo con el agua micelar).

Profundizaremos en este aspecto un poco más adelante. Antes, para que logres desmaquillar tu piel correctamente nos gustaría hacer una serie de distinciones así de forma general que a nosotras nos ayuda bastante.

Consiste en lo siguiente: diferenciar entre productos desmaquillantes a los que podemos acceder de una forma online o comprándolos directamente en algún super o tienda y distinguir componentes naturales que podemos utilizarlos también para este fin, es decir, desmaquillar la piel.

Para ello queremos hablarte de los distintos tipos de desmaquillantes que puedes utilizar a diario; estos te servirán no solo de ayuda si no que serán los principales causantes de que luzcas una limpieza más profunda.

Antes de mencionarlos, queremos destacar los mejores desmaquillantes del mercado, que en nuestra experiencia han sido de gran utilidad para limpiar bien, sin trampas, nuestra piel. Es fácil, solo tienes que pinchar en el siguiente enlace: mejores desmaquillantes.

Tipos de productos desmaquillantes

La limpieza de la piel a veces queda empañada con el gesto de desmaquillarla de una forma correcta. Aunque ambos aspectos tengan muchas cosas en común, siendo lo principal la higiene facial, también cuentan con aspectos que los distinguen.

Esto de diferenciar entre limpiar y desmaquillar no es algo frecuente, pero nosotras queremos que saques el mayor provecho de tu piel y sobre todo que tus tejidos permanezcan impolutos durante el mayor tiempo posible.

Ya que saber distinguir estos dos conceptos no está de más,  la lectura de este artículo tampoco: ¿limpiar y desmaquillar es lo mismo?.

Continuando con una limpieza correcta del rostro, ya hemos añadido que esta depende sobre todo del tipo de piel que nos caracteriza, ya que esto será un aspecto determinante.

Pero claro está el desmaquillante que utilicemos o que decidamos incorporar también tiene que gustarnos, que su textura, su olor, nos motive, además de facilitarnos “la vida”.

Como esta búsqueda puede complicarse, sobre todo por la cantidad de opciones ya que el abanico de posibilidades al que podemos acceder es inmenso, te ayudamos seleccionando a continuación dos grandes grupos de productos desmaquillantes.

Por un lado te contaremos todo lo que necesites saber sobre los desmaquillantes más utilizados, los más venerados del mercado y por otra parte queremos hacer una mención muy especial sobre los componentes naturales que sirven no solo para desmaquillar la piel, si no también para cuidarla y protegerla.

Productos desmaquillantes que podemos encontrar en el mercado

No queremos ser pesadas, pero enserio debes creernos cuando te decimos que encontrar un desmaquillante que encaje con todos los requisitos que buscas, solo a veces, puede ser algo complicado.

Por suerte, traemos buenas noticias porque existen formas de agrupar estos tipos de productos para desmaquillar le cutis y nosotras nos hemos encargado de seleccionar las más demandadas.

De esta forma lograr el mejor desmaquillante, el más compatible, será coser y cantar.

Comenzaremos por los productos desmaquillantes que podemos encontrar en super, de una forma relativamente fácil.

Para ampliar información respecto a los tipos de desmaquillantes solo tienes que clicar aquí: tipos de productos que existen para desmaquillar.

Tipos de desmaquillantes que encontraremos en el mercado

productos desmaquillantes

Elegir el desmaquillante correcto a veces se resiste debido a la gran cantidad de alternativas por las que podemos decantarnos.

Incluso existen aceites que son verdaderas joyas para desmaquillar el rostro; para ir abriendo el apetito nada mejor que mostrarte una selección con los mejores: mejores aceites desmaquillantes.

Para continuar, los productos desmaquillantes, lo más demandados y con un uso más frecuente, que podemos encontrar en el mercado son:

Limpiadores al agua o agua micelar 

Seguramente los limpiadores con base al agua sean de los más utilizados, sobre todo si nos decantamos por soluciones multiusos como el agua micelar.

La cualidad principal del agua micelar es que consigue rescatar, retener, eliminar la suciedad del cutis de una forma relativamente sencilla.

De hecho solo necesitarás una solución micelar que sea adecuada, con una formulación decente para lograr eliminar el maquillaje, limpiar bien la piel y encima, tonificarla.

Nuestro consejo, si aún no tienes muy claro cual es tu tipo de piel, es que incluyas un agua micelar que sea apta para todo tipo de pieles.

Mejor adquirir soluciones micelares que contengan ingredientes naturales como por ejemplo el extracto de avena, el extracto de jengibre, el extracto de manzana, caprylyl capryl glucoside, gel de aloe de vera o glicerina.

Bálsamos desmaquillantes

Si tu piel es algo más seca y sueles sufrir de vez en cuando deshidrataciones y sequedades los bálsamos desmaquillantes son adecuados para ti.

Su textura es bastante untuosa ya que de primeras puede recordarte a una especie de manteca, que se convertirá en una loción más fluida con tan solo calentar una pequeña nuez entre tus dedos.

Si quieres conocer un poco mejor este tipo de desmaquillantes te recomendamos este artículo: mejores bálsamos desmaquillantes.

Soluciones limpiadoras bifásicas

Estos productos de limpieza contienen una acción desmaquillante muy especial, ya que en un mismo producto encontraremos dos componentes que actúan conjuntamente.

Incluso el color de estos dos componentes incluidos en las soluciones bifásicas suele diferenciarse, aunque esto tiene una sencilla explicación: es imprescindible agitarla el desmaquillante bifásico antes de utilizarlo, hasta observar que ambas partes estén unificadas.

Estas dos partes que conforman las soluciones limpiadoras bifásicas son, una parte de agua (normalmente agua micelar) y una parte de aceite.

La fusión de ambas completará el trabajo y logrará desmaquillar incluso restos realmente difíciles de retirar.

Hay soluciones bifásicas que funcionan de maravilla; para conocer las mejores echa un vistazo en el siguiente enlace: mejores desmaquillantes bifásicos.

Leches desmaquillantes 

Si buscas un producto para desmaquillar la piel que te resulte suave y sobre todo, que tenga una textura más cremosa, las leches desmaquillantes pueden resultarte muy agradables (no solo al tacto).

Igual que ocurre con los bálsamos limpiadores, se trata de una opción bastante personal, siendo su textura bastante específica.

También comparte con los bálsamos sus cualidades para hidratar y nutrir la piel seca, evitando que tras el proceso de limpieza del maquillaje el cutis quede áspero.

Si no sabes bien qué opción puede ser más compatible con tu piel tenemos algunas recomendaciones para ti en este artículo: mejores leches desmaquillantes.

Productos desmaquillantes naturales

Las alternativas más naturales también deben estar entres nuestras prioridades a la hora de desmaquillar la piel.

Si no lo has probado nunca, hacer un producto desmaquillante casero es mucho más sencillo de lo crees; solo tienes que seguir los pasos adecuados. Fíjate en este enlace: cómo hacer un desmaquillante casero.

No obstante, aunque realizar un desmaquillante en casa sea una idea saludable y divertida, ante la duda si algún componente (aunque este sea natural) puede ser compatible o no con tu piel, nuestra recomendación es consultar siempre siempre con un especialista que te aconseje y que te asesore.

Para continuar haciendo una mención más que especial a los componentes naturales, tal y como te íbamos comentando, estas alternativas también son ideales para retirar el maquillaje.

De hecho hay componentes como por ejemplo el aceite de oliva o el aceite de coco que incluso consiguen que nos libremos del maquillaje persistente, que cuesta un poco más retirar con productos que cuentan con una base al agua.

No es de extrañar que incluso este tipo de aceites forme parte de lo que se conoce como doble limpieza facial, ya que los aceites logran capturar los restos de sebo o productos que contengan texturas más oleosas.

Del aceite de coco habrás oído las mil maravillas y beneficios que puede aportar no solo como producto desmaquillante, si no también como tratamiento para mantener tu cutis en un estado óptimo.

Lo mejor del aceite de coco es que se trata de un aceite ligero que no aporta un exceso de grasa y mucho menos satura u obstruye nuestra piel.

Además lograr añadir hidratación y mantenerla; este proceso de humectación incluso transcurridas varias horas lo notaremos sobre todo en la elasticidad y la luminosidad, latentes en nuestro rostro.

Conoce bien, con detalle, todo lo que el aceite de coco puede aportar a tu piel en este enlace: aceite de coco para desmaquillar.

Pasos para desmaquillarse de una forma correcta

1. Lo primero que tienes que distinguir es si tu limpiador o desmaquillante elegido se puede aplicar directamente o necesitas un complemento como un disco desmaquillante o una esponjita.

2. Independientemente si necesitas un complemento para aplicar tu producto elegido o no, hay un paso que no varia y es aplicar el producto sobre el rostro de una forma muy suave, sin realizar movimientos que puedan llegar a dañar la piel.

3. En la zona del contorno debemos tener un cuidado especial; si la máscara de pestañas se resiste incorpora como ayudante un bastoncillo de algodón, es muy útil para retirar el rimel y el delineador, sobre todo si ambos son waterproof.

4. Una vez hayas retirado todo el maquillaje no olvides de cerrar los poros incluyendo un tónico. Si utilizas agua micelar, como ya sabes, este paso no será necesario.

desmaquilla correctamente la piel

Finalmente, recuerda desmaquillar tu cutis de una forma constate y sobre todo…¡cuídate mucho!.

🙂

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar