Aceite de coco para desmaquillar

Pero...¿quien ha dicho que un producto natural no puede llegar a ser un excelente desmaquillante?. Esta pregunta, seguramente te la habrás auto-formulado en algún momento de tu existencia, en tu búsqueda del desmaquillante ideal, el más apropiado para tu delicada piel. Y es que, aunque actualmente los productos naturales parezcan "estar de moda", debes saber […]
Belzia.com

Pero…¿quien ha dicho que un producto natural no puede llegar a ser un excelente desmaquillante?.

Esta pregunta, seguramente te la habrás auto-formulado en algún momento de tu existencia, en tu búsqueda del desmaquillante ideal, el más apropiado para tu delicada piel.

Y es que, aunque actualmente los productos naturales parezcan “estar de moda”, debes saber que siempre han formado parte de tratamientos de belleza desde antaño o incluso, afinando un poco más, desde la antigüedad.

aceite de coco para desmaquillar y cuidar la piel

En este sentido, la palabra cosmetología, se puede definir como el arte y estudio que ahonda en los usos de productos y cosméticos, cuya meta es alcanzar la mejora de nuestra apariencia externa, nuestra apariencia física.

De hecho, si nos remontamos al principio de los tiempos, el término cosmetología proviene del griego; por un lado kosmetos viene a significar belleza y por otra parte, logos, cuyo significado es tratado.

De este modo, se constituye algo así como “tratado de belleza”, datando desde tiempos prehistóricos, los primeros tratamientos de belleza naturales.

El uso de pigmentos extraídos de minerales mezclados con grasa animal utilizado durante la prehistoria, a modo de cosmético casero, nos remonta al inicio de este tipo de gestos, más rudimentarios, tan utilizados hoy en día y que se alejan, por lo tanto, de ser algo novedoso o actual.

Utilizar productos naturales, no es una moda pasajera

Queremos profundizar, ahondando en este tema tan interesante, para afirmar que efectivamente, incluir en tu rutina de belleza este tipo de cosmética casera no debe ser entendido como una moda, con un carácter pasajero, sino como una forma saludable, un estilo de vida, que se detiene en el cuidado de tu propio cuerpo.

En el cuidado de la piel confluyen muchos factores, entre los que destacan, la constancia y la dedicación. Como era de esperar, para cuidar tu piel como es debido, es necesario que cada día la mimes el tiempo que necesita.

Uno de los pasos más básicos y no por ello, poco relevante, es desmaquillar la piel del rostro, cuello y escote, siempre, sin excepciones.

Una vez más, volvemos la mirada hacia atrás para recordarte, la cantidad de veces que habrás escuchado eso de “no te acuestes, sin desmaquillarte antes, que salen arrugas”, por parte de tu madre o tu abuela.

Y es que no falla, ya que en esta frase, se esconden muchas verdades. Desmaquillar la piel, evita que se formen arrugas; esto, es totalmente cierto.

Por supuesto, te estarás preguntado por qué; la respuesta es que, no retirar el maquillaje de la piel, entre otros aspectos perjudiciales, puede obstruir los poros, aportar sequedad a los tejidos y por lo tanto, un cúmulo de consecuencias negativas que esto conlleva.

Una vez, hemos conseguido llegar a este punto e interiorizar lo negativo que es, no desmaquillar de una forma correcta la piel, ha llegado el momento de contarte cómo ponerte manos a la obra.

En esta ocasión, detenemos nuestra mirada en un producto que presume de ser 100 % natural y que será un excelente aliado como desmaquillante: el aceite de coco.

Sí, como podrás comprobar a lo largo del artículo, el aceite de coco también desmaquilla.

¡Allá vamos, toma nota!.

Te contamos todo lo que necesitar saber sobre este elixir: el aceite de coco

En la actualidad, el aceite de coco cuenta con un buen número de adeptas/os; esto no es de extrañar.

Este aceite se ha ganado un merecido puesto como producto cosmético, gracias a las garantías y cuidados que ofrece, tanto de forma externa, en el cuidado de la piel y el cabello, y de forma interna, mimando nuestro organismo como producto alimenticio.

Llegados a este preciso momento, queremos hacer un breve paréntesis para comentarte que junto con este elixir de la naturaleza, también existen otros aceites con poderes desmaquillantes. Puedes descubrirlos todos en el siguiente enlace: los mejores aceites desmaquillantes.

Tras esta pequeña pausa informativa, para continuar, queremos seguir ampliando conocimientos sobre este producto natural, ya que su carácter multiusos, simplemente, te enamorará.

¿Cual es el origen del aceite de coco?

Este elixir, se extrae mediante la presión en frío de la pulpa o carne del coco.

Antes de adquirir este aceite, debe cerciorarte muy bien, que no se trata un producto extraído en caliente.

Este tipo de extracciones requieren la ayuda de disolventes que influyen de forma directa en la calidad del mismo, perdiendo así gran parte de sus propiedades y cualidades.

Por si no lo sabías, el aceite de coco puro, es decir, de primera presión en frío, en un primer momento se muestra con una apariencia sólida, por debajo de una temperatura de 24 º.

Insistimos, cuando decimos en un primer momento, lo que queremos decir en realidad, es que tan sólo bastará con extraer una pequeña porción o nuez del aceite en su versión sólida, para que ésta pase a un estado líquido al entrar en contacto con el calor, un leve masaje o la fricción de nuestras manos.

Tras pasar de estado sólido, a un estado líquido, este aceite no perderá en absoluto ninguna de las grandes propiedades y beneficios que garantiza.

Los mejores motivos, por los que usar aceite de coco

Utilizar el aceite de coco para retirar el maquillaje de la piel, previa consulta con un especialista, puede llegar a ofrecernos grandes resultados.

En este sentido, queremos comenzar matizando este aspecto, ya que a pesar de todos los beneficios que nos puede aportar este elixir en la piel, hay que tener presente si es adecuado o no para nuestro tipo de piel.

Esta recomendación, no es exclusiva para el uso de este aceite.

Desde nuestra experiencia y a modo de consejo, nos resulta principal antes de realizar cualquier actividad de una forma casera, asegurarnos y cubrirnos la espalda, con la opinión de un experto.

Una vez que tengamos este paso previo muy claro, ahora sí, te contamos las mejores cualidades del aceite de coco:

  • Este elixir es un excelente producto limpiador, completamente natural, que nos ayudará a eliminar de una forma muy eficaz las células muertas, sin dañar la piel en absoluto.
  • Debido a su origen natural, el aceite de coco está exento de componentes agresivos, tóxicos o dañinos, para la piel y la salud.
  • Destaca la presencia de ácido laúrico en el aceite de coco. Esta gran noticia, nos aportará beneficios directamente en la piel, garantizando un carácter antibiótico y antimicrobiano. Por este motivo, será excelente para prevenir problemas en la piel, como el acné.
  •  Tras utilizar el aceite como desmaquillante, tu piel se mostrará mucho más elástica y nutrida, debido al gran número de vitaminas que contiene, (exactamente, vitamina B3, B6, B5 y vitamina E).
  • Aporta en la dermis un aspecto de apariencia satinada y un tono muy luminoso.
  • Su aplicación en pieles sensibles es muy apropiada, calmando incluso las irritaciones de las pieles más reactivas y delicadas.
  • Utilizado en el área del contorno de ojos, resultará igualmente idóneo, porque no ocasiona molestias, escozor o malestar en esta zona tan sensible y delicada.

Antes de continuar, queremos recomendarte que te asegures de la presencia de ácido laúrico en tu aceite de coco elegido, ya que de lo contrario éste no reunirá requisitos desinfectantes.

Para saber si el ácido laúrico ha sido eliminado, es muy sencillo. Si el aceite de coco, no cuenta con este componente se mostrará siempre líquido, incluso cuando las temperaturas son inferiores a 24 º.

¿Es recomendable utilizar el aceite de coco en todo tipo de pieles?

aceite de coco para desmaquillar la piel

Debido a su carácter oleoso, el aceite de coco cuenta con una densidad algo especial.

Por este motivo, te recomendamos que lo extiendas sobre todo en pieles que cuenten con una tendencia algo más seca o deshidratada.

Rico en vitamina E, será ideal para recuperar la elasticidad y la firmeza en las pieles secas, a modo de anti-arrugas.

Un truco muy extendido, es aplicarlo de forma exclusiva justo antes de irte a dormir, ya que puede dejar excedentes y una sensación un poco pringosa.

Conoce otros beneficios que el aceite de coco, puede hacer por ti y por tu piel

Para continuar hablándote de este codiciado aceite, es necesario que mencionemos otras de las virtudes que este producto nos ofrece.

Tal y como hemos insistido, una de sus usos es ser un buen aliado a la hora de retirar el maquillaje de nuestra piel, sin embargo este no es el único beneficio.

Además de ser un buen complemento para cuidar nuestra piel, el aceite de coco también es muy eficaz para tratar y mejorar otros aspectos que consideramos primordiales.

Sus propiedades (extras) más importantes son:

  • Su poder alimenticio: considerado un súper alimento por las múltiples cualidades medicinales que aporta a nuestro organismo, el aceite de coco es una herramienta muy efectiva para eliminar distintas afecciones como hongos, bacterias o infecciones.
  • Se trata de un gran componente antiageRico en vitamina E, en este elixir destacan sus beneficios antioxidantes, previniendo el envejecimiento prematuro de la piel. Gracias a sus proteínas, lograremos reparar los tejidos y conseguiremos estimular la salud celular.
  • Otro beneficio que aporta este producto natural es su actividad para restablecer el PH de la piel. En este proceso, lograremos eliminar la grasa, junto con el exceso de sebo, dejando nuestra dermis firme e hidratada.
  • En este regalo de la naturaleza, también encontrarás un magnífico protector frente a los rayos solares; su barrera o película protectora, consigue bloquear hasta un 20 % los rayos UVA. Sin embargo, te aconsejamos que no dejes de lado, el uso de un buen protector solar de 50 +.
  • Otro uso, que queremos aconsejarte, especialmente si tu pelo tiene tendencia al frizz o encrespado, es aplicar el aceite a modo de acabado final. Te recomendamos utilizar muy poca cantidad para evitar que aporte un exceso de grasa y siempre de medios a puntas.
  • Para nutrir e hidratar el cabello en profundidad, también resultará efectivo; su carácter reparador y revitalizante, lo protegerá y lo nutrirá desde el interior. Si quieres tratar la sequedad, lo mejor es dejarlo actuar toda la noche a modo de mascarilla. Por la mañana retira el producto, de la forma que sueles lavar tu cabello y…¡lista/o para presumir de cabello!.

Un pequeño consejo, o como se dice en términos de belleza, beauty tip, es utilizar el aceite de coco como crema de noche, aplicándolo justo antes de irnos a dormir. ¿Los resultados? simplemente espectaculares, conseguiremos que nuestra piel irradie luminosidad y además, conseguiremos reparar los tejidos dañados.

Aprende a desmaquillar tu piel con aceite de coco

Incluir en tu rutina un producto desmaquillante que sea idóneo, como hemos visto, es una acción principal para cuidar tu piel.

Junto con la correcta elección del producto ganador, otro aspecto casi igual de relevante, es aplicarlo de una forma correcta.

Ya sea por una falta de información o por una falta constante de tiempo, la importancia que contiene este gesto a veces se pasa por alto.

Otro punto importante, que debemos diferenciar y tener bien claro, es que limpiar la piel no es exactamente lo mismo que desmaquillarla. Estarás pensando que existen productos, como el agua micelar, que puede cumplir estas dos acciones en un solo paso y , de hecho, estás en lo cierto.

Sin embargo, te aconsejamos que le des la prioridad, el tiempo y el espacio que estos dos gestos merecen, por separado, así te asegurarás que tu piel queda limpia y sin restos de maquillaje.

Igualmente, compartimos contigo el siguiente enlace, donde puedes ampliar información y despejar tus dudas, entre limpiar o desmaquillar: ¿limpiar y desmaquillar es lo mismo?.

5 pasos para desmaquillar el rostro con aceite de coco

Antes de comenzar a utilizar este producto, dependiendo de la época o estación del año en la que nos encontremos, podrás observar que el aceite se muestra sólido o líquido.

Si tu producto se encuentra en su estado sólido, no debes preocuparte, ya que es normal que esto ocurra a partir de temperaturas inferiores a 24 º.

De lo contrario, si nos encontramos en una estación calurosa, es decir, con temperaturas superiores a 24 º,  enseguida podrás observar que el aceite se muestra con un aspecto líquido.

En el caso, de que el aceite de coco esté en su momento sólido, sólo tendrás que retirar una pequeña porción y con las yemas de tus dedos, masajearlo, hasta que éste quede completamente derretido.

Asegúrate, antes de calentar el aceite con tus manos, que las has lavado previamente con agua y jabón.

Una vez, tenemos estos aspectos bien claros, ha llegado el momento de la aplicación:

1. En primer lugar, colocaremos una pequeña cantidad de aceite líquido, en un disco de algodón.

2. Enseguida, masajearemos la piel de nuestro rostro a través de movimientos circulares, para ir disolviendo, de este modo, el maquillaje.

3. Continuaremos, prestando una especial atención al perímetro que se extiende en el contorno de ojos, ya que se trata de una zona muy delicada. Para retirar el maquillaje de esta zona tan sensible, continuaremos haciendo suaves movimientos circulares, hasta deshacer los restos de suciedad, sobre todo, insistiremos para retirar la máscara de pestañas.

4. Para seguir el proceso, continuaremos retirando el maquillaje con nuestro disco de algodón a lo largo del rostro. Te recomendamos comenzar por la frente y la nariz; continuar por las mejillas y los labios y finalizar retirando el maquillaje de la barbilla, el cuello y el escote.

5. Para finalizar, completaremos este proceso, añadiendo en un nuevo disco de algodón el tónico o agua micelar elegidos.

Si tras estos pasos, aún necesitas completar información sobre cómo retirar el maquillaje de una forma correcta y adecuada, en este enlace encontrarás todo lo que necesitas saber: cómo desmaquillar la piel correctamente.

Haz tu propio desmaquillante 100 % natural

No es de extrañar, que tras contarte todos los beneficios que garantiza el aceite de coco, te propongamos realizar desde casa un desmaquillante casero, cuyo protagonista principal sea este fantástico elixir.

Si desde hace un tiempo, te has ido sumando a esta corriente de realizar tu propia cosmética casera, esta receta que te proponemos enseguida, hallarás un merecido oasis para desmaquillar de una forma natural tu piel.

desmaquilla la piel con aceite de coco

En esta ocasión, también añadiremos de forma complementaria otro aceite muy beneficioso, el aceite de almendras.

Gracias a al alto contenido en esta receta, de ácidos grasos, no solo conseguiremos limpiar la piel y retirar los productos de maquillaje aplicados, sino que además, conseguiremos nutrirla e hidratarla en profundidad.

Por otro lado, este desmaquillante casero está especialmente indicado para pieles sensibles y delicadas, por lo que también podrás aplicarlo en la zona del contorno de ojos.

¡Ahora sí, manos a la obra!:

¿Qué ingredientes necesitaré?

  • 1 recipiente con una capacidad de 50 ml.
  • Aceite de coco orgánico / 25 ml.
  • Aceite de almendras dulces / 25 ml.

¿Qué pasos tengo que seguir?

1. En un primer lugar, comenzaremos a realizar nuestro desmaquillante casero, llenando el recipiente elegido, hasta un cuarto de su capacidad con la mitad de la cantidad de aceite de coco propuesto (es decir, aproximadamente 12,5 ml.).

2. Seguiremos con el proceso, repitiendo la misma acción, pero en este caso con el aceite de almendras dulces. De este modo, completarás la mitad del recipiente con una parte de aceite de coco y una parte de aceite de almendras.

3. A continuación, de nuevo, repetiremos estos dos pasos previos, es decir, volveremos a verter la cantidad de aceite de coco restante y enseguida, la otra mitad restante de aceite de almendras.

Para que quede bien claro, la idea es que haya dos partes de aceite de coco y dos partes de aceite de almendras dulces, intercaladas entre sí.

4. Tras obtener estas capas de los dos aceites, continuaremos removiendo muy bien la mezcla, ayudándonos de un utensilio que sea de madera. Te aconsejamos, que la varilla o utensilio utilizado no sea de metal.

5. Una vez hemos removido bien la mezcla de ambos aceites, es recomendable que lo dejes reposar en un lugar que se conserve fresco y seco.

6. Finalmente, nuestro desmaquillante casero estará listo para ser aplicado en el rostro, con la ayuda siempre, de unos discos de algodón.

Para finalizar, junto con esta receta casera que te proponemos, también te queremos contar que puedes realizar otro tipo de desmaquillantes, también caeros y naturales, con otro tipo de productos.

Si te encanta estar a la última en recetas naturales para desmaquillar la piel, en este enlace puedes obtener una amplia información. Es tan sencillo, como realizar un sólo click en el artículo: cómo hacer un desmaquillante casero.

Algunas recomendaciones extras

A lo largo de este artículo, hemos insistido en la importancia de usar este producto para retirar el maquillaje que utilizamos a diario.

Si te animas a incluir el aceite de coco en tu rutina, será una excelente idea, totalmente segura.

Sin embargo, como en la mayoría de los cosméticos que incluimos en nuestros procesos de belleza rutinarios, este aceite para ser totalmente adecuado también debe cumplir con una serie de requisitos.

El más relevante, es descartar aceites de coco que estén refinados.

La explicación ante esta negativa, es muy sencilla: no se aconseja utilizar aceite de coco refinado, ya que para realizar este proceso de refinado, se incluyen una gran cantidad de componentes, nada, absolutamente nada, recomendables.

Optar por un producto previamente refinado, es sinónimo de optar por un producto vació, sin nutrientes.

Más allá de la cosmética casera: la cosmética convencional también funciona

Como has podido comprobar la cosmética natural y casera, puede llegar a convertirse en un gran aliado si utilizamos los ingredientes naturales adecuados y seguimos los pasos recomendados.

Pero, no nos engañemos, en muchas ocasiones no contamos con tiempo para mirarnos si quiera en el espejo y tenemos que recurrir a los productos que encontramos en el mercado.

La gran cantidad de productos que podemos encontrar para desmaquillar nuestra piel, como sabemos, no siempre conlleva que sea un cosmético apropiado para nuestro tipo de piel.

Precisamente, a la hora de decantarte por un producto para desmaquilla la piel u otro, uno de los principales aspectos en los que debemos detenernos es este: ver qué desmaquillante, nos resultará más acertado, dependiendo siempre de cual sea nuestro tipo de piel.

Para despejar todas vuestras dudas, os proponemos la lectura de este artículo, ya que podréis encontrar los mejores productos para eliminar el maquillaje del mercado: los mejores desmaquillantes.

Los principales tipos de desmaquillantes

Tanto si tu piel tiene una tendencia grasa o cuentas con la piel más sensible del mundo, no te preocupes, porque hoy en día puedes encontrar grandes productos, que ofrecen grandes beneficios para ayudarte a desmaquillar tu dermis, sea como sea.

Sabemos que esta tarea, encontrar productos que cubran todos los requisitos y resultados deseados, en muchas ocasiones puede llegar una misión algo tediosa.

Por ello, para facilitarte un poco las cosas y ayudarte, por otra parte, a afinar un poco más en tu búsqueda te proponemos a continuación un listado con algunos de los tipos de desmaquillantes, que puedes encontrar en el mercado.

Como siempre, antes de comenzar, ampliamos información sobre este tema. Sólo tienes que hacer click en el siguiente enlace: tipos de productos que existen para desmaquillar.

Desmaquillantes al agua, o lo que es lo mismo, agua micelar

En este listado de desmaquillantes, algo más convencionales, queremos añadir en primer lugar un producto que, desde nuestra opinión, puede llegar a tu cumplir todas tus expectativas.

Por si aún no sabes de que se trata, estamos haciendo referencia al agua micelar.

Considerado un producto más que multiusos, podríamos definir el agua micelar como una solución limpiadora todoterreno, capaz de retirar incluso el maquillaje resistente al agua o waterproof.

Un aliado esencial de esta solución mágica, reside en su formulación: las micelas.

Las micelas, son en realidad, un grupo, un conjunto de moléculas que cuentan con unas capacidades muy especiales, consiguiendo transportar y conducir la suciedad a través del agua.

Esta actividad, logrará que en tu piel no quede ni rastro de la suciedad, que previamente estaba instalada en tu rostro. Pero aquí no queda la cosa.

Junto con la acción desmaquillante y limpiadora, con la que goza el agua micelar, entre sus beneficios también destaca su acción tonificante.

En este sentido, se podría decir, que estamos ante una solución tres en uno, que logrará limpiar, desmaquillar y además, tonificar nuestra dermis.

Los beneficios de los bálsamos limpiadores

Una de las primeras cualidades que podemos advertir en este tipo de desmaquillantes es su textura, mucho más densa.

De hecho, en un primer lugar, los bálsamos suelen ser algo así como una especie de manteca, que de derrite fácilmente cuando entra en contacto con el calor y la fricción de las yemas de los dedos.

A pesar de que la sensación que aporta este tipo de desmaquillantes es muy agradable, a la hora de decantarte por este tipo de productos, debes saber que su precio suele ser un poco más elevado.

Aun así, si decides apostar por esta válida opción, te aconsejamos que tu producto desmaquillante sea no-comedogénico, para evitar así que éste aporte puntos negros, saturando de una forma excesiva los poros de tu dermis.

Para ayudarte en la búsqueda del mejor bálsamo, te proporcionamos en este enlace un selecto listado. Un sólo click en el artículo que incluimos a continuación, será suficiente: los mejores bálsamos desmaquillantes.

aceite de coco para desmaquillar

Aprende la diferencia entre leches, lociones o espumas limpiadoras

Seguimos nuestro camino, para lograr limpiar el maquillaje de nuestra piel, con los mejores productos. En este caso, detenemos nuestra mirada en una variedad que cuenta con bastantes seguidoras/es: las leches o lociones limpiadoras.

Antes de continuar, queremos adelantarte las mejores lociones que puedes encontrar en el mercado. Sólo tienes que dedicar unos minutos a la lectura de este artículo: las mejores leches desmaquillantes.

En las lociones y leches limpiadoras, puedes encontrar grandes beneficios, ya que este tipo de desmquillantes suelen contar con varias opciones, en función de tu tipo de piel.

Desde nuestra opinión, tanto las leches como las lociones, suelen ser muy eficaces en dermis que cuentan con una sequedad visible.

Es decir, si tu piel tiene tendencia a estar agrietada e irritada, con una sensación de tirantez constante, en este tipo de desmaquillantes encontrarás un buen refugio.

Tras su aplicación, enseguida notarás como tu piel está más nutrida, reduciendo la desagradables sensaciones, producidas por la sequedad.

Por otra parte, si de lo contrario, tu piel es excesivamente grasa, también tenemos la solución.

Un tipo de desmaquillante, muy utilizado en este tipo de pieles, es el formato espuma. Su textura ligera y vaporosa, resultará muy efectiva para mantener controlado el exceso de sebo, tan común en las pieles grasas.

Como resultado, notaremos como los poros se muestran menos dilatados y el tono general de la piel, mucho más unificado.

Desmaquillantes con base oleosa

Si eres de las/os que suele utilizar a diario un maquillaje que sea resistente a absolutamente todo, estás de suerte, ya que los desmaquillantes con base al aceite agilizarán tu tarea de limpieza.

Cabe mencionar, que de una forma específica, esta opción cuentan con garantías para retirar visiblemente, incluso el maquillaje más persistente o waterproof.

Sin embargo, debido a su textura aceitosa (precisamente, por que en su base, el componente principal es el aceite) son muchas/os los que deciden descartar de una forma rotunda esta opción.

Esto es un tremendo error, ya que te comentamos que puedes encontrar en el mercado diferentes tipos de desmaquillantes con base oleosa, aptos para distintos tipo de pieles, incluso para pieles grasas.

Para eliminar el maquillaje, gracias a los aceites incluidos, conseguiremos deshacernos de los restos y excedentes, sin realizar grandes esfuerzos y sin dañar lo más mínimo la piel de nuestro rostro.

¿En qué se diferencian los desmaquillantes bifásicos?

Si tu día a día, te reclama que incluyas productos que sean multiusos, de nuevo te proporcionamos una opción que ofrece múltiples garantías: los desmaquillantes bifásicos.

Estos desmaquillantes, reciben este particular nombre, bifásico, por su cualidad de contar con dos partes: una parte visible de aceite y por otro lado, una parte visible de agua.

La clave principal de este tipo de desmaquillantes, es que para que actúen y ofrezcan los resultados ansiados, debemos unir ambas partes.

¿Cómo? de una forma muy sencilla: agitando el envase, hasta que las dos partes hayan quedado unificadas en una sola.

Para facilitarnos la tarea, este tipo de productos suele contar con un envase transparente, así podremos continuar agitando el producto hasta ver que las dos partes han quedado mezcladas.

Además, otro dato con el que debes contar, es que en muchas ocasiones las dos partes, tanto la aceite como la de agua, suelen tener colores distintos. Esto también resultará de gran ayuda, para cerciorarnos de que han quedado bien mezcladas.

Los mejores, los puedes encontrar todos en este artículo, clicando en el enlace: los mejores desmaquillantes bifásicos.

Suma beneficios en tu piel, siguiendo un estilo de vida saludable

Para finalizar con nuestro artículo, no queremos dejar de lado una serie de puntos que sumarán y multiplicarán los beneficios, en lo que respecta al cuidado de tu piel.

En este sentido, queremos comenzar afirmando que menos, siempre es más.

Tras este gran dicho popular, en realidad, lo que queremos destacar es que para cuidar, desmaquillar tu piel, no debes centrarte en utilizar una gran cantidad de productos, sino más bien, que éstos cuenten con una formulación, unas calidades apropiadas.

Un pequeño consejo, es decantarse siempre por productos que no cuenten con una excesiva cantidad de ingredientes, sino que éstos cumplan con tres aspectos principales: que se trate de ingredientes naturales; que estos componentes cuenten con una eficacia demostrada y por último, que sean una de calidad excelente.

Otro aspecto destacado, que hemos tratado anteriormente, es alejarte de químicos nocivos debido a su carácter perjudicial.

Llenar tu neceser, de productos que contengan formulaciones de dudosa calidad, no reportará ningún tipo de beneficio a tu salud, tu piel, ni…a tu bolsillo.

Apuesta por cosméticos que cuenten con ingredientes certificados, de calidad.

Cuida tu piel por dentro y por fuera, siempre de una forma respetuosa y saludable.

cuida tu piel y desmaquilla con aceite de coco

Nos vemos en el próximo artículo, ¡cuídate mucho! 🙂

También te puede interesar